Bolsa, mercados y cotizaciones

Las primarias de Venezuela hacen que su petróleo vuelva al mercado

  • La subida del crudo y la anulación de las sanciones hacen rentable su extracción

La industria de hidrocarburos en Venezuela es como el Imperio Romano: tuvo su auge y ahora está en caída. Pero a diferencia de lo que relata el historiador Edward Gibbon con el último emperador Rómulo Augústulo, el país sudamericano cuenta con lo necesario para volver a explotar una de las mayores reservas de crudo del mundo.

El país parece que está dando pequeños pasos para volver a garantizar el Estado de Derecho. Fruto de un acuerdo firmado el pasado 17 de octubre por Nicolás Maduro y la oposición en Barbados, bajo la mediación de Washington, se celebraron (el domingo, 22 de octubre) unas elecciones primarias en la oposición, en las que salió elegida candidata opositora, María Corina Machado. Ella será la que compita contra el bolivariano Nicolás Maduro en los comicios presidenciales que están fijados, sine díe, para el segundo semestre del próximo año 2024.

En dicho acuerdo ambos firmantes acordaron que las elecciones presidenciales se celebren bajo la observación internacional, para que el resultado sea lo más garantista posible. Como incentivo para que esto sucediese, Biden levantó las restricciones al sector petrolero de Venezuela el año pasado.

Tras la firma de dicho documento por ambas partes, el Tesoro de Estados Unidos emitió una licencia de seis meses para que Venezuela pueda producir, vender y exportar crudo y gas a cualquier país y operar en dólares. Esto es un gran alivio para la maltrecha economía venezolana que cerró 2023 con una inflación del 230% y un crecimiento del PIB en torno al 1,5%.

El exministro de Petróleo y Minería de Venezuela, entre los años 2002 y 2013, Rafael Ramírez, aseguró que a través del Estado de Derecho, ganando gobernanza y legitimidad, "el país podrá volver a gobernar con éxito su actividad petrolera y sus recursos nacionales" con un plan nacional de recuperación. "Esto ayudará a aliviar la crisis humanitaria", dijo.

Según los últimos datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), las exportaciones de petróleo de Venezuela cayeron en 2022 debido al deterioro de la infraestructura y las sanciones de Estados Unidos. A esto se suma una creciente competencia en sus mercados periféricos, pese a la ayuda que recibieron de Irán.

La empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y sus filiales exportaron unos 616.540 barriles al día de crudo y productos refinados el año pasado. Esto supone una caída del 2,5% desde 2021 y se sitúa ligeramente por debajo de las cifras de 2020. El país llegó a extraer 3,2 millones de barriles por día hace 13 años.

A pesar de esa caída, el aumento de los precios del petróleo, que llegó a los 100 dólares el barril entre febrero y agosto por la guerra de Ucrania y actualmente roza los 89 dólares, fue lo que les ayudó a crecer el año pasado ese 1,5%.

El país cuenta con una decena de pozos, pero con una infraestructura que está obsoleta y degradada y que las sanciones no le permitían renovar y esto hacía que no saliese rentable la extracción de petróleo. Pero hoy las circunstancias son otras, los precios tan altos y el fin de las sanciones impuestas por Estados Unidos (durante seis meses) son la oportunidad que el país necesitaba para remontar y volver a hacer rentable la extracción.

El país ya aprovechó el tirón que le dan las sanciones a Rusia. A mediados del mes de mayo, el gobierno de Maduro emitió una licencia a la española Repsol y la italiana Eni para explotar condensados y exportar gas a Europa. Desde inicios de año, Repsol importó tres millones de barriles, la mayor parte de ellos hacia Bilbao.

Aún así, las garantías de que el levantamiento de las sanciones siga vigente tras las elecciones no están claras, Maduro ya ha impugnado los resultados de las primarias.

Maduro dice que los resultados son un "fraude"

El actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tachó de "fraude" los resultados de las elecciones primarias presidenciales de las que María Corina Machado salió elegida como candidata de la oposición.

La mujer del mandatario, Cilia Flores, recalcó que "el fraude es un delito" y dijo que los responsables del mismo "deben ser investigados por las autoridades".

El miembro de la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional, José Brito, a quien la oposición lo enmarca como "aliado del chavismo", exigió la investigación contra la Comisión Nacional de Primarias (CNdP) y Súmate, una organización con capacidad técnica para facilitar los procesos de participación ciudadana.

De hecho, elevó un recurso contencioso ante la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia venezolano para que se revisen esas supuestas irregularidades de las primarias, reiterando que el proceso "fue secuestrado por un grupito".

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional, Jorque Rodriguez, calificó de "estafadores" a la CNdP y, en concreto, a Súmate. El mandatario, que fue el encargado de negociar con la oposición este proceso, aseguró que lo ocurrido el pasado domingo "no fue una elección", sino que fue "una pillería cuya única intención era la de hacer "zozobrar" el país y llevarlo a la "inquietud y la búsqueda de más sanciones económicas" por parte de Estados Unidos.

Pero el presidente de la Asamblea fue más allá e incluso calificó de "ladrón" y "bárbaro"a Jesús María Casal, principal representante de la CNdP y, a su criterio, éste cometió un delito.

Rodríguez se empecinó en que este proceso de primarias no fue otra cosa que una "autoproclamación", tal y como sucedió con el diputado Juan Guaidó en 2019, cuando se denominó a sí mismo "presidente encargado" de Venezuela bajo el beneplácito del presidente Donald Trump.

Machado se defendió, asegurando que no hubo otras elecciones en Venezuela "con el escrutinio tan cuidado". Apelará a la comisión del acuerdo de Barbados para verificar nuevamente los resultados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud