Bolsa, mercados y cotizaciones

El agujero en el Mediterráneo por el que se cuela el petróleo ruso en España, Grecia o Italia

  • Los contrabandistas de Libia están logrando colocar el crudo ruso en Europa
  • Lo camuflan junto a productos refinados procedentes del país africano
  • Los puertos mediterráneos se han convertido en receptores involuntarios
Un petrolero surcando el mar. Foto de iStock.

Que el petróleo ruso se está colando en la Unión Europea es una obviedad. Sin embargo, lo que se está demostrando poco a poco es que este hecho no es algo puntual ni anecdótico, la UE es un auténtico coladero. Además de las refinerías dentro de la UE que siguen comprando crudo ruso o los productos refinados que llegan de Asia (también realizados con el crudo de Moscú), ahora una nueva investigación de la agencia Bloomberg ha revelado que el petróleo ruso y sus refinados se están colando directamente por el mar Mediterráneo a través del contrabando libio.

Los buques libios desembarcan en puertos europeos cargados de productos refinados y crudo de origen ruso, mezclados con los productos locales. Este contrabando se basa el 'aprovechamiento' por parte de los contrabandistas de los subsidios locales en Libia sobre sus productos refinados. Los contrabandistas compran gasolina, diésel u otro tipo de combustible a precios irrisorios en su país (tienen grandes subsidios públicos) y lo venden a precio de mercado en Europa. Para completar la jugada, usan petróleo ruso, obtenido con descuento, para obtener esos refinados a un precio todavía más bajo y diversificar su mercancía. Según cálculos de Bloomberg, se han podido colar bajo este método en la UE miles de millones de dólares en petróleo ruso.

En septiembre de 2022, las autoridades detuvieron en aguas albanesas a un petrolero llamado Queen Majeda, repleto hasta los topes de gasóleo por valor de 2 millones de dólares. El barco procedía del puerto libio de Bengasi. No obstante, según las autoridades albanesas, el petróleo que transportaban estaba siendo sacado ilegalmente del país. El Queen Majeda era solo la punta del iceberg del problema de contrabando de combustible de más de 5.000 millones de dólares en Libia, que descubrió K. Oanh Ha, periodista de Bloomberg.

Un alto funcionario libio que tiene relación con estos datos y procesos le confesó que hasta el 40% del combustible importado en Europa procedente de Libia estaba el marco de un programa de subsidios de 2022 y pertenecía al contrabando. Al rastrear los datos de envío se descubrió, además, que gran parte del combustible que salía a través del comercio ilícito procedía originalmente de Rusia. Después, el combustible llegaba desde Libia a los países europeos que han prohibido las importaciones de combustible ruso.

El contrabando en Libia

No obstante, el caso del Queen Majeda es paradigmático y representa a la perfección el funcionamiento de este proceso. Cuando toda esta historia de contrabando y petróleo ruso comenzó (hace casi dos años), este buque comenzó a realizar extrañas gestiones con su tripulación.

El propio capitán del buque había sido contratado por el operador hacía apenas unos meses. Y gran parte del equipo también era nuevo. Lo interesante es que se dirigían a Albania y, de hecho, ya habían estado realizando entregas en ese país. "Habían realizado dos entregas exitosas y explicaban que esta era la tercera entrega a Albania. Se realizó al mismo comprador con la misma documentación. No deberíamos tener ningún problema", explica la periodista de Bloomberg K. Oanh Ha, al cargo de la investigación.

Pero, ¿qué estaba pasando? Tras la invasión de Rusia a Ucrania y la imposición de las sanciones occidentales, el problema para Rusia, por supuesto, fue la pérdida de acceso a los países de la UE, que habían sido el mayor mercado para lsus productos petroleros. Así que Rusia tenía que buscar compradores donde fuera. Y Rusia encontró un comprador interesado en Libia.

Libia no tiene aprobadas sanciones contra el petróleo o los productos combustibles rusos. Por lo tanto, no hay ninguna razón para que el petróleo o el combustible rusos no llguen a Libia. Y realmente, ese petróleo ha llegado a Libia en grandes cantidades. Desde la invasión de Ucrania, las exportaciones rusas de combustible se han multiplicado por más de diez.

Los lazos entre Rusia y Libia con el petróleo

Rusia se ha convertido en el principal proveedor de todos los productos refinados de petróleo de Libia, representando alrededor del 28% del suministro exterior de Libia. Lo realmente sorprendente es que esa cifra era solo de un 4% en 2021. "Lo que estamos descubriendo es que el petróleo y el combustible que provienen de Rusia no se detienen allí, en Libia. También sabemos por los documentos que Libia está exportando diésel, gasóleo y gasolina a países de Europa que han impuesto sanciones al combustible ruso. Países como España e Italia, Francia, Bélgica, todos ellos son lugares que no aceptan combustible ruso, petróleo ruso, pero como proviene de Libia, está encontrando un resquicio para ingresar a esos países"

El petróleo llega a Libia desde Rusia, pero más tarde el crudo se carga en otros buques como el Queen Majeda y termina descargando el crudo ruso en los puertos españoles, griegos, albaneses o italianos. No obstante, toda esta investigación y hallazgos se han producido gracias a la detención de la tripulación del Queen Majeda en septiembre de 2022, la tripulación pasó seis meses en una cárcel albanesa y desde entonces han estado bajo arresto domiciliario en el barco. La tripulación, esta semana, ha recibido la acusación formal de comerciar y transportar mercancías de contrabando. Aprovechando que los combustibles están subvencionados en Libia para la población general, estas empresas opacas compran los combustibles a precios muy baratos para venderlos en el mercado europeo a precios mucho más altos.

¿Y qué pasa con el propietario del barco? "Hasta el momento, Nuri Eldawadi, el empresario libio propietario del barco, no ha sido acusado", asegura la periodista de Bloomberg al cargo de la investigación. Por su parte, Farhat Bengdara, presidente de la Corporación Nacional del Petróleo, ha explicado a esta experta que el contrabando de combustible es un gran problema, pero que no puede proporcionar una estimación de la escala ni calcular una cantidad aproximada en dólares de comercio ilegal.

Por otro lado, aparece la figura del primer ministro de Libia, Abdul Hamid Mohammed Dbeibé, asegurando que quiere poner fin al combustible subvencionado. El Gobierno está sondeando a los libios sobre esta propuesta que pondría fin al programa de subsidios, en lugar del subsidio directo (que se presta al contrabando) se les daría a los libios una suma global o un cupón de algún tipo que podrían usar para comprar combustible. Esto podría ayudar a resolver el problema por sí solo, pero la experta de Bloomberg cree que será necesario una actuación mucho más intensa y directa sobre el contrabando para acabar con ello.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud