Bolsa, mercados y cotizaciones

El banco de Japón dice adiós a su gobernador: Ueda llega para sustituir a Kuroda con un gran reto por delante

  • Ueda ha confirmado una política continuista y el yen modera las alzas
Kazuo Ueda. Bloomberg

El Gobierno de Japón ha elegido a Kazuo Ueda, economista y antiguo miembro de la junta de política monetaria del Banco de Japón (BoJ), como nuevo gobernador de esta entidad, un nombramiento que deberá ser ratificado por el Parlamento, según informan hoy los medios locales.

Ueda, de 71 años, sucederá una vez se completen los trámites necesarios al actual gobernador del BoJ, Haruhiko Kuroda, cuyo mandato termina el próximo 8 de abril, según señalaron fuentes gubernamentales al diario Nikkei y a la cadena estatal NHK.

El nuevo gobernador asumirá las riendas del único banco central entre las grandes economías mundiales que mantiene una amplia estrategia flexibilizadora con medidas como tipos de referencia ultrabajos, y en un momento de aceleración de la inflación en Japón y de presión de los mercados para que la entidad modifique su rumbo.

Ueda formó parte del máximo órgano del BoJ entre 1998 y 2005, una época en la que la entidad comenzó a introducir sus políticas monetarias de flexibilización y los tipos de interés 0 para tratar de revitalizar a la economía nacional tras el estallido de la burbuja inmobiliaria a inicios de la década de 1990.

Ueda no figuraba en las quinielas de los principales favoritos a suceder a Kuroda. Uno de los nombres que más han sonado en los medios nipones ha sido Masayoshi Amamiya, actual vicegobernador del BoJ y mano derecha del máximo responsable de la entidad.

En un principio, su inesperada elección ha sido interpretada como un giro en el enfoque actual del BoJ. La primera lectura que se ha hecho es que el Gobierno que encabeza Fumio Kishida estaría buscando a una figura más alejada del actual liderazgo, con vistas a emprender un cambio de rumbo en una entidad que mantiene su poco convencional política de estímulos desde hace una década y sin dar los resultados deseados. Así, tras conocerse la noticia, que recogen los medios locales, el yen se disparaba y pasaba de los 131,55 yenes por dólar a los 129,95.

Sin embargo, la euforia ha durado poco, ya que el propio Ueda ha desmentido que vaya a cambiar el rumbo actual de la política monetaria de su país. "Es importante que el banco central mantenga los estímulos", ha dicho este viernes en declaraciones que recoge Bloomberg. Tras su discurso continuista, el yen ha perdido parte de lo ganado frente al dólar, hasta intercambiarse a 130,9 por cada 'billete verde'. 

Kuroda ha defendido que la aceleración de la inflación en Japón es de carácter importado

El índice de precios al consumo (IPC) en Japón se situó en el 2,3% en 2022 debido principalmente al encarecimiento energético y de las materias primas, en el que marca el mayor crecimiento anual del índice en ocho años.

Kuroda ha defendido que la aceleración de la inflación en Japón es de carácter importado y transitorio por el encarecimiento global de las materias primas y de la energía, y por tanto no ha considerado necesario modificar los tipos ultrabajos que aplica la entidad.

No obstante, en la reunión de política monetaria del pasado diciembre, se decidió conceder más margen al alza para la curva de rendimientos, lo que fue interpretado por los mercados como un anticipo de las subidas de tipos por venir.

La divergencia entre la política monetaria del BoJ y la de otras entidades de referencia como la Reserva Federal estadounidense y el Banco Central Europeo causó una fuerte devaluación de la divisa nipona frente al dólar y al euro durante el pasado año.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud