Bolsa, mercados y cotizaciones

El mercado del lujo se acomoda en España: 17.000 millones de facturación y 4,5% del mercado europeo

Una tienda de artículos de lujo en Madrid / Europa Press

El mercado del lujo es una rentable realidad en España. En 2022 facturó 17.000 millones de euros, lo que representa el 4,5 % de este sector en Europa.

Así se pone de manifiesto en el informe Perspectiva del Mercado de Alta Gama en España, del Círculo Fortuny con el análisis de McKinsey McKinsey & Company, que, a nivel global, asigna a España el 1 % del mercado mundial (1,4 billones de euros).

Pese a ello, nuestro país está por detrás de otros competidores europeos, habituales actores en el sector, como Francia, que acumula tres veces más, e Italia, que dobla a España.

En constante expansión

Las previsiones apuntan, en todo caso, que el sector crecerá entre un 7% y un 9% cada año hasta 2027, situándose en un volumen de negocio de 23.000 a 27.000 millones de euros. Este crecimiento de la alta gama se justifica con el auge de la experiencia del cliente, que concentra actualmente más de la mitad del mercado (51%), frente a los bienes y objetos personales.

El avance actual se sustenta igualmente en el aumento de la demanda local, que ha crecido siete puntos porcentuales desde 2019, especialmente en segmentos como moda, accesorios y marroquinería y joyería.

Por el contrario, los niveles de compras de los turistas en 2022 se mantenían un 6% por debajo del último dato prepandemia, "con gran impacto en un sector altamente sensible a los flujos turísticos", explican desde Fotuny.

Exportaciones por valor de 20.000 millones

La alta gama, a su vez, contribuye con sus ventas al PIB en un porcentaje de entre el 0,5% y el 1%, a lo que se suma otro 1% que aportan las exportaciones, que ascienden a los 20.000 millones de euros y han crecido un 4% frente a 2017. El informe atribuye los buenos datos a "un creciente reconocimiento internacional" del sector del lujo español, "especialmente en Europa y Estados Unidos".

Según Xandra Falcó, Presidenta del Circulo Fortuny, "la excelencia cultural y creativa española está en un buen momento, y seguirá creciendo en los próximos años afianzando su papel como motor de la economía", a la vez que ha apuntado a un "cambio de tendencia hacia la experiencia" que "supone una enorme oportunidad" que ha de aprovecharse "como factor de diferenciación en un escenario global".

Alta gama en distintos sectores

La experiencia de alta gama está presente en sectores como la alta gastronomía, la hostelería, el hospitality y el wellness, o los eventos, y se ha visto reforzada en los últimos cinco años, puesto que ha ganado tres puntos porcentuales frente a los bienes personales.

Por ello, se consolida como un factor diferenciador en el mercado global de la alta gama, creciendo a doble dígito. En concreto, la alta gastronomía y la hostelería aumentaron un 13%, el hospitality y el wellness lo hicieron un 11%, y eventos y ocio, un 31 %, sumando en conjunto 8.600 millones de euros.

Crecimiento hasta 2027

En cuanto a los bienes personales, dentro del "ligero retroceso" que registran sus ventas, se sitúan en 8.400 millones de euros, aunque hay excepciones, como los cosméticos y fragancias, que desde 2019 han crecido un 8%. Durante el mismo período, los ingresos de moda, accesorios y marroquinería presentaron una caída del 10%, joyería un 6% y mobiliario y decoración de interiores "más ligera", del 3%.

El informe prevé que todas las categorías del lujo, experiencias y bienes personales, crezcan de cara a 2027, destacando los incrementos en hospitality y wellness (hasta un 14%), eventos y ocio (10%), cosméticos y fragancias (10%), alta gastronomía y hostelería (8%) y mobiliario y decoración de interiores (8%).

Nuevo perfil internacional

Pese a la incertidumbre económica, el estudio pone de manifiesto un crecimiento de la base de clientes de alta gama a nivel local, el regreso escalonado del turismo y la aparición de un nuevo perfil de residente internacional, lo que tendría "un impacto positivo en el sector".

Se aprecia, además, evolución de las preferencias de consumo, con un auge del gusto por lo discreto o silent luxury, así como por la casualización del estilo y la preferencia por lo local.

Tres regiones clave

En cuanto a la recuperación del turismo, el informe pone el foco en tres regiones clave: China, Estados Unidos y los países del Golfo Pérsico. Los turistas chinos realizan el 13% de las transacciones de tax free en España, pero concentran el 30% del gasto, por lo que atraer a este consumidor "es primordial". Entre las preferencias de los ciudadanos chinos están las marcas locales, la alta artesanía y el diseño, así como la compra en tiendas físicas en destino, y son valores al alza para ellos el bienestar y la sostenibilidad.

Estados Unidos, con un incremento de llegadas de sus turistas de un 68% entre 2017 y 2022, representa el 7% del volumen total de tax free, mientras que los países del Golfo Pérsico (Arabia Saudí, Bahréin, Kuwait, Omán, Emiratos Árabes Unidos y Catar) son el segmento de mayor crecimiento en términos de turismo, con un millón de consumidores de alta gama.

Por su parte, el turismo ruso, muy afectado a causa de la invasión de Ucrania, se reconoce en el informe que, aunque "era muy importante", principalmente en la zona de Levante, se aprecia un "efecto de sustitución muy fuerte" en el conjunto de la economía, por lo que concluyen que "la realidad es que no se ha notado".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud