Bolsa, mercados y cotizaciones

Eloi Planes (Fluidra): "Pese al rebote en bolsa todavía cotizamos con descuento frente a la media histórica"

Eloi Planes, presidente de Fluidra. Foto: Ana Morales
Madridicon-related

A las puertas del inicio de la temporada de verano (en el hemisferio norte), época del año donde hay una mayor demanda de los servicios y productos que ofrece Fluidra, Eloi Planes, su presidente ejecutivo, llega a esta entrevista en uno de sus días de ayuno intermitente, personificando de alguna manera lo que ha tenido que hacer la compañía que dirige, y el sector en general, en los últimos meses, después de los excesos derivados de la pandemia.

Las guías que han dado para el comienzo de año son poco específicas, tanto en volúmenes y de crecimiento después de un año complicado con caída de los ingresos. ¿Qué se puede esperar de cara a este año?

Primero, poniendo en perspectiva los resultados del año pasado creo que son unos resultados muy sólidos ya que hemos sido capaces de mantener la rentabilidad en un año donde ha habido un gran desestocaje en el canal de venta y una cierta contracción en la parte de la nueva construcción, que para nosotros es un 30% de los ingresos. Y el trabajo hecho desde el punto de vista del balance ha sido espectacular. La generación de caja del año pasado es histórica con más de 400 millones. Si ponemos esto en perspectiva con respecto a antes del Covid la realidad es que los números son espectaculares, con un crecimiento anual acumulado del 11% entre el 2019 y el 2023, con una compañía con más presencia internacional y más avanzada tecnológicamente, eficiente y sostenible.

¿Cuándo podremos ver de nuevo márgenes históricos?

Este año hemos dado un guidance en el que los márgenes se expanden. También con el programa de simplificación hay una mejora en ellos pues hemos ejecutado 30 de los 100 que estimamos hasta 2025. Y luego en el momento en el que las ventas vuelvan a crecer, mejorará un poco más el margen.

A medio plazo el sector volverá a crecer al 5%

Con las estimaciones actuales, estáis cotizando a un PER de 21 veces este año y de 15 para el que viene.

No solemos valorar Fluidra utilizando el beneficio neto porque tenemos mucha amortización por las adquisiciones. En todo caso, en múltiplos de ebitda estamos por debajo de la media histórica. Aunque lo de las valoraciones es relativo, porque lo que creo que es importante es que el sector estructuralmente vamos a acabar con la nueva construcción en niveles cercanos al mínimo histórico. y luego el aftermarket es un negocio muy seguro. A medio plazo los crecimientos van a volver a estar por encima del 5% en el sector y Fluidra debe ganarle algo al mercado más lo que se pueda consolidar, pues obtienes crecimientos mayores.

Fluidra es una compañía que el inversor tiene catalogada como de crecimiento. ¿En los próximos años podría haber un giro hacia el dividendo?

Yo creo que Fluidra tiene los dos componentes. Tiene un nivel de generación de caja muy alto que nos permite invertir en crecimiento tanto orgánico como inorgánico y a la vez pagar un dividendo al final con la mitad del beneficio de caja en efectivo, que es nuestro compromiso. Es una compañía que puede crecer en un sector que crece, que tiene la ventaja del aftermarket que te genera visibilidad y un carácter más defensivo. El otro 50% del beneficio nos permite seguir creciendo, lo cual también va en favor del accionista.

Tienen pendiente celebrar un Día del Inversor este año.

Nosotros este año pasado ya señalamos que queríamos hacerlo. No tenemos fecha todavía, pero creo que entre el tercer y el cuarto trimestre deberíamos hacer una jornada para los inversores. La idea sería explicar un poco cómo está el sector, ver estas palancas que hemos comentado y dar la perspectiva a tres o cuatro años para la compañía.

¿Ya dan por eliminado el exceso que había en la cadena de suministro?

Sí. Cuando comenzó el año pasado había muchas incertidumbres tanto en el sector como dentro de Fluidra, pero hemos demostrado esa capacidad de traspasar los costes al mercado y eso se ve en el margen que incluso se expande lo que demuestra que el sector lo acepta. El año pasado drenamos unos 100 millones, que son un 5% de nuestras ventas anuales. El sobrestock lo damos por normalizado. Se produce por los problemas de cadena de suministro en un momento de alta demanda donde las capacidades de entrega no alcanzan.

A nivel macro, el contexto global también parece apoyar una recuperación.

Vemos que este año tenemos algo de crecimiento previsto, lo que está basado en que todavía la nueva construcción va a caer algo. La realidad es que si se da este escenario, estamos hablando de niveles muy bajos, casi insostenibles en el sentido positivo. En general el sector dobla el crecimiento global. Esperemos por tanto que la nueva construcción se ajuste algo pero la piscina comercial y el aftermarket que se va a comportar bien, sumamos precios y quitamos el desestocaje es un poco aire de cola que tenemos este año.

El 70% de nuestros ingresos es aftermarket

¿Cómo queda ahora la tarta entre el aftermarket y la nueva construcción?

Tenemos un 10% en piscina comercial y del resto el 70% es aftermarket y el 30% nueva construcción.

¿Cuándo va a representar EEUU más del 50%?

Lo normal es que el peso de EEUU llegue a este 50% porque a nivel global representa más o menos eso. Por lo tanto, nos seguiremos acercando. Si no lo está ya es porque nuestra penetración en el mercado europeo es más alta que en el americano y eso tampoco lo vamos a perder, además de que aquí jugamos en más categorías que allí.

¿Y en qué mercado prevén un mayor crecimiento?

El americano y el europeo son los que por estructura más van a crecer. Luego en el norte de Europa es de los mercados que todavía están sufriendo y nosotros debemos ganar penetración.

¿Cómo ha evolucionado el inversor institucional durante estos últimos años?

El inversor institucional anglosajón ha crecido mucho. Antes de la pandemia representaban en torno a un 20% y ahora ya están en el 38%. Al final en EEUU es donde están nuestros competidores y por eso nos conocen.

Y, con esta situación, ¿no ha habido la tentación de hacer como Ferrovial y tratar de cotizar allí?

Es cierto que el mercado americano, por su mayor liquidez, te paga unos múltiplos más altos. Estás más ajustado entre valor y precio. Lo hemos valorado muchas veces, pero también dividiríamos la liquidez de la acción y eso es complicado porque perjudica al valor.

De cara a seguir consolidando el sector, ¿qué margen tiene ahora Fluidra con un apalancamiento por encima de las 2 veces?

Desde el punto de vista de balance de la compañía estamos en una posición bastante sólida y cómoda. Nos gustaría siempre estar alrededor de las 2 veces pero con una generación de caja tan alta y con un buen dividendo, pues tenemos cierto margen todavía para hacer esas pequeñas adquisiciones, como hemos hecho en el pasado. Ahora el ritmo será más bajo también porque el sector no está en momento vendedor.

Estamos cómodos con un apalancamiento en torno a las 2 veces

¿Tienen algún feedback por parte de las agencias de cara a mejorar su rating crediticio?

No. Pero estamos muy tranquilos donde estamos -esta misma semana Moody's ha reiterado el suyo en Ba2, con perspectiva estable-. Creo que a nivel de balance estamos bien. No necesitamos cambiar nada de nuestra estructura. Tenemos unos costes de financiación muy bien estructurados. A principios del año pasado renegociamos todo y tenemos prácticamente el 80% a tipo fijo, con una estructura de maduraciones muy larga.

¿El capex seguirá en los niveles habituales del 3%?

Con ese nivel la compañía puede mantener su rumbo de crecimiento. A medida que la compañía crece el capex también lo hace. Ahora es prácticamente el doble que hace cuatro años.

¿Y esa nueva capacidad de inversión puede ir a otros mercados como Asia y Oceanía?

Al final el gran tractor del mercado es el aftermarket, que sigue siendo enorme en EEUU y Europa y cada año se van incorporando piscinas. Aunque el mercado asiático vaya creciendo el nivel de aftermarket es el que es y el nivel de nueva construcción está por debajo de Europa y EEUU. Por lo tanto, el peso relativo no aumenta. Nuestro capex va dependiendo de dónde nos toca invertir en cada momento para aumentar capacidad, por ejemplo. En los años del covid invertimos mucho en Europa y EEUU por el aumento de la demanda.

Más allá de geográficamente, ¿hacia dónde se dirigirá el capex ahora?

El sector tiene dos grandes tendencias y oportunidades. Uno es la digitalización y conectividad y el otro la sostenibilidad. Estos son los dos grandes ejes de desarrollo y es donde estamos nosotros dedicados y donde invertimos. No son tendencias que estén separadas pues la conectividad ayuda a la eficiencia.

Y de ahí la razón del fondo de Venture Capital que han lanzado.

Sí. Es una herramienta más para apoyar esto. Ya hemos hecho la primera inversión en una compañía israelí y llevamos meses mirando compañías. Básicamente buscaremos temas del mundo digital, inteligencia artificial, tecnología...etcétera. Tú tienes un sector que tiene una base de aftermarket en las que todavía quedan muchas por digitalizar, donde está todo el tema de los productos más eficientes desde un punto de vista energético y de uso del agua, donde la penetración todavía es muy baja y por tanto hay un mercado que por sí ya funciona y adicionalmente tienes estas dos tendencias que darán un extra. Y ahora, Fluidra, que viene invirtiendo en esto de forma constante, queremos que se acelere, tanto esto como temas de tratamiento del agua, que en realidad también está ligado a la sostenibilidad.

Por la parte de la sostenibilidad en el uso del agua, y ahora con las sequías, esto de tener piscina suena muy poco ecológico pero realmente el consumo no es muy significativo.

La situación de la sequía es una situación a la que no se tenía que haber llegado si se hubieran hecho los deberes. Dicho esto, creo que España tiene la oportunidad de liderarlo a nivel mundial porque tenemos un país donde esto va a pasar, pero con muchas posibilidades. Vemos otras regiones muy potentes, como California, que están siendo capaces de generar la infraestructura para generar la oferta que se necesita. Se tiene que trabajar en tres aspectos. Uno es un tema de infraestructuras, otro de la utilización por parte de las industrias y usuario final que sea lo más eficiente posible. El consumo total está por debajo de un 0,5%. En Francia era un 0,15%. Al final son niveles bajos.

Existe tecnología para reducir el consumo de agua en un 80%

¿Pero qué puede hacer el sector ahora mismo?

Hoy existe tecnología para reducir aproximadamente el 80% del consumo total de una piscina. Cuando uno mira al sector turístico, que representa aproximadamente el 12% del PIB de España de forma directa, la piscina consume entre el 1 y el 2% del agua total de un hotel. Pero si no hay piscina, no hay turista. Entonces, lo que hay que atacar es en reducir el consumo, hacerlo más eficiente. Hay tecnología para ello, como poner cubiertas para evitar la evaporación, por ejemplo.

Con respecto a los fondos Next Generation, ¿ha habido algo de frustración?

Creo que se ha desaprovechado una gran oportunidad para desarrollar la transición hídrica estructural. Pero es que ese concepto no está. España es un país turístico, de sol, de agricultura, que tiene todas las posibilidades de ser sostenible sin restricciones y lo que tiene que hacer el país es trabajar para que esto sea así, tanto con infraestructuras, planes sectoriales y regulación. España podría ser un referente mundial, como California, Singapur o Israel.

¿Y en este tema cómo está posicionada Fluidra?

El sector y nosotros venimos trabajando en lo que se llama la piscina Net Zero, que es una piscina que no consuma energía y que no consuma agua. Hay tecnología para que a nivel energético la piscina sea un 65% más eficiente y hay tecnología para que el uso del agua, lo sea en un 90%. Pero esto es una transición para lo que nosotros llamamos la piscina de impacto positivo, pues creemos que es posible hacer una piscina que saque un balance positivo en energía y agua.

¿Y eso cómo se consigue?

Hoy en día la piscina es un elemento completamente separado de la casa, pero podría estar ligado al tratamiento de las aguas grises de la casa, podría también ser una herramienta de recogida de aguas pluviales, tienes un elemento al sol que podría generar y almacenar energía... etcétera.

¿Y estamos tan lejos de eso?

Creo que el sector está muy centrado en la piscina de cero impacto y nosotros venimos trabajando desde hace un par de años en lograr un impacto positivo. Con las lluvias de este pasado fin de semana en Cataluña, con un sistema de recogida de aguas pluviales bien dimensionado tú tienes el jardín de tu casa y tu piscina sostenible lo que queda de año, por no decirte más. Pero no sé cuánto queda para eso. Va a ir evolucionando y esa es nuestra visión. Ya hay profesionales que no están preguntando.

Más a corto plazo, ¿existe un riesgo regulatorio para la nueva piscina?

Honestamente creo que más allá de temas puntuales, creo que no tiene sentido restringirlo. Creo que es imposible más allá de algún momento de populismo que puede haberlo, o más allá de un momento puntual en el que abras el grifo y no salga agua, que es una situación completamente extrema. Pero si miras bien, el consumo de agua de la piscina es el que es.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud