Bolsa, mercados y cotizaciones

Shein y el BCE pueden tumbar la subida frenética de Inditex y sacudir a todo el sector

  • Deutsche ha rebajado su calificación ante un cambio de era
  • Por un lado los tipos de interés amenazarán la demanda...
  • ... y la competencia y nuevos costes afectarán a sus resultados

Inditex se ha convertido en la estrella más brillante del Ibex 35. Solo superada por Rovi, la empresa gallega se ha disparado en lo que va de año un 52,8%, siendo la quinta firma europea de todo el EuroStoxx 50. No solo se trata del segundo año más alcista de la historia, sino que su avance ha permitido grandes hitos, como el hecho de convertirse en la octava firma más grande en capitalización bursátil de todo el continente, al tener un valor de 118.250 millones de euros. Estas ganancias en bolsa se han sostenido sobre una actividad comercial récord al incrementar un 31% sus beneficios hasta octubre. Sin embargo, esta era dorada podría estar al borde de su fin, según los expertos de Deutsche Bank. El motivo son los nuevos rivales y que los tipos de interés comenzarán a sentirse en sus negocios los próximos meses.

Estos buenos resultados no son solo de Inditex, sino de una sector como el de la moda que se ha visto impulsado por una fiebre de consumo tras el covid y, posteriormente, una crisis de suministros. Esta buena situación ha llevado a que Inditex cosechara cerca de 4.053 millones de beneficio hasta octubre y, especialmente, que su margen se dispare hasta el 59%. Los analistas de Mckinsey destacan este como uno de los factores clave pues, a pesar de la inflación, el sector ha podido trasladarla a los costes con "el mercado medio y premium impulsando el crecimiento". Del mismo modo un rival como H&M se ha disparado un 49%, tras lograr incrementar sus ventas un 6%.

Pero diversos factores podrían haber puesto en jaque este gran fortaleza del sector. Adam Cochrane, analista de Deutsche Bank advirtió a los clientes del banco que anticipa un cambio de era y que, en consecuencia, rebaja por partida doble su calificación de Inditex. De este modo, la firma fundada por Amancio Ortega ha pasado de una recomendación de compra a una de venta. El motivo es doble para Deutsche Bank, por un lado, a corto plazo el sector podría encontrarse con un fuerte cambio de consumo con una mayor competencia en mercados clave como China o los países del sur. En particular, en el informe de Deutsche señalan la pujanza de actores como Shein y Pinduoduo, con el primero saliendo a bolsa pronto y anticipando una potente expansión que recrudecería la competencia. Además, el experto cree que entrarán nuevos actores a competir.

Ante una China con un despertar poscovid decepcionante, Shein ha puesto su mirada en otros mercados. La empresa asiática ya está en proceso de debutar en Wall Street de la mano de Goldman Sachs, JP Morgan y Morgan Stanley y espera estar valorada en 66.000 millones de dólares. Con este lanzamiento la empresa especializada en precios 'ultrabajos' quiere catapultarse aún más tras crecer un 3,8% en el mercado mundial. Daniel Lucht, analista de la consultora del sector Retail ResearchFarm, explica que "mientras el lento y constante ascenso de Inditex y H&M tardó décadas en gestarse, Shein ha tenido un crecimiento récord con 22.700 millones de dólares de facturación". En ese sentido, Lucht remarca que su gran amenaza (y la de otros operadores chinos) reside en el "posicionamiento de precios eliminando intermediarios y aprovechando el máximo de la mano de obra barata" que en definitiva, le permite "ofrecer precios con los que que los minoristas occidentales simplemente no pueden competir".

Los tipos empezarán a notarse

Por otra parte, Cochrane recuerda que "los tipos de interés más altos comenzarán a notarse en 2024", lo que provocará que se reduzca de forma muy sensible la demanda de ropa. En particular creen que el gasto de los consumidores se moderará, golpeando a todo el sector minorista. Durante el verano, los datos de ventas minoristas han vuelto a máximos históricos, unas situación que no se veía desde la pandemia en países clave como Alemania. Sin embargo, desde entonces han ido en retroceso.

Sin embargo, los tipos de interés han llegado al punto máximo al situarse en el 4,5%. Su impacto se dejará sentir según los expertos el año que viene. El consenso de los analistas de Bloomberg dan por hecho que habrá una ralentización en el PIB hasta el 0,6%, mientras que analistas como Nomura o Citi dan por hecha una recesión del 0,4% y del 0,2% para el próximo ejercicio. También esperan un mayor desempleo y una mayor incertidumbre geopolítica, factores que, para Deutsche Bank "afectarán a las ventas del sector".

El segundo factor es a medio plazo y es un problema de costes. Por un lado, la inflación finalmente empezará a golpear en diferido los salarios y los costes de las materias primas. Y este golpe se verá reforzado por una vuelta al foco de los inversores de los criterios ESG (sostenibles), que obligarán a las empresas a utilizar "materiales más sostenibles y mejorar el trato de los trabajadores en los países donde se fabrica la ropa", explica Cochrane.

"La empresas se enfrentarán a un difícil entorno económico que lastrará el crecimiento"

Expertos como los de Mckinsey, dan por hecho que el sector en su conjunto seguirá creciendo entre el 2% y el 4% en 2024, pero creen que se enfrentará a potentes dificultades que podrían comprometer este crecimiento. "La empresas se enfrentarán a un difícil entorno económico que lastrará el crecimiento". En particular, la consultora señala que "los conflictos en Europa, Oriente Medio y otras partes del mundo constituyen la principal preocupación para los ejecutivos de la industria, seguida de la volatilidad de la inflación". Esto se debe a que, según los expertos, esta inestabilidad podría poner en jaque el crecimiento de un modelo de negocio internacional que se basa en cadenas de suministro que van desde Asia hasta América, pasando por Europa y Oriente Medio.

El conjunto de los analistas, en cualquier caso, se muestra dividido respecto al sector y, en particular ante Inditex. A pesar de estas dudas, el consenso de los analistas de Bloomberg no es tan pesimista sobre la firma gallega, a la que otorgan un potencial a doce meses del 3,4%. Eso sí, creen que la era de grandes subidas parece estar terminando y que la empresa más grande en capitalización de España, se encuentra a las puertas de un periodo de estabilización, tras sus potentes subidas.

Además, el conjunto de expertos da por hecho que conseguirá imponerse a los desafíos a los que el sector parece asomarse, al menos en lo que se refiere a sus resultados. Las previsiones para 2024 es que la empresa logre un beneficio ajustado neto de 5.250 millones de euros, un 22,69% superior a sus cifras en 2023. Además, los expertos creen que sus ingresos pasarán de unos 32.600 millones este año para avanzar hasta los 36.290 millones el próximo ejercicio. Queda por ver si se cumplen estas estimaciones o si la inflación, la competencia y un entorno más complicado acaban imponiéndose.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud