Bolsa, mercados y cotizaciones

Stephane Baos (Meliá): "Desde el mes de abril generamos caja mes a mes"

Madrid

Stephane Baos, Director de Desarrollo Corporativo y Relación con Inversores de Meliá Hotels International, respondió a las preguntas de los usuarios de Ecotrader, el portal de estrategias de inversión de elEconomista.es

¿Los niveles de ocupación hasta ahora han satisfecho las expectativas?

Sí, incluso las han superado, aunque se han quedado ligeramente por debajo de niveles del 2019, a nivel de los hoteles vacacionales la diferencia ha sido mínima en este tercer trimestre; pero, sobre todo, la diferencia la ha marcado la positiva evolución de las tarifas medias, que ha recogido, junto a la alta demanda existente, la inversión en mejora del producto y servicio, y la orientación al lujo y habitaciones superiores de nuestra compañía.

¿Qué previsiones barajan de ocupación para lo que resta de 2022?

Para lo que resta de 2022, seguimos viendo en términos generales que la ocupación seguirá por debajo de niveles previos al Covid-19, manteniendo la mejor evolución de los precios. En esta última parte del año, el negocio se centra más en los hoteles urbanos y estamos viendo una recuperación del negocio de Empresas y Congresos, que aunque no alcanza todavía niveles pre-Covid en lo que respecta a la ocupación, sí los supera en cuanto al precio medio.

¿Cuál es su valoración de los resultados que presentaron la semana pasada?

Muy positivas, incluso a pesar del fortísimo impacto que ómicron provocó en el primer trimestre del año, de regreso a niveles previos al Covid en el tercer trimestre, y con indicios que nos hacen pensar en una resiliencia de la demanda más allá de 2022, y a pesar de un posible cambio del ciclo económico.

¿Han revisado sus objetivos de cara al 2022? ¿Y 2023?

Se trata de una previsión muy difícil, sobre todo este año, en que suele decirse que la única certeza es la incertidumbre. Normalmente esperamos a la celebración de las primeras grandes ferias internacionales de turismo para hacer estimaciones o tomar el pulso? a la siguiente temporada. Sin embargo, existen algunos factores que nos hacen pensar en una positiva temporada, como las estimaciones de las grandes aerolíneas para el próximo invierno o la progresiva reactivación del turismo de Empresa y de los Congresos y Convenciones, tan importante para los grandes destinos urbanos y de ocio urbano, o ciudades más turísticas.

Más de la mitad de los ingresos de Meliá en 2021 procedían de España, ¿seguirá siendo así este año?

Posiblemente sí, ya que hay que recordar que el impacto motivado por ómicron en el primer trimestre de 2022 afectó muy fuertemente a la temporada alta del Caribe, que representa otro importante contribuyente a nuestro resultado, y que afortunadamente en estos momentos presenta una muy positiva evolución y perspectivas.

Casi la mitad de las ventas ya se realizan por la web según los datos hasta junio. ¿Qué objetivo se fijan ustedes en el largo plazo?

Durante la pandemia los dos canales de distribución que funcionaron fueron el propio y las OTAS (Agencias de Viajes online). Gracias a la recuperación de las OTAS tenemos que celebrar el retorno de estos importantes partners de negocio, y consecuentemente, el peso de las ventas a través de los canales propios se ha situado en un 44% durante los primeros 9 meses del año. El objetivo es que Melia.com siga creciendo y represente en un plazo de dos años el 50% de las ventas centralizadas totales.

Me gustaría saber qué margen hay para seguir desinvirtiendo en activos y reducir deuda

Hay que recordar que la compañía tiene unos activos que superan los 3.000 millones de valoración en mercado, por lo que hay margen para seguir desinvirtiendo con el objetivo de reducir la deuda, (entre otras palancas como la generación de caja y la expansión) y este es uno de los objetivos en los que estamos trabajando con la nueva operación de venta de activos que anunciamos en la pasada Junta General de Accionistas, y que se completará en los próximos meses.

¿Se puede cumplir con el objetivo de reducción de deuda y conservar un ratio de endeudamiento en torno a dos veces?

Es desde luego hacia donde queremos ir, en un plazo de tres años tendríamos que llegar de nuevo hacia esos niveles gracias a la venta de activos, la expansión, y a la generación de caja operativa.

Sus previsiones de ebitda están por encima de las del consenso de mercado, ¿no serán demasiado ambiciosas?

Viendo como ha ido este tercer trimestre y si no hay sorpresas, en los dos meses que quedan del año tendríamos que estar en esos números. Nos sentimos plenamente tranquilos.

¿Cuál ha sido el efecto de la subida del dólar en sus cuentas? ¿Ha provocado un aumento de la deuda del grupo?

La apreciación del dólar frente al euro ha tenido varios impactos: por un lado, todo lo que generamos en el Caribe suele estar referenciado al dólar, por lo que impacta de manera positiva en la cuenta de resultados consolidada que son en euros. Por otro lado tenemos un impacto contable negativo en el balance, y es que el 22% de nuestra deuda está en dólares, y esta deuda en dólares cuando se convierte contablemente en euros para el consolidado se incrementa, lo que provoca que la reducción de deuda que hemos tenido en este periodo se haya diluido por dicho impacto.

¿Qué efecto ha tenido la inflación en su negocio hasta ahora? ¿Cuáles han sido los costes que más están afectando?

Evidentemente, la inflación, y especialmente los crecientes costes de la energía y las materias primas están afectándonos, pero en gran parte, gracias a medidas de mayor eficiencia energética, y a la colaboración con los proveedores, sumado a la gestión de nuestra estructura de costes y a la digitalización, hemos podido contener el impacto y proteger los márgenes.

¿Qué coste de financiación hay ahora y cómo son los próximos vencimientos?

Tal y como hemos comunicado en el anuncio para inversores, el tipo de interés medio de la deuda para este año se estima en un 3,1%, muy similar al que podíamos tener en el ejercicio 2019. En cuanto a los próximos vencimientos, para el año 2023 tenemos 241 millones, que en estos momentos están perfectamente cubiertos con la liquidez de la compañía, que a cierre de septiembre ascendía a 352 millones. Hay que recordar que desde el pasado mes de abril, la compañía ha dejado de consumir caja pasando a generar caja mes a mes.

¿Es creíble el potencial alcista cercano al 60% que los analistas ven para su compañía de cara a los siguientes 12 meses?

Perfectamente creíble: hay que recordar que no hace tanto (el pasado mes de mayo) la cotización estaba en torno a los 8 euros y en ese momento todavía no teníamos la certeza sobre la evolución del negocio del tercer trimestre, donde hemos recuperado niveles prepandemia. Actualmente estamos cotizando a niveles de pandemia (2020) aun cuando entonces no teníamos ninguna visibilidad, y la situación era notoriamente peor.

¿Consideran proporcionada la caída del precio de la acción con los miedos a una recesión?

El mercado siempre intenta anticipar cualquier movimiento, y en nuestro caso, al estar en un sector muy ligado a la evolución de la economía, y al preverse un cambio de ciclo, (si bien hay disparidad en cuanto a cuándo y por cuánto tiempo sería la hipotética recesión), muchos inversores han salido del sector provocando caídas importantes, lo cual, a pesar de no reflejar el potencial del sector, está generando oportunidades interesantes de entrada.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments