Bolsa, mercados y cotizaciones

La IA hace tambalear los cimientos de Teleperformance

Edificio de Teleperformance. Archivo
Madrid icon-related

Toda revolución tecnológica tiene dos caras de la moneda. La Inteligencia Artificial ha aparecido como una herramienta más al servicio de la sociedad para automatizar y facilitar ciertos aspectos de la vida de las personas. Sin embargo, también entraña una cara que no es tan amable. Esta misma semana, la compañía Klarna (una empresa dedicada al comercio online) anunció que su asistente de IA, impulsado por OpenAI, está haciendo el trabajo equivalente de 700 trabajadores a tiempo completo y es capaz de resolver las dudas de los clientes más rápido que los propios humanos e igualar el nivel de satisfacción de los clientes.

En lo que puede suponer una herramienta ventajosa por su capacidad para ahorrar costes para firmas como Klarna para otras como Teleperformance (uno de los valores de Tressis Cartera Eco30, el fondo de inversión asesorado por elEconomista.es) esta noticia supuso un duro golpe y sembró dudas sobre su negocio. Teleperformance es una compañía francesa encargada, entre otras cuestiones, de ofrecer servicios para la administración de relaciones de los clientes de terceras empresas. Klarna era uno de sus clientes a los que suministraba servicios a través de filiales en Suecia, Finlandia y Colombia.

Mientras los expertos ya esperan que Klarna sea capaz de mejorar sus beneficios durante 2024 hasta en 40 millones gracias a esta automatización con la IA, desde Deutsche Bank ven un potencial deterioro en el crecimiento de Teleperformance: "es probable que la IA impulse un crecimiento de ingresos significativamente más lento y una rentabilidad más débil, en comparación con la última década", explican desde el banco alemán. La empresa francesa ya advirtió el año pasado que entre el 20 y el 30% de sus volúmenes de llamadas podrían automatizarse en los próximos tres años a medida que este tipo de chatbots se vayan generalizando.

El informe de Klarna no afectó nada bien a las acciones de Teleperformance que, el mismo miércoles que se conocieron los datos, se desplomaron un 14%, aunque en los peores momentos de la sesión llegaron a ceder más de un 29%. Frente a las ganancias que sus títulos acumulaban en el año, del 1%, antes de esta caída, ahora estos sufren los números rojos en 2024, con un retroceso del 13%. Desde Morgan Stanley opinan que "hasta que se respondan las preguntas sobre el impacto de la deflación de precios, el volumen automatizado y la forma de las ganancias futuras, el desempeño de las acciones puede seguir siendo cuestionado".

Por el momento, lo único que ha comunicado Teleperformance es que "su actividad no refleja la preocupación por la IA". Tampoco los analistas han mostrado inquietud por esta noticia y su impacto en la cotización de la francesa. De hecho, desde el 28 de febrero, hasta cuatro casas de análisis han revisado sus recomendaciones y valoraciones sobre la compañía y tres de ellas han reiterado el comprar que aconsejaban anteriormente y la última se ha sumado a esta recomendación desde el mantener previo. Así, si en algo se ponen de acuerdo todos los expertos que recoge FactSet es que no hay que vender las acciones de Teleperformance y el 65% aconseja tomar posiciones (es el porcentaje más alto desde el pasado junio).

Pese a que una firma que ha revisado estos últimos días ha rebajado su precio objetivo, dos lo han incrementado. Con todo, el precio objetivo para las acciones de Teleperformance de cara a los próximos meses asciende a los 218 euros por acción, lo que le deja a la compañía la posibilidad de revalorizarse en bolsa algo más de un 90% sobre los precios actuales.

El próximo 6 de marzo, la empresa dará a conocer sus resultados correspondientes al ejercicio de 2023 y en ellos, el consenso de analistas que recoge FactSet espera que el grupo anuncie un beneficio neto histórico de casi 800 millones. Sobre estas ganancias, para el actual ejercicio, los analistas proyectan un crecimiento de más del 20% hasta alcanzar unas ganancias de 1.000 millones de euros (la cifra llegará a sobrepasar los 1.200 millones en 2026).

Las ganancias esperadas para este año se adquieren, además, al multiplicador más bajo de entre sus principales competidoras (ver gráfico), a un PER (veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción) de 7,6 veces. Sobre los beneficios de 2023, los expertos esperan que Teleperformance reparta un dividendo de 3,85 euros que, sobre precios actuales, genera una rentabilidad de algo más de un 3%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud