Bolsa, mercados y cotizaciones

La rentabilidad de la banca ha tocado techo: solo Unicaja y Caixabank lograrán mejorarla este año

Sucursales bancarias
Madridicon-related

Ya el año pasado, una vez que el mercado fue consistente con la idea de que los tipos de interés habían llegado a su techo en Europa en la zona del 4,5% donde se sitúan ahora, comenzó a haber voces que apuntaban a que el buen momento por el que estaba pasando la banca en bolsa tenía los días contados.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad, porque este año el sector también se está descubriendo como uno de los más alcistas de Europa. En España, las seis entidades acumulan revalorizaciones de doble dígito, aprovechando que todavía se compran baratas frente a sus múltiplos históricos, que las bajadas de tipos no van a ser tan rápidas ni verticales como se anticipaba hace unos meses y que la macro tampoco se está comportando tan mal como se llegó a prever cuando se hablaba de recesión.

Una buena medida de la salud del sector se realiza a través de la rentabilidad que logran obtener sobre sus recursos propios. En el caso de la banca, se utiliza muy habitualmente el RoTE, ratio que equivale al ROE pero descontando elementos intangibles como el fondo de comercio, las emisiones de deuda convertibles en acciones o las preferentes.

En este sentido, la banca nacional el año pasado alcanzó rentabilidades que no se veían desde el inicio de la década pasada, aunque todavía lejos de los RoTEs históricos de 2007, año en el que el sector obtuvo su beneficio máximo de la historia antes del estallido de la crisis que barrió la industria durante los siguientes años.

De cara a este ejercicio, merced a la previsión de que el Banco Central Europeo comience a recortar los tipos de interés (se espera que lo haga en la próxima reunión de junio), los expertos estiman que los beneficios del sector descenderán al repreciarse a la baja sus carteras de crédito y, por tanto, disminuya su rentabilidad.

Nuria Álvarez, analista de Renta 4, explica que este año, "aunque se espere que el beneficio neto aumente, la mejora del RoTE, si se da, vendrá por lo que haga el equity, que depende de otros factores como las deducciones, el impacto de la cartera de renta fija y los dividendos". "Creo que este año seguiremos viendo crecimientos en el beneficio neto y, por tanto, unos RoTEs similares a los del año pasado, con margen de mejora", agrega.

"Al final, este entorno de unas bajadas de tipos más suaves que parece que el mercado está descontando, junto con menor presión del coste del pasivo y sin tensiones en riesgo, pues te da un escenario en el que deberíamos de ver más una mejora de guías que riesgo a la baja", sigue. "Mientras el RoTE esté por encima del coste del capital no debería ser un problema porque con un regulador diciendo que acumules capital es difícil que el RoTE mejore y nosotros somos optimistas con la evolución de un sector en el que seguimos viendo margen de mejora en cotización en algunas entidades", concluye.

Las estimaciones apuntan, en todo caso, a leves descensos de la rentabilidad salvo en dos casos: Unicaja y CaixaBank. En la empresa malagueña se espera que este año doble el RoTE del 4% que alcanzó el año pasado. En este caso, esta situación se debe al proceso de integración con Liberbank después de la operación en 2021. Así, de cara a este curso el consenso estima que doblará su beneficio neto hasta superar los 500 millones y alcanzar un retorno sobre el capital tangible del 8,2%, más cerca de los niveles del resto de bancos, aunque todavía por detrás. De hecho, los analistas consideran que es el título que tiene un mayor potencial para seguir ascendiendo en bolsa ya que le dan un recorrido de más del 17%.

En el caso de CaixaBank, la situación tiene semejanzas al normalizar las cuentas después de la fusión con Bankia, también en 2021. En este sentido, la catalana elevará en medio punto porcentual, hasta el 16,1%, su RoTE este curso, situándose a su vez como el segundo banco más rentable al superar a BBVA.

Precisamente el banco vasco ha sido el que más se ha revalorizado en bolsa durante los últimos meses. Este curso se acerca a una subida del 25% y los analistas ya solo ven su precio objetivo un 5% por encima de sus niveles actuales. BBVA tocó techo de rentabilidad en el 17% en 2023, pero los expertos creen que este año aumentará todavía ligeramente su beneficio. Desde Citi apuntan que esta mejora "viene, sobre todo, por las previsiones de divisas y tipos de interés en sus distintos mercados".

El otro gran banco, Santander, también verá reducida su rentabilidad sobre los recursos propios tangibles en un punto y medio, según el consenso de analistas que recoge FactSet, en línea con Bankinter que, con un 17%, seguirá siendo el banco más rentable durante 2024. Por último, Sabadell, apenas cederá una décima hasta el 11,4%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud