Bolsa, mercados y cotizaciones

El BCE se adelantará a la Fed bajando los tipos en 2024, según Norbolsa

  • La firma de inversión espera que ambos los recorten 50 puntos básicos

Norbolsa espera que el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal estadounidense bajen ambos los tipos de interés en 50 puntos básicos el próximo año y que sea el organismo europeo, "por primera vez en mucho tiempo", el que se adelante presionado por la ralentización económica en la zona euro.

En su informe de estrategia de diciembre consultado por Servimedia, la firma de inversión apuesta por un recorte más pronto en Europa que en Estados Unidos, aunque reconoce "el obstáculo de la menor flexibilidad habitual del BCE en cuanto a sus objetivos de inflación".

Norbolsa se muestra más cauta que otros analistas y apunta a que las bajadas de los tipos de interés se producirán en la segunda mitad de 2024 en ambos casos al considerar que las autoridades monetarias van a optar por esperar a tener mayor visibilidad sobre la inflación.

En el caso del BCE, que ya ha acometido diez subidas de tipos de interés y mantuvo en las dos últimas reuniones los niveles en el 4% para el tipo de depósito, el 4,75% para la facilidad marginal de crédito y el 4,5% para el tipo de refinanciación, Norbolsa prevé 50 puntos básicos de bajadas en la segunda mitad del año repartidas en dos de 25 puntos básicos en cada trimestre, en lugar de los 150 puntos básicos que descuenta el mercado para todo el ejercicio. Con este recorte de Norbolsa, el tipo de depósito se situaría en el 3,5%.

En cuanto a la Fed, que lleva tres reuniones seguidas manteniendo sus tipos en el 5,25%-5,5%, los riesgos al alza sobre la inflación y a la baja sobre el crecimiento económico "nos hacen desalinearnos notablemente de lo que descuenta el mercado", que pronostica las primeras bajadas de tipos en el primer trimestre de 2024 y descensos de hasta 150 puntos básicos para el conjunto del año. Norbolsa se decanta por unos tipos inalterados durante la primera mitad del año y dos bajadas de 25 puntos básicos cada una en la segunda parte, hasta situarlos en el 4,75%-5%.

El escenario central que maneja la compañía para el próximo año es de crecimiento económico moderado, acabando el ejercicio en torno a 2,3%-2,4%, "sin entrada en recesión y con una inflación moderando a la baja a lo largo del año".

No obstante, diferencia entre ambas economías y señala que, en 2023, la americana ha visto una "continua revisión al alza" de sus expectativas de crecimiento apoyada en el consumo, mientras que la europea ha recibido revisiones a la baja por la debilidad de Alemania.

De cara a 2024, espera que el PIB de Estados Unidos reduzca su ritmo de avance del 2,4% previsto para este año hasta niveles de 1,5%, afectado por el aumento de la tasa de ahorro, y que el de Europa sea del 0,6%, muy pivotado en Alemania, tras la sorpresa "positiva" de España y Francia este año por el tirón del turismo. Para España prevé que el PIB crezca este año un 2,4% y un 1,3% el que viene.

En cuanto a los riesgos, en Europa siguen a la baja. Por el lado de precios, las tensiones se han relajado "sustancialmente", aunque todavía preocupan los elevados niveles de inflación subyacente y la necesidad de cortar espirales de salarios. Norbolsa proyecta un IPC medio del 2,4% en 2024, con la tasa subyacente en una media del 2,7% para cerrar el año cerca del 2%.

Por el lado del crecimiento, la restricción de las políticas monetarias seguirá sometiendo la demanda. En el frente de la energía, la guerra en Ucrania y el conflicto entre Israel y Gaza no está afectando y en el frente global, pesa la incertidumbre en torno a China y su crisis inmobiliaria.

En Estados Unidos, prevé que la inflación subyacente permanecerá todavía alejada del objetivo del mandato en 2024 y se situará en el 2,6%, si bien a finales del primer semestre todavía estará más cerca del 3%. El consumo privado se moderará, la inversión empresarial será débil por el endurecimiento de las condiciones de financiación y el enfriamiento de la demanda global y el mercado laboral equilibrará la oferta y la demanda que se encuentra aún distorsionada tras la salida de la pandemia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud