Bolsa, mercados y cotizaciones

Incluso las predicciones mas bajistas dibujan un futuro alcista para la renta variable europea

  • Los estrategas prevén un rebote del 23% para el Stoxx 600 este año
Getty

Estos días de pánico vividos en la renta variable europea han provocado que muchos inversores se hayan deshecho de sus acciones al mayor ritmo registrado en los últimos meses en los parqués europeos. El desplome del crudo, China, el miedo a una recesión mundial, muchos han sido los factores que han arrancado los títulos de las manos de sus propietarios. Papel mojado en medio de la tormenta bursátil.

En medio de esta estampida de ventas muchos estrategas han sabido mantenerse firmes contra el empuje de la corriente agarrándose a las escasas noticias positivas que se mantuvieron a flote en el torrente de información catastrofista que inundó la prensa, redes sociales y mentideros estos primeros compases de año.

Al final, como siempre, la calma ha llegado después de la tempestad. Según recoge Bloomberg, la previsión media del mercado ve ahora a Europa -al Stoxx Europe 600 Index- cerrando el año con un crecimiento del 23% desde el valor de cierre del pasado viernes.

De hecho, UBS Group AG sostiene, a pesar del recorte en sus perspectivas de cierre de año, que el rally alcista llevará al índice europeo a ganar un 28%. "Nuestra predicción empezaba a ser una auténtica chaladura", explica Karen Olney, jefa de estrategia en renta variable de UBS, quién estuvo detrás de la decisión del banco de reducir su estimación para el Stoxx 600 hasta los 400 puntos desde los 435 que esperaban antes de las jornadas de ventas de estos dos primeros meses de 2016.

"Ahora mismo nos encontramos en una situación en la que la posibilidad de una nueva caída preocupa mucho menos que el riesgo asumible esperando alzas. Los inversores pueden sentirse realmente enfermos viendo la actual situación de los mercados, pero no durará para siempre", añade Karen.

Lo cierto es que la oleada de ventas de este año ha sorprendió incluso a los estrategas más pesimistas, lo que ha provocado que todos los bancos menos uno hayan reducido la meta del Stoxx 600 para el 2016. Así, la estimación de los grandes bancos deja el índice en torno a los 384 puntos para diciembre, lo que supondría un aumento anual del 5%. Por debajo de las estimaciones para el Standard & Poor 500, del que los inversores esperan que crezca un 6,1%.

"El Banco Central Europeo va a reforzar la confianza en el sector bancario, el petróleo se recuperará y los beneficios se dispararán un 8% este año", dijo Olney. La experta en renta variable es una de las analistas que prevén un futuro más "bullish" para el Stoxx 600 este 2016. Su estimación de beneficios es más del doble de la proyección media de ganancias que recoge Bloomberg, y eso después de haber reducido su previsión a la mitad desde noviembre. Las acciones del Stoxx 600 se negocian, basándonos en el PER (Price Earning Ratio), cerca de sus niveles más baratos desde 2013.

Además, las ventas de estos días han borrado 326.000 millones de euros de los bancos cotizados en el Stoxx 600, lo que ha llevado a la banca a perder la primera posición como el sector más influyente en el índice por primera vez desde 2012. Las empresas del sector sanitario ocupan ahora esa primera plaza.

En la actualidad, la banca es responsable de aproximadamente el 12% del indicador, frente al 15% que representaba en octubre de 2014. El sector sanitario registrará con este cambio una ganancia del 10% este año, aproximadamente el doble que los bancos.

Jasper Lawler de CMC Markets Plc se encuentra entre los analistas más cautelosos, los que ven un mercado mas "bearish" que "bullish" resistiéndose así a pronosticar un rebote tan fuerte. "Es cierto que el estímulo del BCE ayudó a que el Stoxx 600 subiera hasta un 21% el año pasado, pero dudo de la eficacia de tales medidas en el futuro", argumenta Jasper Lawler.

"La razón principal por la que los mercados europeos obtuvieron buenos resultados fue la política de los bancos centrales, una ilusión que ya se ha desvanecido. Estas medidas no tendrán, simplemente, el efecto deseado nunca más", explica.

Por su parte, Societe Generale no ha movido el objetivo para el Stoxx 600 en todo el año, lo que le ha valido para ser el banco más "bullish" con una proyección de ganancias del 36% desde el último cierre del viernes. Su pronóstico pondría al índice europeo por encima de su máximo históricos alcanzado en abril.

"Existe, en mi opinión, un equívoco masivo sobre la recuperación económica en Europa", advierte Charles de Boissezon, co-director de estrategia de renta variable europea en el banco de París. "Las acciones de los bancos centrales han provocado una seguida recuperación de los mercados, y existe un riesgo real de que nos quedemos cortos con dichas actuaciones", cerró.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

Usuario validado en elEconomista.es
phanton
A Favor
En Contra

1/ No me creo que acabemos el año como lo pintáis ni de coña.

2/ Si recuperáramos un 25% al final del año desde el viernes pasado, terminaríamos el año neutros nada de "muy alcista".

Puntuación 21
#1
colega
A Favor
En Contra

todo lo que no sea 12000 de ibex es un fracaso aunque no para todos. la bolsa esta manipulada de arriba a abajo

Puntuación 8
#2
nuncabajista
A Favor
En Contra

Alcista dice...

xDDDDDDD

Puntuación 2
#3