Bolsa, mercados y cotizaciones

China, India, Rusia y Turquía sacuden el 'imperio dólar' y se pasan al oro como activo de reserva poco a poco

  • La Fed se defiende: la huida del dólar es solo cosa de un puñado de países
  • Las compras de oro aumentan con fuerza, pero el stock sigue siendo pequeño
  • Suiza también se ha deshecho de dólares pero por motivos prácticos

El dólar sigue siendo la divisa dominante, se mire por donde se mire. Tanto en operaciones con mercancías, con servicios financieras o como activo de reserva, el dólar aparece como el activo más usado. Sin embargo, profundizando en los datos se puede observar una tendencia naciente: algunos bancos centrales muy poderosos cada vez acumulan menos dólares en favor de otros activos como el oro o el yuan chino, lo que está llevando a que el peso del dólar como divisa de reserva caiga a su nivel más bajo en varias décadas, tal y como revela el Fondo Monetario Internacional y la Fed de Nueva York en dos notas publicadas recientemente. ¿Supone esto un vuelco del sistema monetario? No, ni mucho menos, pero sí es una tendencia clara de hacia donde se dirige la economía global: un sistema monetario multilateral.

Los datos no son alarmantes, pero sí nítidos. En el año 2000, más del 70% de todas las reservas globales en divisas estaban compuestas de dólares. Los últimos datos publicados por el Fondo Monetario Internacional revelan que este porcentaje ha caído a la zona del 55%: "La fragmentación económica y la posible reorganización de la actividad económica y financiera mundial en bloques separados y no superpuestos podrían alentar a algunos países a utilizar y mantener otras monedas internacionales y de reserva diferentes al dólar", señalan los economistas Serkan Arslanalp, Barry Eichengreen, Chima Simpson-Bell en un informe publicado por el FMI.

Aunque todavía es pronto para lanzar cualquier previsión, lo cierto es que están apareciendo las primeras grietas en las murallas que protegen al 'imperio dólar'. Son grietas pequeñas, pero crecientes. La economía global está fragmentándose en unos bloques cada vez más definidos. Dentro de estos bloques, la economía de Occidente pesa cada año un poquito menos.

Datos recientes de la Composición Monetaria de las Reservas Oficiales de Divisas (COFER) del FMI apuntan a una disminución gradual del peso del dólar en las reservas de divisas asignadas por los bancos centrales y los gobiernos. "Sorprendentemente, el papel reducido del dólar estadounidense en las últimas dos décadas no ha ido acompañado de aumentos en la participación de las otras cuatro grandes monedas: el euro, el yen y la libra. Más bien, ha ido acompañada de un aumento en la proporción de lo que hemos llamado monedas de reserva no tradicionales, incluidos el dólar australiano, el dólar canadiense, el renminbi chino, el won surcoreano, el dólar de Singapur y las monedas nórdicas", aseguran estos expertos.

"Desde una perspectiva más amplia, en las últimas dos décadas, el hecho de que el valor del dólar estadounidense se haya mantenido prácticamente sin cambios, mientras que la participación del dólar en las reservas mundiales ha disminuido, indica que los bancos centrales efectivamente se han ido alejando gradualmente del dólar", apuntan los expertos del FMI.

El dólar cae y el yuan suben

Ahora la pregunta es, si el dólar pesa cada vez menos en las reservas globales de divisas y de activos, ¿quiénes están ganando peso? Los economistas que han publicado este documento señalan que una moneda de reserva no tradicional que está ganando participación de mercado es el renminbi chino, cuyas ganancias podría explicar por sí solas una cuarta parte de la caída de la participación del dólar. "El gobierno chino ha estado impulsando políticas en múltiples frentes para promover la internacionalización del renminbi, incluido el desarrollo de un sistema de pago transfronterizo, la extensión de líneas de cambio y la puesta a prueba de una moneda digital del banco central", señalan estos expertos. Sin embargo, también apuntan que en los datos más recientes parecen revelar que el yuan se ha empezado a atascar como moneda de reserva.

Por otro lado, estos académicos también han hallado que las sanciones financieras que ha impuesto a Occidente a Rusia u otras del pasado (a Irán, Venezuela...) "indujeron a los bancos centrales a desviar modestamente sus carteras desde las divisas que corren el riesgo de ser congeladas y redistribuidas hacia el oro, que puede almacenarse en el país y, por lo tanto, está libre de riesgo de sanciones".

Además, el trabajo de estos economistas de renombre también ha demostrado que la demanda de oro por parte de los bancos centrales responde positivamente a la incertidumbre de la política económica global y al riesgo geopolítico global. "Estos factores pueden estar detrás de una mayor acumulación de oro por parte de varios bancos centrales de mercados emergentes. Sin embargo, antes de exagerar esta tendencia, es importante recordar que el oro como proporción de las reservas sigue siendo históricamente bajo".

¿Quiénes están vendiendo dólares?

El runrún del mercado señala a los culpables de esta tendencia. Inversores y medios señalan a Rusia o China como los países que están detrás de la caída del dólar como divisa de reserva en los balances de los bancos centrales. Sin embargo, hay más países en la lista y alguno de ellos no estaba en las previsiones, en principio. Por un lado, está Rusia, que ya llevaba tiempo reduciendo la cantidad de dólares en el balance de su banco central, una tendencia que se ha agudizado por fuerza tras la implementación de las sanciones contra Moscú tras la invasión de Ucrania: "Rusia tiene razones geopolíticas para ser cautelosa a la hora de mantener dólares", comentan desde el FMI.

Oro en posesión de los bancos centrales en millones de onzas troy

Además, los economistas de la Fed Patrick Douglass, Linda S. Goldberg, and Oliver Z. Hannaoui han publicado una nota en la que estudian el descenso relativo del dólar en las reservas de divisas de los países. Estos expertos quitan relevancia a esta tendencia y la atribuyen a unos pocos países: "Los datos sobre la participación estimada en la cartera muestran una combinación de cambios tanto positivos como negativos en la participación de la cartera de activos en dólares estadounidenses en todos los países. Por lo tanto, no es cierto que los países se estén alejando en masa del dólar", señalan estos expertos.

"De hecho, entre 2015 y 2021 aumentó el peso del dólar en 31 de los 55 países para los que existen estimaciones. De modo que la disminución de dólares se debe a un pequeño Pero poderoso) grupo de países, en particular China, India, Rusia y Turquía. Otro país que explica buena parte de este es Suiza", aseguran los economistas de la Fed de Nueva York.

Muchos se preguntarán por qué Suiza, un país neutral, pero probablemente mucho más cerca de Occidente que de los 'enemigos' de EEUU. El caso de Suiza es un tanto particular porque su 'huida del dólar' ha sido por razones prácticas: "Aunque Suiza acumuló grandes cantidades de reservas durante la última década, tiene razones para mantener una gran fracción de sus reservas en euros, siendo la zona del euro su vecino geográfico y su socio comercial más importante", explican desde el FMI.

Los analistas de la Fed dan más detalles y señalan que Suiza incremento sus reservas totales en casi medio billón de dólares entre 2015 y 2021 y, sin embargo, contribuyó con casi 1,8 puntos porcentuales a la disminución de la participación global del dólar. "El efecto observado que aporta Suiza se debe a su acumulación de euros, en gran medida como resultado de un marco de política monetaria que en ocasiones limita los movimientos del par euro-franco suizo", aclaran también desde la Fed, coincidiendo con la explicación del FMI.

Los expertos de la Fed piden calma y aseguran que la caída del peso del dólar en las reservas de divisas globales se debe a la acción de un grupo de países: "Todo hace sugerir que las narrativas que hablan de la disminución de la participación del dólar en las reservas oficiales y el papel cada vez mayor de las tenencias de oro por parte de los bancos centrales se generalizan de manera inapropiada, cuando en realidad esto se corresponde con las acciones de un pequeño grupo de países", concluyen los analistas de la Fed.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud