Bolsa, mercados y cotizaciones

Economía/Empresas.- Sacyr y Eiffage, citados a nueva vista el 20 de diciembre en los tribunales franceses

Aplazan la sesión de conclusiones a petición de la compañía francesa

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El Tribunal de Comercio de Nanterre (París) fijó hoy para el próximo 20 de diciembre una nueva vista del contencioso que mantienen Sacyr Vallehermoso y su participada francesa Eiffage, informaron hoy a Europa Press en fuentes conocedoras del proceso.

Este tribunal no estableció, en contra de lo previsto, la fecha para emitir las conclusiones sobre este proceso, al pedir la compañía francesa un aplazamiento.

No obstante, según las mismas fuentes, se espera que en diciembre se fije definitivamente la sesión para las conclusiones.

El Tribunal de Nanterre tramita la petición del grupo que preside Luis del Rivero de que se invaliden los acuerdos alcanzados en la última junta de accionistas de Eiffage, en la que se acusó a Sacyr de concertarse con otros accionistas y se impidió su entrada el consejo por segundo año consecutivo.

Se trata de uno de los dos contenciosos judiciales que Sacyr y Eiffage tienen abiertos en Francia. El segundo es el que tramita el Tribunal de Apelaciones, cuya resolución está prevista para el 5 de febrero de 2008.

Sacyr recurrió ante esta instancia la decisión del supervisor de los mercados franceses (Autorité des Marchés Financières, AMF) de no autorizar la oferta pública de adquisición (OPA) que formuló sobre el 67% del capital de Eiffage que aún no controla, por estimar que existió supuesta concertación entre la constructora española y otros socios españoles de la francesa.

LA JUNTA, ORIGEN DEL CONFLICTO.

Los contenciosos judiciales entre el grupo español y su participada gala son consecuencia de lo sucedido en la última junta de Eiffage, celebrada en abril de 2006.

En esta asamblea la dirección de la constructora francesa suprimió derechos de voto a accionistas minoritarios españoles, titulares del 18% de su capital social, por estimar que estaban concertados con Sacyr. Con ello impidió su entrada en el consejo.

Sacyr siempre ha defendido que no actuó de forma concertada en Eiffage y que mantendrá su lucha por la empresa hasta el final. El objetivo de la compañía española es crear un gran grupo europeo de construcción y concesiones al que los socios franceses se oponen por considerar que Sacyr no presenta sinergia ni complementariedad alguna para Eiffage y que ambos grupos son competidores.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud