Bolsa, mercados y cotizaciones

Dos reinas del dividendo, Engie y Eni, menguan su pago para ser rentables

Engie y Eni están consideradas, por definición, dos históricas del dividendo en Europa. Este año sus caminos han vuelto a cruzarse porque será el último en el que su retribución a los accionistas crezca. Ambas se han visto obligadas a reducir sus pagos para hacer de ellos algo sostenible para las compañías en un futuro.

En cualquier caso, hasta la fecha, su dividendo se coloca entre los seis más rentables de todo el EuroStoxx 50, dentro de una clasificación que lidera claramente Engie. La antigua GDF Suez, controlada en su mayor parte por el Estado francés, ofrece la segunda retribución más rentable del selectivo comunitario, gracias al 7% estimado para 2016. Sólo la francesa Vivendi se sitúa por delante, gracias a una rentabilidad 20 décimas superior. La petrolera Eni ostenta, por su parte, el sexto pago más atractivo para los inversores, con un retorno del 6 %, según Bloomberg.

El recorte del dividendo

Es el punto de inflexión que han protagonizado ambas firmas a comienzos de este año. Los inversores han penalizado a Engie en bolsa después de que anunciara a comienzos de año un recorte de su dividendo para hacerlo, básicamente, sostenible. Una medida que fue bien acogida por casas de análisis como JP Morgan, que entendían lógica esta decisión después del cambio de modelo de la compañía. Básicamente, Engie acometió importantes desinversiones en el terreno del gas natural para pasar a volcarse en la generación de energías verdes. Esto provocó pérdidas de 4.700 millones de euros el año pasado, aunque se espera que roce un beneficio neto de 2.700 millones en 2018. No obstante, el hecho de que la compañía decidiera quebrantar la magia del dividendo de las firmas energéticas, le ha restado atractivo y cae en el año un 12%, frente al retroceso de su sectorial del 5%. Los expertos de Bloomberg estiman que la rentabilidad del dividendo de la energética mermará un 13% durante el próximo trienio.

En cualquier caso, su próximo pago, previsto para el 14 de octubre, repartirá 0,5 euros por acción, con una rentabilidad del 3,5%. Engie es, además, estrategia de elMonitor, herramienta de inversión de Ecotrader, en el que repercute unas pérdidas del 12% desde su entrada en cartera el 25 de noviembre del año pasado.

La petrolera Eni fue la primera de toda una lista de firmas del sector en anunciar una caída de la retribución al accionista ante el desplome del precio del crudo. La italiana anunció el pasado mes de marzo un recorte del 30% de sus pagos con cargo a 2015, además de la supresión de su programa de recompra de acciones de 6.000 millones de euros.

Según Bloomberg, la rentabilidad de su dividendo será un 10% inferior dentro de tres años. Y esto también lo está pagando en bolsa. Sólo hay tres firmas del sector de petróleo y gas en negativo en el año y Eni es una de ellas -al ceder un 1,6%- frente a las ganancias del 9% del sectorial.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0