Bolsa, mercados y cotizaciones

El fondo soberano saudí crea 25 nuevas firmas y supera medio billón en activos

  • La mayoría están relacionadas con la construcción, el turismo y el entretenimiento
Mohammed bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudí. Alamy

El Fondo de Inversiones Públicas (FIP) de Arabia Saudí, uno de los fondos soberanos más grandes del planeta, anunció ayer que durante 2022 había registrado 25 nuevas empresas para canalizar su actividad en todo el mundo. Entre todos sus vehículos, FIP ya supera el medio billón de euros en activos bajo gestión (2,234 billones de riales saudíes, unos 540.000 millones de euros).

El FIP, establecido en 1971 pero que empezó a ganar importancia en 2017 debido a los esfuerzos del reino árabe para diversificar su economía fuertemente dependiente del petróleo, dijo en su informe anual que consiguió esta hazaña tras "tomar ventaja de importantes oportunidades de inversión para proveer un crecimiento sostenible a Arabia Saudí".

En este sentido, de acuerdo con el informe, en 2022 se crearon un total de 25 empresas, la mayoría de ellas relacionadas con los sectores de la construcción, el turismo y el entretenimiento, las grandes apuestas de la monarquía del golfo Pérsico para superar la dependencia del "oro negro". Asimismo, durante este periodo fueron creados un total de 181 nuevos empleos. De esta forma, los activos bajo gestión del FIP han registrado un crecimiento de más del 12,8% respecto a 2021, cuando la cifra se situó en 1,98 billones de riales saudíes (unos 470.000 millones de euros). Además, desglosó que del total de activos bajo gestión, un 23% fueron inversiones internacionales, mientras que el 77% restante fueron inversiones locales y tesorería.

El fondo soberano indicó en el informe que sus principales fuentes de financiación provenían de inyecciones de capital por parte del Gobierno saudí, activos del Ejecutivo transferidos al PIF, además de préstamos e instrumentos de deuda que no especificó.

Esta transferencia masiva de dinero por parte del Gobierno forma parte de la estrategia de Arabia Saudí para extender sus tentáculos a otras actividades económicas y para desarrollar megaproyectos como NEOM, una ciudad futurista que está siendo construida en una zona desértica del noroeste del reino. En los últimos años, el FIP también ha adquirido empresas extranjeras, como es el caso del club inglés Newcastle United, o parte del capital de Uber, entre otras.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud