Bolsa, mercados y cotizaciones

Buffett, optimista: "El ganso de los huevos de oro seguirá poniendo más y de mayor tamaño"

  • Arremetió contra Wall Street por dejarse camelar por algunos resultado
  • Acusa a los candidatos presidenciales de estar "terriblemente equivocados"
El Oráculo de Omaha, Warren Buffett. Archivo

Los feligreses de esa religión capitalista que responde al Oráculo de Omaha han escudriñado durante las últimas 48 horas la misiva de Warren Buffett, dueño de Berkshire Hathaway, quien en 31 suculentas páginas defendió sus inversiones, respaldó a sus polémicos compañeros de viaje, tachó de pesimistas a los aspirantes a la Casa Blanca, arremetió contra Wall Street y dijo "no estar preparado para Tinder", conservando así su celibato por lo que respecta a invertir en unicornios y compañías fruto de la web 2.0.

Al fin y al cabo su estricto decálogo fiel a la vieja escuela logró que los beneficios de su conglomerado financiero crecieran un 21% en 2015. Esta efervescente cifra estuvo macerada por la extraña mezcla del queso crema y el ketchup, ya que la fusión entre Kraft Foods y H. J. Heinz, de la que Berkshire posee un 27% de la compañía resultante, contó con unas ventas envidiables de 27.000 millones de dólares.

De ahí los 24.000 millones de dólares en beneficios amasados por este octogenario y sus pupilos. Si dejásemos de lado el empuje único derivado de dicha operación, el beneficio anual ascendió hasta los 17.400 millones de dólares sobre unos ingresos que alcanzaron los 211.000 millones de dólares.

Optimismo y críticas electorales

Unos resultados que invitaron al optimismo de Buffett, no sólo sobre el reinado que regenta sino sobre el futuro de la economía estadounidense. "Durante 240 años ha sido un error terrible apostar contra América y ahora no es el momento de comenzar", dijo en su carta anual a sus inversores. "El ganso de los huevos de oro del comercio y la innovación continuará poniendo aún más huevos y de mayor tamaño", matizó.

En este sentido uno de los hombres más ricos del planeta acusó a los candidatos presidenciales a este lado del Atlántico de estar "terriblemente equivocados", ya que los recién nacidos en EEUU en estos momentos son la "prole con más suerte de la historia". "Es un año electoral"justificó al hacer referencia a los aspirantes a la Casa Blanca, que "no pueden parar de hablar de los problemas de nuestro país, generando un sentimiento negativo que hace pensar que nuestros hijos no vivirán tan bien como lo hacemos nosotros".

Dicho esto, los escollos seguirán a la orden del día. Pese a que la economía a repartirse por próximas generaciones será mayor que la actual, "como ocurre en la actualidad, habrá problemas relacionados con el incremento en la producción de bienes y servicios".

Criticó al Congreso, que seguirá siendo "un campo de batalla donde el dinero y los votos servirán de munición" y los lobbies seguirán siendo una "industria en crecimiento".

Duro con Wall Street

Fue curioso como Buffett aprovechó para echar un rapapolvo a Wall Street por "dejarse camelar" por algunos resultados financieros. Al respecto, metió el dedo en la llaga en la mala costumbre de muchas compañías de ajustar sus beneficios. "Si las compensaciones no son un gasto, ¿qué son?", se preguntó. Y si gastos reales y recurrentes no se incluyen en el cálculo de los beneficios, ¿dónde deben incluirse? De esta forma, el inversor criticó "a los analistas que forman parte de esta farsa, al repetir cifras falseadas que ignoran las compensaciones y que son suministradas por los gestores".

Buffett también tuvo que hacer acto de conciencia. Su socio en las operaciones que comprenden Kraft Heinz Co y la matriz de Burger King, Restaurant Brands International, la firma de capital brasileña, 3G Capital, ha sido criticado por sus formas de operar, recortando gastos, empleos e imponiendo nuevos gestores.

"Jorge Paulo y sus socios no pueden ser mejores socios", dijo al referirse al fundador de 3G Capital, al defender "los distintos caminos" empleados por la entidad para gestionar grandes empresas. Y dejó a sus fervientes seguidores con la miel en la boca sobre cuál será su próxima compra. Explicó que tras su adquisición de Precision Castparts, Berkshire posee 101 y un cuarto de compañías que si fueran negocios independientes formarían parte de la lista Fortune de las 500 empresas más grandes de EEUU.

"El cuarto es nuestro 27% en Kraft Heinz", bromeó el inversor, quien dijo que el 98% de los gigantes empresariales americanos tienen línea directa con sus gestores.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

walter
A Favor
En Contra

Lo veo dificil, en todo caso será la gansa la que pondrá huevos...

Puntuación 3
#1
Ernesto
A Favor
En Contra

Este hombre es un yonqui del dinero. Debería estar en tratamiento psiquiátrico.

Puntuación -29
#2
At home
A Favor
En Contra

Y tú, para qué quieres más huevos de ganso?

Puntuación 1
#3