Bolsa, mercados y cotizaciones

JP Morgan da un paso atrás en ESG al abandonar la 'Climate Action 100+'

  • La corriente 'anti sostenibilidad' gana fuerza entre las gestoras de activos
Edificio de JP Morgan. Foto: Istock.

JP Morgan abandonó este jueves la iniciativa Climate Action 100+, la coalición de inversores que presiona a grandes contaminadores como Exxon Mobil y Shell en favor de la descarbonización. Y su marcha se ha interpretado como un paso atrás ante la presión por parte de los republicanos en EEUU a las estrategias de inversión ambiental, social y de gobernanza (ESG); sus ataques estarían llevando a las gestoras a intentar restar importancia o disfrazar sus esfuerzos de sostenibilidad. Es lo que se llama green hushing. JP Morgan no es la única; también State Street Global ha salido de esta iniciativa. Visite el portal especializado elEconomista ESG.

"La otra forma de verlo es que algunos grandes inversores sólo se suman a iniciativas como Climate Action 100+ cuando existe un claro beneficio marketiniano al hacerlo. Hace apenas unos años, ser signatario de un grupo como Climate Action 100+ era visto como una insignia de honor, que contó con gran promoción en los comunicados de prensa e informes", señala Alastair Marsh, de Bloomberg. Pero, hoy en día, "la membresía se ha convertido en una responsabilidad y aquellos que nunca estuvieron realmente comprometidos con la causa son los primeros en salir". David Atkin (PRI, Naciones Unidas): "El lenguaje 'anti ESG' ha vuelto, pero a nivel global hay una única dirección".

Mark Campanale, fundador y director de Carbon Tracker, ha señalado que el lobby anti-ESG ha "infundido el temor de Dios" en los inversores. La situación, afirma, se volverá más extrema si Donald Trump triunfa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos a finales de este año. En este escenario, la sostenibilidad está pasando a la clandestinidad. "Las instituciones seguirán incorporando la sostenibilidad porque es un riesgo real, pero lo harán sin alardear ni desfilando", afirma Campanale. "Es más fácil pasar a la clandestinidad en lugar de exhibir grandes iniciativas que atraigan la atención equivocada. Lo que estamos viendo ahora es un silencio ecológico", añade. ¿Cuáles son las mejores y peores gestoras en ESG?

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud