Bolsa, mercados y cotizaciones

Sorpresa: el BCE rebaja los tipos al 0,05% y lanza un nuevo programa de estímulo

  • Draghi anuncia un programa de compra de activos a partir de octubre
  • El euro cae hasta la zona de los 1,3 dólares y el Ibex supera los 11.000
  • El BCE rebaja sus previsiones de crecimiento e inflación en la Eurozona

Nadie lo esperaba. El Banco Central Europeo (BCE) ha rebajado contra todo pronóstico los tipos de interés hasta el mínimo histórico del 0,05%, desde el 0,15% anterior. Asimismo, la institución monetaria ha anunciado un nuevo programa de estímulo a través de compras de activos para intentar reactivar el crédito y mejorar las perspectivas de crecimiento y de precios, que hoy han vuelto a ser rebajadas. El disparo sorpresa de Draghi rebaja la prima de riesgo a un nuevo mínimo y enfría al euro hasta 1,30 dólares

Asimismo, el BCE también ha bajado el tipo de interés aplicable a la facilidad de depósito hasta el -0,20% desde el -0,10%, mientras que el tipo de interés aplicable a la facilidad marginal de crédito continuará siendo del 0,30%.

Mario Draghi, presidente del BCE, afirmó que con esta rebaja de tipos "hemos tocado suelo en los tipos de interés de la zona euro", para agregar que la decisión de rebajar el precio oficial del dinero quiere "garantizar que no hay más malentendidos" sobre dónde estaba el límite.

Un nuevo plan de estímulo

Además, el presidente del BCE ha anunciado un nuevo plan de estímulos mediante un programa de compra de ABS, valores respaldados por activos (que se llamará ABSPP) y otro de cédulas hipotecarias (CBPP3).

"El Eurosistema comprará una amplia cartera de ABS simples y transparentes", indicó el banquero italiano, quien añadió que "Las intervenciones comenzarán en octubre de 2014", señaló Draghi, quien avanzó que estas compras tendrán un "considerable impacto" en el balance de la entidad, aunque aplazó hasta la reunión del próximo mes los detalles.

Los detalles del plan se anunciarán tras la próxima reunión del próximo 2 de octubre, y Draghi no ha querido dar una cifra sobre el tamaño, aunque ha especificado que los ABS deberán contener préstamos a la economía real. Reuters asegura que tendrá un tamaño de 500.000 millones. 

Se ha discutido la compra de bonos soberanos

El italiano también ha explicado que la decisión no ha sido tomado por unanimidad, aunque ha defendido que ha habido "una cómoda mayoría". Asimismo, Draghi ha dicho que el denominado quantitative easing (QE, compra directa de bonos soberanos) ha sido discutido en la reunión de hoy. De hecho, ha añadido que algunos miembros del BCE querían más medidas y otros querían menos. 

El consenso de mercado apuntaba esta mañana a que el BCE quería esperar a ver los efectos de las medidas que puso en marcha en la reunión de junio antes de tomar cualquier decisión adicional para intentar relanzar la economía de la Eurozona. Pero no ha sido así. En junio, la institución monetaria ya anunció la puesta en marcha de LTROs, posibles compras de ABS y una inyección de liquidez de hasta 400.000 millones a la banca. ¿En qué consisten esas medidas?

La presión para la actuación del BCE se había incrementado recientemente después de que el dato de inflación de agosto bajara al 0,3% desde el 0,4% de julio, la menor subida de los precios en la región desde octubre de 2009. Asimismo, el pasado 22 de agosto en Jackson Hole, el propio presidente del BCE ya expresó la preocupación de la entidad por el posible desanclaje de las expectativas de inflación, así como el compromiso de actuar por parte del BCE en apoyo de la recuperación.

Rebaja de previsiones

Precisamente, el BCE también ha actualizado este jueves las proyecciones macroeconómicas de la institución para el conjunto de la Eurozona, que contemplan un menor crecimiento en la región en 2014 y 2015 de lo anticipado en junio, así como una inflación más débil este año de lo esperado anteriormente.

En concreto, el BCE espera que la economía de la Eurozona crezca este año un 0,9%, una décima menos de lo previsto en junio, mientras que en 2015 y 2016 el PIB de la región se expandirá a un ritmo del 1,6% y el 1,9%, respectivamente, frente al 1,7% y el 1,8% previsto con anterioridad.

El presidente del BCE también advirtió de que entre los riesgos a la baja para la evolución de la economía de la Eurozona destaca la insuficiencia de las reformas estructurales adoptadas.

En el caso de los precios, las proyecciones del BCE han sido revisadas a la baja para el ejercicio 2014, cuando se espera que los precios registren un alza del 0,6%, una décima menos que en junio, mientras que ha mantenido las previsiones para 2015 y 2016 de subidas del 1,1% y el 1,4%, respectivamente.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud