Bolsa, mercados y cotizaciones

Repsol lleva su plan climático a la Junta de Accionistas y cosecha un rechazo del 20%

  • Los 'proxy advisor' recomendaron votar a favor, y BlackRock y Norges lo hicieron
  • Un 70% del accionariado emitió un voto favorable
  • Muy pocas compañías someten este tema a votación en España
El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, y el presidente, Antonio Brufau, durante la Junta del 10 de mayo de 2024. Foto: Efe.

Sólo un puñado de empresas españolas someten a votación en Junta General de Accionistas su estrategia climática (es decir, su plan de transición energética), algo que los inversores, sobre todo los foráneos, llevan tiempo pidiendo. Desde hace años lo hacen Aena y Ferrovial; también Acciona y su filial Acciona Energía incluyen ya el tema entre los puntos del orden del día. Y en 2024 lo ha hecho, además, Repsol. La petrolera celebró su Junta el pasado viernes, 10 de mayo. El punto 10 del orden del día era el relativo a la Votación consultiva sobre la estrategia de transición energética de la Compañía. Recabó un 20,6% de voto en contra, un 69,7% a favor y un 9,7% de abstenciones. Visite el portal especializado elEconomista ESG.

Tal y como señala el mismo punto del orden del día, se trataba, como es habitual, de una votación meramente consultiva, de modo que la compañía pudo aprobar la cuestión. Los grandes proxy advisors Glass Lewis e ISS (asesores de voto que ayudan a los accionistas a posicionarse en las juntas) habían recomendado, de hecho, votar a favor, y a favor votaron tanto BlackRock como Norges.

Nada obliga a las empresas a llevar este tema a la Junta. De hecho, en los últimos tiempos, y en plena corriente anti ESG en Estados Unidos, han ido a más los inversores que consideran que la Junta General no es el lugar adecuado para abordarlo. En el caso de que se lo planteen, optan por votar en contra o abstenerse. Esto, según señalan fuentes del sector, habría contribuido a abultar el porcentaje de noes recabado en la última Asamblea de Repsol.

Todo esto sucede en un año 2024 en el que, por primera vez, una empresa del Ibex (Iberdrola) ha llevado a otra (precisamente Repsol) a los tribunales por supuesto greenwashing. Iberdrola, al contrario que Repsol, no somete esta cuestión a la votación de sus accionistas.

Votación de los planes climáticos en las juntas de accionistas

Desmarcándose de los grandes asesores de voto, la alianza europea de proxy advisors Ethos European Network sí recomendaba votar en contra del punto 10 en la Junta de la petrolera. Argumentaba que los objetivos de descarbonización de Repsol "no han sido validados por la Science Based Targets initiative ni por otra tercera parte"; que las metas de reducción de emisiones ya se alcanzaron en 2023, "de modo que los objetivos de medio plazo no son suficientemente desafiantes"; y que la compañía "no se ha comprometido a reducir su producción de combustibles fósiles en el corto plazo". El proxy español Corporance Asesores de Voto, pese a pertenecer a esta alianza, recomendaba votar a favor, alabando el ejercicio de transparencia. "Valoramos que Repsol vuelva a presentar su plan de acción al escrutinio de los accionistas. Como gran emisor de gases de efecto invernadero, Repsol está incluida en la lista prioritaria de Climate Action 100+, cuyas preocupaciones sobre el plan de acción contra el cambio climático del grupo compartimos. Sin embargo, a pesar de las importantes mejoras a realizar en su estrategia climática, siendo Repsol la única de las empresas españolas en el foco de la Climate Action 100+ que la presenta a consulta de los accionistas, recomendamos votar a favor en este punto, aunque mantendremos la vigilancia sobre el progreso de sus planes", señalaban. La Climate Action 100+ es una alianza de grandes inversores para presionar a las principales emisores de gases del planeta. Teresa Ribera critica a gestoras como JP Morgan o Pimco por abandonar la alianza Climate Action+.

Repsol ya sometió a votación hace años, en una ocasión, su plan de transición, pero no lo había vuelto a hacer hasta ahora. Tras recabar ese 20%, casi 21%, de oposición, lo esperable es que la compañía introduzca mejoras, según explica Juan Prieto, CEO de Corporance Asesores de Voto: "En Reino Unido, en caso de recibir un rechazo del 20%, es obligatorio publicar un informe dando explicaciones; un porcentaje como este es muy significativo". Aquí no es obligatorio, "pero lo esperable es que Repsol vaya afinando sus objetivos, estableciendo metas claras" de descarbonización, explica Prieto.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud