Bolsa, mercados y cotizaciones

FCC tiene futuro en bolsa para dejar de ser 'el último de la fila' del Ibex 35

El caso de FCC es el de la compañía con la peor recomendación del Ibex. Se encuentra inmersa en un proceso de reestructuración debido a la gran deuda que sostiene sobre sus hombros -5,42 veces superior al ebitda-. Carlos Slim, al controlar más del 30% del capital social -casi un 33-, ha tenido que lanzar una opa obligatoria -aprobada el pasado miércoles por parte de la CNMV- que está rodeada de incertidumbre sobre su resultado, ya que es casi seguro que grandes accionistas, como Esther Koplowitz, que controla aún un 20% de las acciones, no le venda su parte, por lo que seguirá cotizando en bolsa. Esther Koplowitz transfiere un 2,49% de FCC a Slim tras el visto bueno de la CNMV a la OPA.

Aun así, su continuidad en el Ibex 35 corre peligro por su baja negociación, aunque le salva su capitalización de 2.875 millones, superior a los 1.400 con los que salió OHL o los 900 millones con los que también fue expulsada Sacyr. El requisito del Ibex es capitalizar un mínimo del 0,3% de todo el índice.

El consenso de mercado recomienda tajantemente vender. De hecho, tres de cada cuatro analistas de FactSet aconsejan vender o mantener y no son muy optimistas con el porvenir del precio por acción de FCC, congelado desde que el mexicano anunciara lo que iba a ofertar.

Puesto que la opa de Slim establece el precio de la acción en 7,6 euros, la media de firmas de inversión lo estima en 7,55 euros, mientras que ayer cerró la sesión en los 7,59 euros. FCC es la única compañía del índice que no ofrece potencial.

Pero como en todo río, también hay salmones, acostumbrados a nadar contra la corriente. Algunos analistas del mercado, como los de Santander, Mirabaud y JB recomiendan comprar, ya que puede no cubrirse la opa y quedar una parte de las acciones cotizando de manera alcista.

Una fuente del mercado señala por una parte, que "puede no acudir mucha gente a la opa" y siendo así considera que "la fortaleza del capital de Slim y las buenas expectativas del negocio del agua hacen ciertamente atractiva la compra de acciones de la compañía a medio plazo". Por todo esto le calcula un potencial alcista superior al 6%.

Desde una boutique financiera, se cree que el precio de la oferta de Slim es considerablemente inferior al valor real de la acción, por lo que sostiene que muchos accionistas, como pueden ser los más veteranos y los pequeños inversores, no venderán su parte. Por ello, espera que una parte importante del pastel accionarial siga cotizando y aumente su valor, con un potencial alcista del 18,7%, según esta fuente.

En este contexto, señala que ni el empresario estaría interesado en que se cubra la opa, ya que cuantos más inversores acudan "más dinero tendrá que desembolsar.2 "Él cumple perfectamente con la Ley de opas española, ya que el precio mínimo que se le exige es de 7,01 euros por acción". El plazo máximo para acudir es de 15 días naturales a partir del pasado miércoles, por lo que el 14 de julio es el último día para que los accionistas vendan.

En esta misma línea se encuentra Renta 4, la cual estima que el precio objetivo de la acción es de 8 euros. Sostienen que FCC mejorará su valor gracias a sus activos en renovables y al negocio de las concesiones. Además, valoran muy positivamente su nuevo plan estratégico basado en una mejora operativa y financiera y en sus buenos márgenes de beneficios, que le permitirá reducir su mayor lastre, la enorme deuda que sostiene.

La más cara del sector

El PER -veces que se recoge el beneficio de la empresa en el precio de la acción- de la compañía es de 26,8 veces, un 40 por ciento superior al de Acciona, un 168 al de ACS y un 4,2 por ciento superior al de Ferrovial, por lo que se encuentra muy por encima de la media del sector.

También está mucho más cara que OHL -un 300%-, aunque esto viene dado por el desplome del precio de la acción de la empresa de Villar Mir, recientemente expulsada del Ibex por no cumplir los requisitos mínimos de capitalización.

En febrero presentó los últimos resultados -cuarto trimestre de 2015 y anuales de ese mismo año-, reportando una pérdida de más de 46 millones. Ahora, la previsión para 2016 es de un beneficio de 105 millones, aunque en el primer trimestre ya han presentado pérdidas por valor de 16,7 millones de euros.

El año pasado cerró con unos ingresos de 6.500 millones, un 2,2% superior a los de 2014. Para este año está previsto que la cifra ascienda un 1,06%.

Con Slim ya controlando el Consejo con sus ocho miembros, ha firmado su primer proyecto, un gasoducto al norte de México presupuestado en 250 millones de dólares.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

periodismo imparcial
A Favor
En Contra

Sois la ostia... proponéis a Slim como voto positivo en portada cuando se va a hacer con una empresa española... palmeros de los poderosos.

Puntuación 2
#1