Bolsa, mercados y cotizaciones

La tensión bélica y en renta fija dejan la zona de compra del Ibex a menos de un 3%

  • Es hora de ir pensando en qué valores se podría ir 'sembrando'

A estas alturas del año, a nadie le cabe duda de que el fulgurante inicio de ejercicio de las bolsas mundiales -y particularmente del Ibex 35- generó unas expectativas en inversores y analistas difíciles de cumplir con el paso de los meses. Y más aún, teniendo en cuenta el desarrollo de los acontecimientos conforme ha ido avanzando el ejercicio, tanto en el terreno geopolítico, como en el ámbito de los mercados. Todo ello se ha traducido en un sentimiento de frustración por la lateralidad del mercado durante los últimos meses (no hay que olvidar que desde abril, las bolsas de Europa -incluida la española- se encuentran inmersas en un canal que, en el caso del Ibex 35, le ha impedido moverse en un rango superior a los 650 puntos).

Y en ese contexto se ha producido uno de los mayores tensionamientos de mercado que se recuerdan en los últimos meses, en el que se han visto envueltos como actores protagonistas la guerra palestino-israelí y el aumento del rendimiento de la gran referencia en el mercado de renta fija, el bono estadounidense con vencimiento a 10 años.

Tal y como explica François Rimeu, estratega senior de La Française AM, la escalada de la tensión en Oriente Próximo ha hecho recordar aquella máxima que reza que "una guerra es, por su propia naturaleza, inflacionista, y la mayoría de las veces se traduce en un aumento de los precios de las materias primas".

Por eso, el experto (y los mercados) han puesto de manifiesto en las últimas horas que la situación actual puede "dificultar aún más la misión de los bancos centrales". Y eso es algo que se ha traducido en caídas de precios, tanto en el mercado de renta variable como en el de renta fija.

Y es que, si a esta situación se suma que la rentabilidad del T-Note ha experimentado esta semana nuevas subidas, que le han llevado a alcanzar durante algunos momentos el 4,97%, muy cerca de la psicológica cota del 5%, el resultado de la ecuación no es otro que un incremento de los grandes temores del mercado.

"Los últimos movimientos en el ámbito de los bonos se han traducido en un endurecimiento de las condiciones financieras, algo que la Reserva Federal de EEUU (Fed) lleva cierto tiempo tratando de conseguir. El mercado de renta fija está, por lo tanto, haciendo la labor del banco central estadounidense", explica Yves Bonzon, del banco privado suizo Julius Baer, para explicar el comportamiento de esta referencia.

Sea como sea, las consecuencias de este incremento de la tensión también se han dejado sentir en las bolsas en forma de pérdidas superiores al 3% en los últimos cinco días en muchos de los índices de referencia en Occidente, como el EuroStoxx 50, que han favorecido que se hayan ido aproximando a sus respectivas zonas de soporte, aquellas que desde Ecotrader se ha señalado como óptimas para incrementar de nuevo la exposición a bolsa.

"Es importante saber dónde comprar y hacerlo en bases de procesos laterales como el que atraviesan las bolsas en las últimas semanas es clave para optar a la ecuación rentabilidad-riesgo más atractiva posible", explica en ese sentido Joan Cabrero, analista técnico y estratega de Ecotrader, quien señala que en el caso del Ibex 35 se han tenido que matizar dichas zonas con los últimos vaivenes.

"Ahora hay que pensar más en los 8.967/8.800 puntos para comprar en vez de en los mínimos de marzo cuando la crisis de Credit Suisse (8.500)" destaca el experto mientras recalca que hay que insistir en que las eventuales caídas que se produzcan a dichas zonas (o sus inmediaciones) deben ser vistas como una oportunidad de compra para buscar primeros objetivos en los 10.100.

Y en la misma línea se posicionan desde Renta 4 al resaltar que "estamos en la parte baja del rango lateral y consideramos que sigue habiendo potencial atractivo en muchos de los valores del Ibex 35".

Hasta las zonas de soportes apenas hay una distancia del 3% en el caso del Ibex 35, mientras que el potencial objetivo que se perseguiría comprando en dichas cotas es lograr una vuelta del selectivo español a los 10.100 puntos, o niveles superiores si EEUU vuelve a sus máximos de 2021 como está dejando caer en las últimas sesiones que puede llegar a hacer. En ese caso los niveles a perseguir en el Ibex se irían a los 11.000-11.200 puntos, algo no visto desde 2007 antes de la crisis de Lehman Brothers, lo que implicaría una subida del 20%.

En el supuesto del EuroStoxx 50, el rango de soporte a vigilar es el de los 3.900/4.000 puntos, que son los mínimos que marcó la principal referencia europea en marzo tras la crisis de Credit Suisse.

"Si su alcance coincide con una caída del Dow Jones Industrial a los 32.300/32.500 puntos, como está proyectando el índice estadounidense en las últimas semanas, sería un verdadero regalo de Navidad anticipado, esto es una oportunidad para volver a comprar bolsa europea con una orientación de medio plazo ya que desde ese entorno entiendo que podrían sentar las bases de un suelo desde donde los índices del Viejo Continente podrían desplegar otro segmento alcista en busca de marcar nuevos altos del año".

Cómo y dónde operar

La tensión de las últimas horas se ha producido en un momento muy complicado de mercado, cuando el sentimiento de frustración ya había menoscabado en buena parte el ánimo inversor dada la lateralidad del mercado.

De hecho, desde que a mediados de abril tocó uno de sus niveles más altos del año, el selectivo español ha registrado movimientos muy poco profundos: ha llegado a coquetear en el peor de los momentos con los 9.000 puntos en el mes de mayo y en sus instantes de euforia ha rozado los 9,700 puntos, en julio.

"Creemos que lo más probable es que sigamos en un rango lateral hasta que haya más claridad en torno a la evolución del ciclo económico global (cuál acaba siendo el impacto de las intensas subidas de tipos) y de la inflación (a qué ritmo baja, sobre todo la subyacente) que será lo que determine cuánto tiempo se mantendrán los tipos de interés en niveles restrictivos y con ello su impacto sobre actividad económica y beneficios empresariales", señalaba recientemente en ese sentido Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4.

Este estrecho rango de movimiento recuerda una de las apotegmas más comentadas (y temidas) en el mundo bursátil, aquella que señala que el mercado es capaz de moverse más de un 65% del tiempo consolidando posiciones y solo en el periodo restante es cuando se producen los cambios estratégicos de calado que amenazan con dejar a los menos pacientes en fuera de juego, si se hace un símil futbolístico.

Por eso -entre otras cosas- es tan importante tener bien diseñado un plan de trading que tener presente en los peores (y mejores) momentos del mercado, para identificar los niveles óptimos en los que comprar y no dejarse llevar por la temperamentalidad a la que abocan los largos meses de estío lateral bursátil.

Desde Ecotrader, una vez que ya se tiene dicho plan esbozado (y se ha seguido a rajatabla), se ha procedido a identificar los niveles de soporte de todos los valores del Ibex 35, para que el inversor tenga a sus disposición las zonas a vigilar en cada compañía del selectivo. Y, además, se proporcionan los niveles análogos a los 8.800 puntos del Ibex 35, es decir, las zonas a las que se irían los valores en el peor de los escenarios.

Con este rango de precios la intención es proporcionar una horquilla de niveles para que el inversor pueda decidir en que segmento se siente más cómodo con independencia del valor que elija. Y es que, "con los índices europeos tan cerca de alcanzar la parte superior del rango de soportes que desde hace meses se viene sugiriendo esperar desde Ecotrader, es hora de empezar a pensar en escribir la carta a los Reyes Magos e ir sembrando", afirma Cabrero.

En ese sentido, Amadeus, Ferrovial y Sacyr son los valores que cotizan más pegados a los primeros niveles de compra -el primero los ha tocado-, mientras que Acciona Energías Renovables y Telefónica no les andan muy alejadas al estar a menos de un 1% de dichas cotas (ver gráfico).

Por contra, serían Fluidra, Repsol y el sector bancario, con Bankinter y Banco Santander a la cabeza, los que más tendrían que corregir para acercarse a las zonas de soporte indicadas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud