Bolsa, mercados y cotizaciones

Citigroup y JP Morgan: 'inmunes' a un retraso en la subida de tipos

No hay duda de que las entidades financieras norteamericanas serían los principales beneficiadas si la Reserva Federal decide finalmente subir los tipos de interés como pretende. Sin embargo, el aplazamiento de la decisión, por ahora, apenas les ha propiciado un efecto negativo, al menos a dos de los bancos más grandes del mundo: Citigroup y JP Morgan

La publicación de las actas de la Reserva Federal el pasado 19 de agosto disipó cualquier posibilidad de una subida de tipos. La Fed reconoció que las condiciones para que esto se produzca están cerca, pero por ahora el 66% de los analistas consultados por Bloomberg espera que la institución presidida por Janet Yellen mantenga los tipos en la reunión prevista para el 16 y 17 de septiembre. No obstante, casi la mitad ve más probable que la subida se produzca en octubre. Los bancos serían los principales afectados si Yellen decide tomar esta decisión. Sin embargo, el aplazamiento apenas les ha perjudicado.

Las previsiones de beneficios de ambas entidades no han variado mucho tras cambiar de opinión el mercado sobre la subida de tipos. Las cuentas de Citigroup son las que menos cambios muestran. Los analistas estimaban el 19 de agosto que el banco lograría 17.787 millones de dólares en 2016. Ahora, la previsión se ha reducido a 17.762 millones, lo que supone una pérdida mínima del 0,13% para el banco. A pesar de la revisión a la baja, las estimaciones de las firmas de análisis siguen siendo mejores que a principios de año, cuando cifraban las ganancias de Citi en 17.210 millones de dólares.

Los beneficios del banco aumentarán en 2017. El consenso de mercado que recoge FactSet fija las ganancias en 18.511 millones de dólares, un 0, 32% menos que los 18.571 millones estimados antes de la publicación de las actas.

El cambio resulta tan imperceptible que las firmas de análisis ni siquiera consideran el aplazamiento de tipos como un riesgo para el banco. Société Generale señala como principales amenazas la "rápida reducción del gasto del consumidor y su impacto en negocio de las tarjetas y una rápida recuperación de las economías emergentes". Por el contrario, ve cada vez menos riesgos en "un fuerte aumento en la volatilidad de las divisas de los mercados emergentes, acompañada por una reducción del crecimiento económico de estos mercados". La firma francesa tampoco muestra una gran preocupación por una potencial desaceleración en la recuperación de la economía estadounidense.

Algo más trastocadas han quedado las previsiones para JP Morgan. Antes de la publicación de las actas, el consenso de mercado que recoge FactSet confiaba en que la entidad registrará 25.902 millones de dólares en 2016. Hoy, la estimación se queda en 25.792 millones, por lo que perdería un 0,42%.

La repercusión del aplazamiento de la subida de tipos se nota más en las estimaciones para 2017. Según los últimos datos de FactSet, JP Morgan ingresaría 26.988 millones de dólares para entonces; el 19 de agosto los beneficios eran de 27.214 millones, un 0,8% más.

La actuación de Yanet Jallen podría pasar factura a la larga a las cuentas de JP Morgan. Así lo cree Société Generale, que augura un impacto severo "si la recuperación macroeconómica en Estados Unidos tropieza, los tipos de interés permanecen bajos por más tiempo de los actualmente anticipado y los ingresos por servicios de fixed income, currencies y commodities se reducen drásticamente".

JP Morgan supera por beneficios a Citigroup, aunque por PER (veces en las que el beneficio está recogido dentro del precio de la acción) se impone la segunda. El PER de Citi se coloca este año en las 9,5 veces; el de JP Morgan, en las 11 veces. Por tanto, un accionista tardaría menos en recuperar lo invertido en Citigroup que en JP Morgan. Las firmas de análisis prevén una normalización del PER de ambas para los próximos años.

Las dos entidades son estrategia de elMonitor desde este 2015. JP Morgan se incorporó a la estrategia el 7 de enero y desde entonces acumula una rentabilidad del 4,16%. Citigroup se unió a la herramienta el 24 de agosto, tras el crash chino, y suma una rentabilidad del 3,06%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud