Bolsa, mercados y cotizaciones

Brasil descubre una gran acumulación de petróleo en aguas profundas de la región del Margen Ecuatorial

  • Petrobras calcula que existen enormes reservas de hidrocarburos en la zona
  • El descubrimiento está muy cerca de la zona donde explora la pequeña Guyana
  • Brasil seguirá realizando labores búsqueda y exploración en dichas aguas

Brasil se está convirtiendo una de las mayores potencias petroleras del mundo. Desde el año 2000, Brasil ha multiplicado por más de tres su producción de petróleo hasta superar los 3,5 millones de barriles diarios (daría casi para abastecer la demanda de tres 'Españas'). Pues un nuevo descubrimiento de crudo va a ayudar al país sudamericano a seguir por este camino. La petrolera brasileña Petrobras ha anunciado hace unas horas que el descubrimiento de una acumulación de hidrocarburos en un pozo que perfora en aguas muy profundas de la cuenca marina Potiguar, en el extremo sur de la prometedora región conocida como Margen Ecuatorial.

El yacimiento fue descubierto por el pozo exploratorio Anhangá en el bloque POT-M-762-R15 (la foto que ilustra esta noticia pertenece a dicho pozo, cedida por Petrobras), un área marina frente al litoral del nordeste brasileño en la que Petrobras tiene la concesión para explorar y explotar individualmente con un 100% de participación. La empresa ha asegurado que este es su segundo hallazgo de acumulaciones de hidrocarburos en la cuenca Potiguar tras haber descubierto este mismo año un yacimiento en otro pozo, de otra concesión, a unos 24 kilómetros de Anhangá, según ha confirmado la empresa brasileña en un comunicado difundido solo en portugués.

"Los descubrimientos aún necesitan evaluaciones complementarias", explicó la mayor empresa de Brasil al aclarar que se desconoce el volumen de los yacimientos descubiertos. El pozo Anhangá "está situado próximo a la frontera entre los estados de Ceará y Río Grande do Norte, a unos 190 kilómetros de la ciudad de Fortaleza y unos 250 kilómetros de la ciudad de Natal, en un área en que la profundidad del agua alcanza 2.196 metros en el Margen Ecuatorial brasileño", informó la empresa en un comunicado.

No obstante, desde Petrobras se muestran muy confiados en su capacidad para seguir explotando este crudo: "La empresa tiene una trayectoria de casi 3.000 pozos perforados en ambientes de aguas profundas y ultraprofundas, sin ningún tipo de complicación o impacto al medio ambiente, lo que sumado a la capacidad técnica y experiencia acumulada durante casi 70 años, permite a la empresa abrir nuevas fronteras y gestionar sus operaciones en el Margen Ecuatorial con total seguridad", ha asegurado el presidente de Petrobras, Jean Paul Prates.

La firma brasileña explica que para evaluar los descubrimientos, Petrobras aplica soluciones tecnológicas de geología y geofísica, sumadas a la experiencia y excelencia del personal técnico de la empresa, así como a su liderazgo global en operaciones en aguas profundas y ultraprofundas. La perforación de este segundo pozo exploratorio también se completó con seguridad, dentro de los más rigurosos protocolos de operación en aguas profundas, lo que reafirma que Petrobras está preparada para realizar actividades en la Margen Ecuatorial con total responsabilidad. Esto revela que la intención de la empresa brasileña es explotar esa zona al máximo, una zona muy prometedora para el mercado de petróleo.

El Margen Ecuatorial y el petróleo

El Margen Ecuatorial es un amplio horizonte de explotación en el océano Atlántico, frente a la costa norte de Brasil, en el que Petrobras calcula que existen enormes reservas de hidrocarburos dados los enormes hallazgos hechos enla misma región por Guyana y Surinam.

Pero el área considerada como más prometedora es la región norte del Margen Ecuatorial, frente a la desembocadura del río Amazonas, cuya posible explotación genera una amplia polémica en Brasil debido a su vulnerabilidad ambiental y social. Petrobras estima que la explotación frente a la boca del Amazonas puede rendir 14.000 millones de barriles de petróleo y alega que el pozo más cercano a la desembocadura del río se sitúa a unos 500 kilómetros y a 2.880 metros de profundidad.

El volumen de reservas previsto en esa región es siete veces superior al calculado en la cuenca Potiguar. "Las actividades exploratorias en el Margen Ecuatorial representan otro paso en el compromiso de Petrobras de reponer sus reservas y desarrollar nuevas fronteras exploratorias que garanticen atender la demanda global de energía durante la transición energética", afirmó la empresa.

El plan quinquenal de Petrobras prevé inversiones por 7.500 millones de dólares (unos 6.907 millones de euros) en exploración, de los que 3.100 millones de dólares en el Margen Ecuatorial, en donde la empresa planea perforar al menos 16 pozos hasta 2028. "Si Brasil mantiene la demanda de petróleo en los actuales niveles y no incorpora nuevas reservas, el país podrá convertirse en importador de crudo", agregó el comunicado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud