Bolsa, mercados y cotizaciones

Fondos de impacto y nuevas temáticas en mercados privados

  • Este tipo de productos deberían cobrar más relevancia en las carteras
Los fondos de impacto pretenden dejar huella en la sociedad o el medio ambiente. Foto: Istock.

Cada vez son más las ofertas de activos en las que los inversores pueden posicionarse para obtener retornos atractivos y que batan a esa temida inflación. Dentro de esta categoría entran los fondos de activos ilíquidos y en concreto los fondos de impacto. Estamos viendo un cambio en la regulación española que llama a la "democratización" de los fondos de capital riesgo y por ello cada vez deberían cobrar más relevancia en las carteras de los inversores como método diversificador, por sus características diferenciadoras y su evolución dispar con el ciclo económico. Visite elEconomista ESG, el portal 'verde' de elEconomista.es.

Son cuantiosas las oportunidades de inversión que encontramos en los mercados privados para invertir de forma sostenible y tener un impacto en la sociedad y en el medioambiente. La primera de ellas, y que más fácil se puede observar su resultado, son las infraestructuras sostenibles donde los programas de apoyo de la Unión Europea (Next Generation UE) y Estados Unidos (US Infrastructure Bill) están sirviendo de apoyo al activo. Se estima que el importe necesario en infraestructuras es de 100 billones de dólares americanos hasta 2040, lo que supone un total de 4 ó 5 billones de dólares anuales. Encontramos energías renovables como solar o eólica, pero también la electrificación de las ciudades o las infraestructuras de agua. El universo invertible es inmenso, donde las oportunidades desligadas del ciclo económico, como son los proyectos regulados, cada vez crecen más. Estas necesidades de financiación no van a ser únicamente públicas, sino que el sector privado también tiene que formar parte de él. El sector inmobiliario también es otra de las oportunidades donde las mejoras de los edificios para reducir las huellas de carbono y mejorar la eficiencia de éstos son la fuente de rentabilidad de los fondos de impacto. En este segmento entran más en juego los fondos de activos inmobiliarios más oportunistas o que buscan apreciación de capital. Lea también: La sala VIP del 'private equity'.

Sin embargo, cada vez son más los fondos que invierten en el capital o deuda de las compañías que buscan tener dicho impacto. Hasta ahora el impacto en la sociedad, en concreto, estaba destinado a la filantropía, y muchos habíamos visto proyectos de compañías que construían hospitales o escuelas en países africanos, sin buscar una rentabilidad financiera. Sin embargo, cada vez son más los fondos que conceden préstamos a agricultores o ganaderos en países en vías de desarrollo y que requieren más ayudas. Es relevante esta actividad social, ya que muchas veces nos centramos en la inversión verde, pero también se necesita apoyar la parte social. Nos podemos plantear si con estas inversiones se sacrifica rentabilidad, pero esto no es así. Normalmente estas inversiones se negocian con los propios clientes y suelen ser más baratas que la financiación bancaria en dichos países, por lo que comparativamente con los intereses en un país desarrollado, se obtiene un extra de rentabilidad. Otro gran factor es que los grandes bancos de desarrollo de países gubernamentales (Banco Europeo de Desarrollo, por ejemplo) apoyan este tipo de iniciativas y dan garantías a las inversiones en estas operaciones.

Todo apoyo es muy importante, especialmente en partes menos desarrolladas como la parte social, que es igual de importante que la medioambiental. Por ello es importante que se vaya desarrollando y se vayan creando unas métricas de impacto para este tipo de inversiones. Además, conviene destacar que estas inversiones no están libres de riesgo, sino que conllevan un riesgo asociado por su iliquidez, es decir, la inmovilización del capital durante un periodo relativamente largo.

Relacionados

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud