Bolsa, mercados y cotizaciones

Con los tipos altos los inversores ya no quieren explorar las estrellas: sangría histórica en el sector espacial

  • Firmas como Virgin Galactic se dejan más del 50%

Todo eran buenas noticias para las empresas de exploración y turismo espacial en 2021. Con el covid remitiendo y la recuperación en marcha, los valores de este sector volaban literalmente en el parqué. El ETF que reunía todas estas firmas vivía subidas superiores al 70% en 2020 desde sus mínimos y desde enero hasta noviembre de 2021 siguieron las alzas (22%). Goldman Sachs, Bank of America y Morgan Stanley hablaban abiertamente de que se abría un momento de euforia y optimismo para estos valores.

En ese sentido BoA predecía un crecimiento de las ventas globales de esta industria del 230%, a un volumen de mercado de alrededor de 1.400 millones de dólares en 2030, frente a los cerca de 424.000 dólares de 2019. Esto traería al mercado casi el tamaño de la industria turística global actual, que, según Bank of America, tiene un valor de 1.500 millones.

Hoy la realidad es justo la opuesta, con fuertes caídas que, en muchos casos, superan el 80% en los últimos 12 meses. De hecho ahora lo que alertan los expertos es que, lejos de este crecimiento imparable, ahora llega un invierno espacial que acabará en el cierre de muchos de los grandes proyectos en este sector para que sobrevivan los más fuertes.

En la última cumbre de la innovación espacial de julio, el director ejecutivo de United Launch Alliance, Tory Bruno, habló abiertamente de que "En el pasado, hemos estado en un entorno con tasas de interés bajas, lo que significa que el efectivo era barato, abundante y, por lo tanto, había mucha inversión en muchas cosas diferentes. Eso cambiará". En consecuencia, el directivo cree que muchas firmas del sector no pasarán este trance y tendrán que cerrar sus puertas.

Quilty Analytics, por su parte, ha expresado abiertamente que en su último informe que se viene una fuerte "desaceleración en la actividad de los mercados públicos de capitales continúe, al menos en el corto plazo, hasta que la volatilidad del mercado permanezca contenida durante un período de tiempo suficiente".

Todos estos problemas ya se están traduciendo en cruentas caídas bursátiles. Un ejemplo claro de esto es Virgin Galactic. La firma de 'turismo espacial' de Richard Branson vive un auténtico infierno en Wall Street con un desplome del 50% en su valor este 2022 y un caída del 88% desde sus máximos de junio de 2021. La situación de Astra Space es incluso más límite, con una sangría del 80% solo este año y del 87% desde sus máximos de 2021. RocketLab USA, por su parte cede un 67% este año y un 78% desde su punto álgido el año anterior. Otras firmas como Momentus o Blacksky ceden un 55% y un 53% respectivamente.

El ETF que reúne a las principales firmas del sector lleva un descenso sectorial del 27% para este año

Las empresas centradas en satélites, el mayor negocio que tiene por el momento el espacio, son las que mejor están capeando el temporal. Iridium se deja solo un 7% este año mientras que Sirius XM Radio solo cede un 1,46%. Otras firmas relacionadas con la comunicación via satélites como la francesa Eutelsat, se deja solo un 3,58% desde enero.

Por el momento no se conocen los ingresos este 2022 de la apuesta espacial de Elon Musk, Space X, que no cotiza en bolsa y la firma aeronáutica del fundador de Amazon, Jeff Bezos, Blue Origin. Por su parte, el ETF del Nasdaq 100 que reúne a las principales firmas del sector apunta a sólidas caídas en el parqué con un descenso sectorial del 27% para este año y del 36% desde máximos de 2021.

Para evitar esta situación las empresas del sector pide que el Gobierno de los EEUU apoye al sector para "evitar que las tecnologías innovadoras no se queden en el camino". Dan Hart, director ejecutivo de Virgin Orbit, dijo que "ahora mismo hay una gran oportunidad" para el Ejecutivo porque "el Gobierno necesita evaluar, seleccionar y nutrir el sector de manera cíclica" porque "aunque está entrando capital existe ese abismo de la muerte que todos ya hemos aprendido".

En cualquier caso, los expertos coinciden en que con la subida de tipos de interés por parte de los bancos centrales, la inversión espacial se ha congelado. La incertidumbre económica y la falta de liquidez en el mercado han provocado que los inversores decidan refugiarse en valores defensivos o ir a la caza de dividendos que protejan su inversión, aunque sin duda la gran apuesta de este 2022 están siendo los bonos, que se están convirtiendo en el gran bastión del mercado para defenderse de la estanflación. En cualquier caso con este panorama, el sector cae de forma muy sensible en el parqué y queda por ver como se estructurará tras este invierno espacial.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Cayo Diocles
A Favor
En Contra

Que venga papá estado a salvarnos que nos hundimos!!!!

Basta de empresaurios que viven a costa del dinero de los contribuyentes!!!

Puntuación 2
#1
no cabe un tonto mas.
A Favor
En Contra

Es una noticia sesgada, lo que pasa es que la inversión se esta concentrado en 2 o 3 empresas a nivel mundial como Space X, o traducción para catetos aquellos con posibilidades de tener MINAS, fabricas y colonias en el espacio en pocas décadas.

En Europa seguimos pensando en lanzar unos satélites al espacio y enviar a alguna vez a alguien a pisar la luna, mientras otros hacen planes para construir toda una Industria y sector económico en el Espacio con los enormes beneficios que implica todo ello incluido centenares de millones de puestos de trabajo.

Lo dicho CATETOS.

Puntuación 0
#2
Bilbo
A Favor
En Contra

Los drones son una competencia muy dura para el sector aeroespacial.

Mil veces más baratos de fabricar y mantener y con mejores resultados y rendimiento al estar más próximos a la tierra.

Sigue habiendo casos de uso, casi todos militares. Pero allí no hay beneficio, sólo gasto. E incluso en el sector militar los drones le ganan terreno a pasos agigantados.

Puntuación 0
#3