Bolsa, mercados y cotizaciones

La demanda mundial de petróleo bate un récord y los precios apuntan todavía más alto

Imagen: istock

La demanda mundial de petróleo alcanzará este año un nuevo récord en medio de un fuerte consumo en China y el "riesgo" de ver precios más elevados sigue muy presente. Así lo señala la Agencia Internacional de la Energía en su último informe mensual, en el que recoge que la demanda global de crudo ya alcanzó un máximo de 103 millones de barriles diarios en junio, cifra revisada al alza desde una estimación inicial y después de dos meses de lecturas mediocres.

Y aunque en julio la cifra se redujo ligeramente hasta los 100,9 millones de barriles diarios, el organismo espera ver "un nuevo récord en agosto".

"La mayor demanda se está viendo alentada por el aumento de los viajes en avión en verano, el mayor uso de petróleo en la generación energética, además de por la mayor actividad de la industria petroquímica china", apunta el informe. Se espera que la demanda mundial de petróleo cierre el año en los 102,2 millones de barriles diarios, una cifra nunca vista para el conjunto de un ejercicio. Pese a las persistentes preocupaciones sobre la salud de su economía, China acaparará más del 70% de ese incremento de la demanda.

De cara al próximo año, sin embargo, el informe prevé que el crecimiento de la demanda se limite a apenas un millón de barriles diarios de incremento respecto a 2023 debido a la desaceleración económica global, la mayor eficiencia energética y el crecimiento de los vehículos eléctricos.

Menores inventarios

Mientras tanto, los mercados mundiales se están ajustando, dejando los inventarios de petróleo en los países desarrollados unos 115 millones de barriles diarios por debajo de su promedio de cinco años. 

El aumento de la demanda se ha combinado con los recortes de producción de la OPEP y sus aliados (OPEP+), encabezados por Arabia Saudí, que se hicieron sentir de pleno durante el mes julio. La extracción de crudo del bloque cayó hasta un mínimo de casi dos años, a 50,7 millones de barriles diarios, con un recorte de más de 2 mbd respecto a principios de año.

Los países de fuera de la alianza aumentaron su producción en 1,6 mbd hasta 50,2 mbd, encabezados por Estados Unidos, Brasil y Guyana. EEUU supone el 70% de ese crecimiento de la producción.

La combinación de una elevada demanda por la actividad económica y la previsión de que los bancos centrales no subirán más los tipos de interés unido a unas menores existencias, la moderación de la inflación y los recortes de producción se han unido con fuerza junto con la debilidad del dólar para tirar con fuerza de los precios.

La cotización del Brent subió 11 dólares durante julio hasta cerrar el mes en 85,73 dólares por barril, su nivel más alto desde abril. En la jornada de este viernes el Brent se mueve con ligeras subidas en los 86,7 dólares, mientras que el Texas hace lo propio en los 83,12 dólares.

La tensión en el mercado subirá en otoño

En julio, los inventarios de petróleo disminuyeron por tercer mes consecutivo. Se prevé que los equilibrios del mercado se ajusten aún más en otoño, en la medida que Arabia Saudí y Rusia extienden los recortes de suministro al menos hasta septiembre.

Las principales naciones consumidoras han criticado a los saudíes y sus aliados en la OPEP+ por restringir los suministros, advirtiendo que un nuevo pico inflacionario presionaría a los consumidores y pondría en peligro la recuperación mundial. No obstante, Riad ha dicho que podría profundizar los recortes actuales si es necesario

"Un amplio colchón de capacidad adicional de la OPEP+ de 5,7 mbd significa que hay un margen significativo para que la alianza aumente la producción más adelante en el año". Suministros adicionales permitirían a las refinerías impulsar la actividad y ayudar a aliviar las tensiones del mercado.

La necesidad de crudo de la OPEP durante el cuarto trimestre parece un poco menos apremiante en comparación con el informe del mes pasado, ya que una perspectiva de demanda ligeramente más débil para el período y un poco de oferta adicional en otros lugares reducen el requisito de producción de la OPEP en 400.000 barriles por día.

No obstante, se necesita un promedio de 29,8 millones de barriles por día de los 13 miembros del cártel entre octubre y diciembre, mucho más que los 27,9 millones por día que bombearon en julio, según la AIE.

"Pero si se mantienen los objetivos actuales del bloque, los inventarios de petróleo podrían disminuir en 2,2 mbd en el tercer trimestre y en 1,2 mbd en el cuarto trimestre, con el riesgo de que los precios sigan subiendo", concluye el informe.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud