Bolsa, mercados y cotizaciones

Los fondos para adentrarse en el metaverso con una visión de futuro

El metaverso está en una fase inicial, pero según consultoras como McKinsey tiene potencial para desatar la próxima disrupción digital. Para aprovechar esta tendencia de largo plazo, algunas gestoras han registrado ya este año fondos para invertir en ella.

La palabra metaverso está formada por dos acrónimos: meta, que procede del griego y significa más allá y verso, que hace referencia al universo. Es el término que se utiliza para hablar de un universo que está más allá del que conocemos actualmente, uno en el que se conecta la experiencia en el mundo real y virtual y que está llamado a cambiar el modo de consumir en muchos sectores.

Pero lo cierto es que la palabra metaverso fue acuñada en 1992 por el escritor Neal Stevenson, en su novela Snow Crash, que gira en torno a un futuro post apocalíptico en el que la hiperinflación ha minado el valor del dólar hasta el punto de que la gente utiliza monedas alternativas. "Para escapar de esa pesadilla", describe Benjamin Dean, de WisdomTree, "las personas se retiran a un mundo de realidad virtual, el metaverso, e interactúan entre sí utilizando avatares".

El metaverso se encuentra en una etapa muy inicial y aún por definir. Sin embargo "su potencial para desatar la próxima ola de disrupción digital parece cada vez más claro", indica McKinsey en un informe en el que estima que tiene potencial para generar un valor de hasta 5 billones de dólares en 2030, lo que equivale al tamaño de la tercera economía más grande del mundo, Japón. "El metaverso", dicen, "es simplemente demasiado grande para ignorarlo".

Según esta consultora, este universo se perfila como la mayor oportunidad de crecimiento para varias industrias en la próxima década, dado su potencial para habilitar nuevos modelos comerciales, nuevos productos y servicios y actuar como un canal de participación tanto para empresas como para los consumidores. "Sectores como el comercio electrónico, los juegos, las redes sociales, la telemedicina, el ejercicio físico en línea, la teleformación, el entretenimiento virtual y las plataformas de trabajo deberían beneficiarse de la expansión del metaverso e incrementar la monetización a través de la mejora de las tasas de retención, la experiencia del usuario y la fidelidad del cliente", opinan en Pictet AM.

Los ejemplos de cómo las empresas se están adentrando en este mundo no faltan. "La multinacional de moda Nike presentó Nikeland, una realidad paralela ubicada en la plataforma de juegos Roblox, que permite a los usuarios hacer ejercicio o vestirse con la ropa de la marca utilizando sus avatares; la marca de automóviles BMW tiene planes para crear una réplica exacta de una de sus fábricas y hacer pruebas virtuales que luego trasladarían a la vida real; la compañía inmobiliaria Metaverse Property vende parcelas en varios de los metaversos que ya se han creado, además de gestionar el alquiler o cuidado de las propiedades virtuales", describen en Banco Santander. Solo en 2022 se han destinado 120 billones de dólares a desarrollar este entorno, más del doble que un año atrás.

Una tendencia a largo plazo

Precisamente para capturar ese potencial de crecimiento a futuro, algunas gestoras se han lanzado este año a registrar fondos de inversión específicos que invierten en esta temática accesibles en nuestro país. Es el caso de AXA IM, Invesco, Bankinter o Candriam. Fidelity también ha registrado recientemente un EFT: Fidelity Metaverse UCITS ETF.

"El metaverso constituye una oportunidad de inversión tangible y en clara expansión, impulsada por empresas reales con potencial para ofrecer un fuerte crecimiento interanual durante la próxima década", señala Mark Hargraves, responsable global de AXA IM Equity. "Habida cuenta de su base de clientes de alcance mundial, esperamos que cada vez vayan apareciendo más empresas procedentes de nuevos sectores -como el sanitario y el financiero- conforme vayan aumentando las capacidades para impulsar las prometedoras oportunidades de inversión existentes en este espacio", añade.

El fondo que han creado en esta gestora se llama AXA WF Metaverse y selecciona entre 40 y 60 empresas con un alto nivel de pureza a la temática del metaverso. Aproximadamente un 40% de la estrategia tiene una pureza alta (al obtener más del 50% de sus ingresos de actividades vinculadas al metaverso), otro 40% está en empresas de pureza media, en las que ese porcentaje de ingresos se sitúa entre el 10% y 50% y el resto se encuentra en compañías de pureza baja, que previsiblemente aumentarán su exposición. Sus cinco mayores posiciones se encuentran en Meta (ver apoyo), Qualcomm, Roblox, una plataforma de juegos multijugador que superó los 55 millones de usuarios activos diarios en febrero de este año y que ha atraído a firmas como Nike o Gucci; Nvidia y en Autodesk, que desarrolla software de diseño de 2D y 3D para entretenimiento.

Esta misma semana Candriam lanzaba otro, Candriam Equities L Meta Globe Fund, que también estará gestionado de forma activa por un equipo con 40 años de experiencia. Johan Van Der Biest, codirector de renta variable global temática de Candriam, explica que "aunque sigue en sus primeras etapas, ya está claro que el desarrollo del metaverso arrastrará a todo el sector tecnológico. Esto provocará disrupción y posiblemente revolucionará los sectores de la educación, la salud, las comunicaciones y el entretenimiento. El potencial y las oportunidades son enormes, y queremos que sean más accesibles para nuestros clientes". Entre sus principales posiciones se encuentran compañías como Adobe, IBM, Walt Disney, que trabaja en crear su propio metaverso para sus parques temáticos y ha contratado a un nuevo responsable, Mike White, para desarrollar esta división; Alphabet, Apple, Nvidia, Microsoft, Qualcomm, Broadcom o Paypal.

En clave nacional, el primer banco español que ha lanzado un producto para invertir en esta temática ha sido Bankinter, a través de un mandato con la gestora francesa Edmond de Rothschild AM, que es la encargada de diseñar y gestionar este producto en exclusiva para clientes de la entidad. Se trata de Bankinter Metaverso by Edmond de Rothschild, e invierte en compañías tanto tecnológicas como de otros sectores con un horizonte de medio plazo. Es un fondo global, que invierte sin ningún tipo de restricción geográfica, y multisectorial. Se centra en toda la cadena de valor que ofrece y ofrecerá el metaverso. En concreto, se focaliza en las empresas cuya tecnología será indispensable para poder acceder al metaverso, como por ejemplo aquellas que fabrican los dispositivos de realidad virtual y aumentada, metaplataformas o equipos inteligentes donde se engloban Sony, Nvidia, Microsoft, TSMC o Apple. También en aquellas que desarrollan la tecnología que permiten la conectividad, como Wifi, cloud o centro de datos, con empresas como Akamai, Verizon o OVH; y en empresas que ofrezcan herramientas de software y finanzas, seguros cibernéticos, videojuegos, herramientas de diseño, motores 3D de mapeo geoespacial o gamificación.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments