Bolsa, mercados y cotizaciones

Un director de Hollywood estafa más de diez millones a Netflix para inversiones de alto riesgo en bolsa y criptomonedas 'meme'

  • Carl Erik Rinsch pidió más fondos para la fallida serie 'Conquest'
  • Los gastó apostando contra el S&P 500 y por Gilead y el dogecoin 
  • Con lo ganado compró cinco Rolls-Royce y un reloj de 400.000 dólares
Foto: Alamy

La película que se ha montado el director de cine británico Carl Erik Rinsch no es precisamente la que quería Netflix. Con la excusa de recibir más fondos para poder seguir con la costosa ficción que está filmando para la plataforma, Rinsch recibió una buena sarta de millones que destinó a inversiones tan variopintas que iban desde acciones de Wall Street hasta criptomonedas como el dogecoin, el activo meme que cobró fama durante la pandemia por el apoyo del fundador de Tesla y ahora dueño de X (Twitter), Elon Musk.

La información saltó a mitad de semana en el New York Times y ha corrido como la pólvora por los medios estadounidense. Netflix ya había invertido 44 millones de dólares en Conquest, una fallida serie de ciencia ficción, cuando este pidió más dinero en marzo de 2020. El gigante del streaming transfirió a la productora del director de 47 Ronin, protagonizada por Keanu Reeves, otros 11 millones de dólares. El NYT cita como fuentes a miembros del reparto y del equipo, correos electrónicos y archivos judiciales en un caso de divorcio presentado por la esposa de Rinsch.

Al parecer, Rinsch transfirió 10,5 millones de dólares de los nuevos fondos a su cuenta de inversión personal y procedió a hacer apuestas arriesgadas en acciones utilizando opciones. Por ejemplo, apostó a que las acciones de Gilead Sciences se dispararían, ya que la empresa biofarmacéutica había desarrollado un medicamento antiviral para el covid, que estaba causando estragos en ese momento. Sin embargo, las acciones de Gilead sólo subieron desde los 70 dólares hasta un máximo de 84 dólares en abril, y no superaron ese máximo hasta noviembre del año pasado.

El director también apostó a que el S&P 500 prolongaría su desplome del 30% por el estallido del covid. Pero el índice bursátil estadounidense de referencia se recuperó rápidamente desde su mínimo de mediados de marzo y borró todas sus pérdidas en cuestión de meses. El resultado fue que Rinsch perdió unos seis millones de dólares en unas pocas semanas, según el NYT.

Este agujero no disuadió a Rinsch de transferir más de cuatro millones de dólares a su cuenta en la plataforma de criptomonedas Kraken y comprar el nacido como una broma dogecoin. En ese caso la inversión de alto riesgo salió bien: el valor de dogecoin se multiplicó por 10, de 0,063 a 0,64 dólares, entre principios de abril y principios de mayo de 2021. Rinsch cobró sus ganancias ese mes, aumentando el saldo de su cuenta a casi 27 millones de dólares.

Con las ganancias extraídas de un dinero que no era 'suyo', el director de Hollywood hizo un importante acopio de bienes de lujo. Rinsch derrochó una gran parte de la ganancia inesperada en ropa y muebles de lujo, un Ferrari, cinco Rolls-Royce y un reloj Vacheron Constantin que costó casi 400.000 dólares. Según el NYT, sus gastos ascendieron a 8,7 millones de dólares, citando un análisis realizado por un contable forense contratado por la esposa de Rinsch.

Netflix gastó más de 55 millones de dólares en Conquest, pero nunca recibió un solo episodio terminado. La compañía está ahora inmersa en un arbitraje confidencial con Rinsch, que alega que la plataforma de streaming rompió su contrato y le debe al menos 14 millones de dólares por daños y perjuicios. Netflix dice que no le debe nada, siempre según la información del NYT.

Rinsch argumentó en una declaración que compró los coches y los muebles como accesorios para su programa, y los pagó con el dinero de producción de Netflix. Pero en el arbitraje dijo que los fondos eran suyos y que Netflix estaba en deuda con él como resultado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud