Bolsa, mercados y cotizaciones

Disney, cien años de vida y 32 en bolsa con una subida del 1.000%

  • En 2019, lanzó su plataforma a la carta, Disney+, con la que se convertía en el mayor imperio del entretenimiento y que ya acumula 100 millones de usuarios
Madridicon-related

Una historia que empezó con un ratón y que cien años más tarde se ha convertido en una de las empresas más importantes del mundo del entretenimiento. Walt Disney celebra durante este 2023 su primer centenario y cumple algo más de tres décadas como firma cotizada. Estos últimos años su trayectoria ha estado marcada por un constante cambio para lograr adaptarse al nuevo entorno de mercado.

Walt Disney comenzó siendo una empresa únicamente enfocada en la producción cinematográfica y dio vida a películas que ya forman parte del imaginario popular y de la historia del cine: Blanca Nieves, Bambi, El Rey León, La Cenicienta, Pinocho, fueron algunas de las primeras creaciones que dieron lugar a una lista de éxitos que se ha ido engordando con el trascurso de los años. Ahora, en su negocio, más diversificado, Disney Media & Entertainment supone el 65% y los parques, una de las grandes atracciones turísticas -Disneyland Paris ha recibido más de 320 millones de turistas desde que abrió sus puertas en 1992- acaparan el 35% restante, según los últimos datos disponibles de 2022 -en solo un ejercicio, el negocio de los parqués creció un 10%-.

El 6 de mayo de 1991 este gigante audiovisual dio el saltó al parqué norteamericano al incorporarse a la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) y pasar a formar parte de selectivos como el S&P 500 o el Dow Jones. Desde entonces, casi 32 años más tarde, su acción se ha revalorizado algo más de un 1.000%.

Durante estas últimas dos décadas, Walt Disney Company ha ido incrementando su imperio con diversas adquisiciones. En 2006, la empresa compra por 7.400 millones de dólares Pixar. En 2009 se hace con la propiedad de Marvel Entertainment por valor de 4.000 millones y, tres años más tarde, adquiere Lucasfilm, la productora de películas como Star Wars, por 4.050 millones de dólares.

La mayor compra de Walt Disney no llegará hasta 2019. La aparición de servicios de entretenimiento a la carta, como Netflix o HBO, obligó a Walt Disney a replantearse por completo su modelo de negocio. Así, desde 2017, la firma estadounidense inicia una operación con la que lograr dar el salto al streaming. Pero, para conseguirlo, era necesario ampliar su catálogo para ofrecer una de las parrillas de contenidos más completas del mercado.

Con esta meta fijada, Bob Iger, el director ejecutivo de la compañía por aquel entonces, inició conversaciones con el magnate Rupert Murdoch, propietario de uno de los conglomerados mediáticos más importantes del mundo.

El 20 de marzo de 2019 se materializaba formalmente el acuerdo. Walt Disney compraba a Murdoch 21st Century Fox, la división de entretenimiento de Fox, por un valor de 71.300 millones de dólares. De este acuerdo quedarían fuera los canales Fox News y Fox Sports 1 de los que el empresario australiano seguiría siendo propietario.

Esta adquisición convertía, además, a Disney en uno de los titanes del entretenimiento agrupando bajo su mismo paraguas creaciones como Star Wars, Marvel, Los Simpson, Avatar o sus propias producciones, entre otras. Así, la empresa estaba lista para el lanzamiento de su propuesta a la carta y competir directamente con Netflix, Amazon o ATT (propietaria de HBO).

Las condiciones de esta operación ofrecían a los accionistas de la división de entretenimiento la posibilidad de recibir 51,57 dólares en efectivo por sus títulos o cambiarlos por 0,45 acciones del nuevo conglomerado de Disney.

Lanzamiento de Disney+

El 12 de noviembre de 2019, Walt Disney lanzaba al mercado Disney+. Tan solo el día de su estreno, la plataforma registraba más de 10 millones de suscriptores. A finales de 2022, esta cifra ascendía a más de 160 millones de usuarios.

El buen hacer de esta plataforma no ha quedado, sin embargo, recogido en los títulos de la firma. Desde que se estrenó Disney+ su acción pierde cerca de un 30% de su valor, aunque en 2023 sube sobre un 16%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud