Bolsa, mercados y cotizaciones

El bono alemán vive su peor racha en cuatro años y provoca pérdidas del 3%

  • En nueve sesiones ha borrado las ganancias conseguidas en tres meses

El día que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, anunció el programa billonario de compra de deuda pública, la rentabilidad del bono alemán empezó a profundizar hasta niveles nunca vistos. Tanto como que hasta el tramo a 8 años llegó a ofrecer rentabilidades negativas. En mercados, los inversores se miraban unos a otros preguntándose cuándo acabaría ese rally, con el recuerdo de la burbuja de 2007 todavía muy presente. Finalmente llegó la vuelta que todos temían hace dos semanas y este lunes se culminó con la pérdida de todo lo ganado desde que Draghi anunciara el QE. En nueve sesiones, los inversores en bonos alemanes han perdido todo lo conseguido durante los últimos tres meses y medio, un movimiento muy brusco para un activo refugio que no acostumbra a sufrir estos episodios de volatilidad. Desde los máximos del año, marcados el 20 de abril, el Bund deja unas pérdidas del 3,6%, o lo que es lo mismo, antes exigían una rentabilidad del 0,075%, y este lunes subió hasta el 0,45%.

La recuperación de las expectativas de inflación y los comentarios de algunos grandes gestores de renta fija, como el gurú Bill Gross, que la semana pasada advirtió que la oportunidad bajista del Bund era mejor que la de la libra de 1993 (cuando George Soros venció al Banco de Inglaterra) provocó una auténtica oleada de ventas. El bono alemán acumuló este lunes su sexto día consecutivo de subida de la rentabilidad (caída de precio), su peor racha desde noviembre de 2011, cuando la eurozona vivía los peores meses de la divisa común.

Esta corrección era inevitable, los gestores lo sabían y simplemente esperaban a que ocurriese. ¿Es este el fin del rally de la deuda europea? Esa es la gran duda de los inversores: volver a comprar ahora a estos precios o esperar más. Los expertos tienen dudas. "Es pronto para concluir que la reciente venta de Bunds es el inicio de una fuerte subida en las rentabilidades europeas", explica el equipo de Barclays, "nosotros estamos más inclinados a interpretarlo como una corrección saludable", añade.

"No es la primera vez que el mercado intenta un cambio de tendencia de forma infructuosa, aunque en algún momento los inversores deben valorar el equilibrio entre el riesgo asumido y la rentabilidad buscada", explica José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi. Una apuesta bajista en el Bund supondría que el inversor acepta ponerse en contra del BCE, ya que la entidad sigue inyectando 60.000 millones cada mes al mercado de deuda, por lo que la demanda de bonos seguirá ahí.

Un tercio de los beneficios

El repunte del Bund se ha cobrado otra víctima: los fondos de renta fija europea. El impacto ha sido tal, que sólo un 3% de los fondos que pone el foco en la deuda pública del Viejo Continente escapa de las pérdidas en la última semana -y por poco-. Mientras una minoría consigue mantenerse en positivo a duras penas, el resto se deja de media un 0,81% en sólo una semana (algunos incluso llegan registrar pérdidas superiores al 1,5% durante este periodo, ver gráfico).

Suficiente para borrar prácticamente un tercio de las ganancias conseguidas por estos productos en lo que va de año. Ahora, de media, las carteras de los fondos de deuda pública europea ganan de media un 2,2%. Todavía casi un punto más de rentabilidad de lo que consiguen los fondos de deuda corporativa europea en este ejercicio, que suman un 1,37%.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

juanlu
A Favor
En Contra

¿peor para quién?

Puntuación 4
#1
jump
A Favor
En Contra

bueno, pero españa está creciando, estamos en la senda y en la racha. y como nosotros estamos así a los otros les dan por saco.

Puntuación -3
#2
MAR BíLTICO
A Favor
En Contra

Una buena pregunta, Juanlu. Hagamos numeritos. La deuda total del Bund (gobierno central) es de 1,2 billón y destruye deuda por un 2,5% anual. Esta destrucción es en deuda a 30 años y, si sobra aún capital, en deuda a 10 y 5 años ( menos 9 MM y menos 8 MM para 2015). Pero aumenta en 4 MM a dos años porque es deuda que la banca alemana quiere comprar y los seguros tienen que comprar, en total 56 MM pero el promedio de años pasados era de 60 MM. Desde 2012, el Estado tiene superávit estructural y no emite nueva deuda, sólo ajustes y renovaciones. Los districtos (No hay municipios, provincias ni delegaciones) y la S.S. tienen reservas hasta el techo. De los 16 Estados federales, 11 con déficit cero y de ellos, cuatro con superávit. Y el gobierno central se rompe la cabeza cómo puede repartir mejor el superávit para este año. La tendencia es mejorar la financiación de los distritos y estados federales más pobres, es decir, los medios ya no se quieren repartir tipo regadera, es decir, para todos un poco sino que para pocos, mucho. En total, el Bund quiere reducir deuda al 61,5% hasta finales de 2019 (y pienso que es demasiado prudente).

Y ahora el famoso QE. Del 1,2 billón, el 60% está en la caja fuerte de los bancos centrales, de inversión y de los fondos de pensión. Quedan 480 MM en el secundario. Si le quitamos deuda a 6 y 12 meses y las compras del Bundesbank por 50 MM (aparte de las compras por QE) quedan en el secundario unos 390 MM. Ahora bien, un banco central puede comprar su deuda observando las limitaciones ( -0,2%, máximo 25% de una emisión, máximo 33% de un emisor) queda para el Bundesbank un máximo de compra de unos 200 MM mientras que, por su capital en el BCE, es de 300 MM permitidos. De las nuevas renovaciones, el Tesoro arroja sólo un 17% al mercado secundario y, del 17% al 25% de compra permitda (10 y 5 años) son muchos miles de millones de falta de oferta. Con razón entonces que el BCE (El BCE y no el Bundesbank) anda desesperado por el mundo queriendo comprar deuda alemana a toda costa y a cualquier precio. Pero también que tanto Draghi como Lagarde dicen ("con la boca pequeña") que Alemania podría invertir más. Si, claro...

Puntuación 4
#3
yomismo
A Favor
En Contra

Una vez que han embarcado a todos los pardillos, le suelen pegar el viaje para abajo...

Nada nuevo bajo el sol!!!

Puntuación 3
#4
cara o cruz
A Favor
En Contra

Esta subida arranco en 112 y puede volver al origen con alguna tonteria que se inventen para desinflar la burbuja de bonos.

Puntuación 1
#5
juselin
A Favor
En Contra

Una gran noticia desde todos los puntos:

a) Alemania también sufre los efectos de las primas de riesgo; que chupen su propia medicina y equilibren sus balanzas a pulmón, y no a costa de la rentabilidad de los bonos periféricos.

b) El inversor prudente empieza a ver horizonte; con rentabilidades por encima de la inflación vuelve a ser atractiva la renta fija.

c) Que paren ya los trasvases de ahorro tradicional hacia fondos de inversión de renta variable; los tiburones de siempre siguen hinchando cada vez más la burbuja, y dejarán en máximos a todos los incautos ó desconocedores de esa ruleta rusa.

Puntuación 0
#6