Bolsa, mercados y cotizaciones

Los gestores se alejan del inmobiliario como no lo hacían desde hace 14 años

  • Esperan recesión mundial suave a 12 meses vista y recorte de tipos de la Fed en enero
  • El techo de deuda de EEUU se cuela entre los mayores peligros para los encuestados
Imagen: iStock
Madrid icon-related

La última encuesta a gestores de fondos que elabora Bank of America confirma el temor de los inversores por la posibilidad de que llegue una recesión en los próximos 12 meses. Aunque las expectativas de la mayoría apuntan a un retroceso económico, creen que este será un "aterrizaje suave", y no una grave crisis. Eso sí, con este escenario base, la mayor parte de los gestores encuestados (251 participantes, con un patrimonio total gestionado de 666.000 millones de dólares entre todos) opta ahora por acudir a activos refugio, como la renta fija, al tiempo que salen de los sectores cíclicos, como el inmobiliario y las materias primas.

El impago de su deuda de la compañía inmobiliaria sueca SBB Norden, a principios de este mes, parece que ha pesado en el ánimo de los inversores, que están optando por salir de un sector en el que muchos analistas están viendo un serio peligro en los últimos meses.

Una recesión suave

El indicador de sentimiento inversor que elabora el banco estadounidense con los resultados de esta encuesta refleja el mayor pesimisto que se ha visto en lo que va de año, pero sin alcanzar los peores niveles que se vieron el año pasado, en el mes de octubre. Las perspectivas de recesión han aumentado desde el mes pasado, pero, aun así, la mayor parte, un 63%, espera que sea un "aterrizaje suave".

Como es lógico, los beneficios empresariales se verán afectados por este frenazo económico, a ojos de los encuestados. La previsión más repetida en este sentido apunta a una caída del beneficio empresarial del 0,5% de media en los próximos 12 meses; la segunda opción más probable es la de un crecimiento del beneficio neto del 0,5% en este periodo.

Con esto en mente, y teniendo en cuenta que prevén que la tasa de inflación siga cayendo en los próximos meses, los gestores esperan que el ciclo de subidas de tipos de interés ya haya terminado en Estados Unidos, donde creen, en su mayoría, que la Reserva Federal no va a subir más los tipos de interés en este ciclo. Es más, ya aventuran el momento en el que se producirá el primer recorte en el precio del dinero, y lo sitúan en el mes de enero de 2024. La segunda opción más repetida por los encuestados es que el recorte de tipos de la Fed llegue incluso antes, en algún momento del último trimestre de este año.

Posicionamiento de su cartera

La distribución de sus inversiones por sectores encaja con las perspectivas macro que manejan ahora los gestores encuestados. Con miras a pasar esta etapa de recesión suave con el mejor comportamiento posible, han decidido salir del sector inmobiliario, una industria para la que están saltando alarmas en los últimos meses, debido al alto endeudamiento al que se exponen las firmas del sector para poder realizar su actividad, y que ahora, con la subida de tipos, cada vez les sale más caro por los intereses que deben pagar.

La última encuesta muestra la mayor infraponderación al sector inmobiliario desde el año 2009, poco después de que estallase la crisis inmobiliaria en Estados Unidos. Los gestores llevan infraponderando esta industria en bolsa desde el pasado mes de septiembre.

Además del sector inmobiliario, el rechazo de los gestores por otros activos cíclicos, como son las materias primas, es generalizado. Aunque en este momento se mantienen neutrales con este tipo de activos, y todavía no existe una infraponderación neta, el peso de las materias primas en las carteras de los gestores es el más bajo que se ha visto desde mayo de 2020, en plena crisis del Covid-19.

¿Dónde están llevando el dinero los gestores? Mayoritariamente, a activos de renta fija. Este tipo de activos ha incrementado su ponderación en las carteras de los gestores hasta alcanzar el 14% neto (el porcentaje de gestores que sobrepondera el activo, menos el porcentaje de aquellos que lo infrapondera). En este caso, también es la mayor exposición que se ha visto desde 2009. Si se tiene en cuenta el peso que tiene la renta fija en las carteras de los gestores, respecto al que ha tenido históricamente, en este momento está en niveles históricos.

En cuanto a las inversiones en el mercado que consideran excesivas, los gestores siguen señalando las posiciones largas en el sector tecnológico como las más abarrotadas y, en segundo lugar, destacan las posiciones cortas en el sector bancario estadounidense, señal de que no consideran excesivamente grave la situación que está atravesando el sector en este momento.

Los mayores peligros

Con permiso de las negociaciones sobre el techo de deuda en EEUU, que ha hecho aparición como el quinto mayor peligro en este momento, la gran amenaza que destacan los encuestados es el mismo que el mes pasado: la posibilidad de que se produzca una recesión mundial acompañada de una crisis en el sector bancario. En segundo lugar también se mantiene el riesgo de que la inflación persista, y fuerce a los bancos centrales a ser agresivos en su política monetaria.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud