Bolsa, mercados y cotizaciones

Japón se prepara para intervenir al yen tras alcanzar mínimos desde 1990

  • La divisa japonesa roza los 152 yenes que el gobierno ha puesto como límite para actuar
  • Los analistas esperan que las autoridades intenten apreciar la divisa 5 yenes por dólar
  • El diferencial de tipos entre EEUU y Japón presiona a la baja a la divisa nipona
El yen ya roza los 152 yenes por dólar. Foto: Dreamstime
Madridicon-related

En las últimas semanas las autoridades monetarias de Japón han admitido que plantean volver a intervenir su divisa, el yen, si continúa debilitándose como viene ocurriendo en los últimos años. La moneda ha llegado a tocar este martes los 151,8 yenes por dólar, y ha surgido la especulación de que la intervención se producirá si se llegan a tocar los 152 yenes en el cruce, el nivel más bajo para la divisa japonesa frente a la moneda americana que se ha visto en 34 años. El diferencial de tipos de interés entre Estados Unidos y Japón está pesando a la moneda nipona, y los analistas esperan que las autoridades intenten impulsar el cruce en 5 yenes por dólar. Otros, como Bank of America, avisan de que, si la Reserva Federal estadounidense retrasa la bajada de tipos prevista para junio, el cruce caerá hasta los 160 yenes por dólar.

Japón no quiere un yen débil, y hará lo que sea necesario para mantenerlo a flote si el cruce alcanza niveles preocupantes. Así lo ha confirmado este martes el ex-viceministro de finanzas del país, Tatsuo Yamasaki, al declarar que "el gobierno puede intervenir en cuanto el yen caiga por debajo del rango actual", confirmando el aviso de la semana pasada de las autoridades. "No se habrían lanzado advertencias tan serias si no estuviésemos preparados", ha destacado Yamasaki.

El rango al que se refiere el ex-viceministro nipón termina en los 152 yenes por dólar, un nivel que está rozando el cruce de divisas en este momento, al tocar, este martes, los 151,8 yenes por dólar. En el intradía, los mínimos de 34 años de la divisa japonesa son los 151,97 yenes que se tocaron la semana pasada, y que propulsaron la especulación de que el gobierno japonés había sacado ya sus armas para actuar en el momento en el que el cruce tocarse los 152 yenes Este es el nivel en el que los analistas esperan una intervención, según ha publicado Bloomberg. Las palabras de Yamasaki apuntan en esa dirección: "No digo que haya un techo justo en los 152 yenes, pero estamos en un rango que, hasta ahora, ha evitado por los pelos una intervención", ha señalado el ex-viceministro.

Los expertos esperan que el gobierno japonés, de intervenir, trate de impulsar al yen unos 5 yenes por dólar, desde los 152 hasta el entorno de los 147 yenes. Este movimiento sería del entorno del 3,3%, y confirmaría la determinación de las autoridades por evitar que la moneda se deprecie más. Sin embargo, hay que recordar que una intervención, que supondría utilizar dólares para comprar miles de millones de yenes, no aseguraría que la moneda pueda depreciarse más en el futuro, ya que los inversores podrían continuar presionando a la baja a la divisa japonesa, especialmente si esperan que el diferencial de tipos con Estados Unidos, la principal fuerza que mueve al mercado de divisas, sigue siendo tan amplio.

Aunque Japón acaba de subir tipos y ha terminado con el experimento de tipos negativos durante siete años, las perspectivas para el cruce de la divisa también recogen las bajadas esperadas por parte de Estados Unidos, y por eso ahora la clave es lo que haga la Fed con el precio del dinero en su jurisdicción.

¿Qué opinan los analistas?

El diferencial de tipos de interés es lo que más preocupa en este momento a Bank of America. Los analistas del banco, encabezados por Thanos Vamvakidis, el responsable global de divisas, consideran que cualquier intervención del Banco de Japón para intentar impulsar la divisa no sea efectiva hasta que Estados Unidos comience el proceso de recorte de tipos. Esto está descontado por los mercados para el mes de junio en este momento, pero cada vez gana más peso la posibilidad de que este recorte se retrase a julio, o más adelante, o que incluso se borre un recorte de tipos de las perspectivas para el año 2024.

Los expertos de Bank of America consideran que, en caso de que la Fed decidiese posponer los recortes de tipos hasta el año que viene, el cruce del yen con el dólar se hundiría hasta los 160 yenes por dólar. Por el contrario, esperan que la moneda japonesa recupere terreno, hasta los 142 yenes, en el caso de que la Fed siga adelante con su plan de tipos. Esta estimación encaja con la de la media de analistas que recoge Bloomberg: el consenso de mercado espera que la divisa japonesa cierre el año en los 141 yenes, una subida del 7% desde los niveles actuales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud