Bolsa, mercados y cotizaciones

El petróleo ya cae un 10% desde el lunes y el mercado ya especula con un barril a 50 dólares

  • Julius Baer apuesta por este precio en caso de una "desaceleración económica"
  • Una posible recesión en EEUU y las dudas con China alertan a los analistas

Las dudas se han adueñado por completo del mercado del petróleo. Hasta hace bien poco los analistas, tras el fuerte rebote del crudo a mediados de marzo, que subió un 20% hasta los 87 euros, hablaban abiertamente de un rally que llevaría su cotización hasta los 100 dólares. Este era el punto de vista de analistas como los de Goldman Sachs. Tras una semana de caos bancario e incertidumbre macroeconómica la situación ha dado un giro de 180 grados y ya hay analistas que hablan abiertamente de un desplome del mismo hasta los 50 dólares por barril.

Este es el caso de Julius Baer, el analista Norbert Rücker, avisa de que tras las caídas actuales queda claro que "los temores de recesión están armando empujando a los mercado al territorio bajista" y "en nuestra opinión, una desaceleración económica empujaría los precios del petróleo a 50 dólares por barril". La firma suiza especifica que" la demanda de petróleo del mundo occidental se estanca, los flujos rusos se establecen fuera del hemisferio occidental". Debido a ello "es probable que los suministros de las naciones petroleras continúen superando las cuotas prometidas".

A pesar de apostar por ese precio, Julius Baer destaca que aún ven a largo plazo el barril en 70 dólares y que los 50 serían algo temporal. JP Morgan también ha recortado sus previsiones, que ha recortado también sus previsiones a largo plazo para la materia prima hasta el entorno de los 75 dólares por barril. Morgan Stanley se ha unido a ambas para rebajar sus pronósticos para el brent en ese mismo nivel.

Los futuros del Brent y el WTI caen en el día de hoy un 0,87% y un 1,28% y vienen de una semana de fuertes retrocesos. El barril europeo se deja desde el lunes un 9,86%, llevando el precio del barril al entorno de los 71,7 euros. En lo que va de año la caída es ya del 16%. A pesar de los recortes de la OPEP que alentaron a una fuerte recuperación de su precio, los temores en Occidente y China están sacudiendo el precio. 

La demanda de EEUU está resistiéndose y, de cara al futuro, los analistas tienen dudas al respecto. Por un lado, los inventarios de crudo aumentaron a los 1,3 millones de barriles en abril, por lo que la demanda por parte del país. Por otro hay una gran incertidumbre sobre la economía de la región que, desde Barclays, atribuyen como un elemento clave para la debilidad del 'oro negro'.

"Los mercados petroleros han desvanecido por completo el impulso del sorpresivo recorte de la OPEP+ a principios de este mes, y creemos que esto refleja principalmente un profundo pesimismo sobre las perspectivas macroeconómicas, explicaron los analistas de Barclays en una nota la semana pasada En ese sentido, desde Barclays aseguran que "la economía de EEUU continúa evolucionando de manera consistente con una recesión que comenzará en algún momento de este año".

Por su parte, François Rimeu, estratega senior de La Française AM explica que a pesar del recorte de "la OPEP, el débil crecimiento mundial, la gran resistencia de la producción rusa y las reservas estratégicas de petróleo de Estados Unidos deberían mitigar el riesgo de nuevas subidas".

Ralentización en EEUU y Europa

Estas perspectivas se han vuelto más pesimistas por varios motivos. El primero las subidas de tipos de interés. A pesar de que la Fed, en su reunión del miércoles, dejó claro que por el momento pensaban dejar el 'precio del dinero' en el punto actual (5%-5,25%), su presidente, Jerome Powell, dejó claro que mantendría los tipos altos durante a medio plazo. el alto cargo alegó que "La opinión del Comité es que la inflación no va a bajar muy rápido. Tardará algún tiempo. Y si ese pronóstico es correcto en términos generales, no sería apropiado bajar tipos. No bajaremos los tipos".

Buena parte del mercado esperaba bajadas especialmente dada la situación del sector financiero cuya situación actual con las quiebras de varios bancos locales pueden afectar a una mayor congelación del crédito. Todos estos factores pueden empujar a la economía de EEUU a una fuerte desaceleración, un escenario que la propia Fed anticipaba en las actas de su reunión de marzo, donde hablaban de una "recesión suave". De hecho la probabilidad de que este retroceso económico se consume, según las previsiones de los expertos de Bloomberg ya ha aumentado hasta el 65% para el año 2023.

En Europa la situación es parecida, con una nueva subida de tipos de 25 puntos básicos este jueves llevando la tasa de depósito al el 3,25% niveles máximos desde julio de 2008. A pesar de que la Eurozona parece que evitará la recesión, según los datos de la propia Unión Europea, las previsiones para el invierno de 2023 son de una fuerte desaceleración con un crecimiento conjunto  del 0,8% frente al 3,5% de 2022.  En países como Alemania, la locomotora del viejo continente, el crecimiento tal solo será del 0,2%.

Decepción con China

Aunque una de las mayores decepciones que ha hundido el precio del petróleo han sido los últimos datos de China. Tras un largo periodo con medidas muy fuertes para prevenir el covid que habían paralizado su industria, se esperaba que su despertar marcara un punto de inflexión para la materia prima. 

Los últimos datos del PMI manufacturero se han contraído inesperadamente haciendo dudar a los defensores de un despertar de su economía por todo lo alto.La consultora Wood Mackenzie esperaba que la actividad de China supusiese un 40% del aumento de la demanda de crudo, con unas perspectivas de que el gigante asiático creciera un 7% en 2023 y un 5,5% en 2024.

A pesar de que China creció un 4,5% en el primer trimestre aupado por el sector servicios, aún está teniendo datos débiles de demanda de materias primas.  Según destaca S&P Global, "la recuperación de China aún es frágil" y creen que el crecimiento y el gasto interno son datos irreales porque "se sostienen sobre el ahorro forzado por los cierres del año pasado".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud