Bolsa, mercados y cotizaciones

Daniel Kahneman, el Nobel que explicó que la inteligencia artificial derrotará al inversor minorista

  • "El problema del 'trader' es que vuelve demasiadas veces al mercado"
  • El sesgo más peligroso para el inversor es el exceso de confianza
Daniel Kahneman, durante su intervención en el Foro de Amundi el pasado 9 de junio.

Imagine que es usted dueño de una empresa de seguros. Y que pide a dos de sus agentes, con similar formación y valores, que establezcan, por separado, una prima en dólares para una misma compañía. ¿Cuánto cree que divergirán sus precios para el mismo cliente? Deberían ser relativamente parecidos... ¿o no?

Daniel Kahneman -premio Nobel de Economía- y otros expertos realizaron este ejercicio en múltiples empresas de seguros. Su conclusión fue que, de media, la diferencia en las primas de unos y otros profesionales, que tenían una preparación y trayectoria semejantes, alcanzaba un llamativo 55% para un mismo cliente. Antes de saber este resultado, preguntaron a los CEO de las aseguradoras qué variación esperaban ellos. Respondieron que un 10%. 

Una variación del 55% implica, por traducirlo a cifras, que cuando un agente de seguros fija una prima de 9.500 dólares, el otro establece una de 14.500 dólares (y no de los 10.500 a los que se habría traducido ese 10% calculado por los ejecutivos). 

Esta dispersión en las decisiones, que uno a priori no se espera, se debe a lo que Kahneman denomina ruido. Y los ejecutivos encuestados estiman que el coste anual de ese ruido para las compañías en lo que respecta a las primas (teniendo en cuenta la pérdida de negocio por las primas excesivas, y las generadas por contratos infravalorados) asciende a cientos de millones de dólares. Lea también: ¿Qué mecanismos psicológicos controlan sus decisiones de inversión?

Todo esto lo explica Kahneman, padre de las llamadas finanzas conductuales, en su libro Ruido: un Fallo en el Juicio Humano, escrito junto a otros dos autores, Oliver Sibony & Cass Sunstein y publicado en 2021. "Los datos mostraron que el precio que se le exige pagar a un cliente depende, en una medida incómoda, de la lotería que escoge qué empleado negociará la transacción", se afirma en el libro. "Utilizamos la palabra lotería para enfatizar el papel de la casualidad en la selección de un agente",  añaden los autores de Ruido. En el funcionamiento habitual de estas empresas, un único profesional es asignado a un caso, y nadie podrá sabe jamás qué habría sucedido si otro colega hubiera ocupado su lugar", añaden los autores de Ruido.  

Kahneman visitó recientemente París, donde participó como ponente en el evento anual para clientes de la gestora francesa Amundi, celebrado en la capital gala a primeros de junio. En su breve intervención, este anciano de 88 años habló de los sesgos cognitivos que determinan el comportamiento de los inversores, pero hizo hincapié en el más peligroso: "Uno de los más importantes es el exceso de confianza, que consiste en que la gente piensa que está más cerca de la verdad de lo que, de media, está. Esa sobreconfianza es masiva. Además, las historias de éxito refuerzan la visión de que es algo positivo; si te fijas en personas que han tenido mucho éxito, en multitud de casos son excesivamente confiadas y optimistas. Sin embargo, de media, ese exceso de confianza no es algo tan bueno", advirtió este psicólogo.

Kahneman recibió el Nobel en 2002, por haber integrado aspectos de la investigación psicológica en la ciencia económica, especialmente en lo que respecta al juicio humano y la toma de decisiones bajo incertidumbre. En aquel momento era psicólogo de profesión, aunque, además de su licenciatura en Psicología, había cursado un máster en Matemáticas.

Nacido en Tel Aviv, Daniel Kahnmean pasó su infancia en París, donde vivió junto a su familia la ocupación de los nazis. Su padre fue detenido en una redada de judíos, pero finalmente fue liberado, tras seis semanas, gracias a la intervención de su empleador. La familia permaneció unida el resto de la guerra, y sobrevivió a la misma. 

Sin esperanza para el 'retail'

Kahneman hizo gala de su sentido del humor y provocó carcajadas entre el auditorio, congregado a escasos metros del Museo del Louvre, con sus devastadores pronósticos para el inversor minorista que desee tomar sus propias decisiones de compra y venta. "Los traders individuales pecan de exceso de confianza. El error más habitual del trading es volver demasiadas veces [al mercado], intentarlo más de lo debido. Esto provoca que compren caro, y que vendan a precios bajos. No pueden competir con la inteligencia artificial", sentenció.

En opinión de este experto, el juicio humano no tiene nada que hacer frente a los roboadvisors. "El problema, cuando tienes una inteligencia artificial que puede darte consejo sobre qué hacer [a la hora de invertir], surge la cuestión de quién debería tener la última palabra. Para todo el mundo parece obvio que debería ser el humano. Pero, si buscas el sistema que ofrece el resultado más correcto, la inteligencia artificial debería tener la última palabra". Lo que ya es una realidad en múltiples campos (el dominio absoluto de las máquinas) pronto lo será también en el mundo de la inversión, afirmó.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

El Virtuoso de la economía
A Favor
En Contra

Conforme vaya avanzando la IA cada vez sustituirá a profesiones más intelectuales..médicos , arquitectos, y por supuesto brokers....ya están despidiendo a todos los traductores.

Puntuación 6
#1
JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

¿Inteligencia?.....¿o mejor un simple programita informático, que aplica el viejuno sistema de "Stop-Loss" y que automáticamente debido a unos parámetros condicionales, vende en cuanto el sistema cumple esos parámetros?

Y esto, provoca que de repente, veamos caídas grandes en pocos minutos, al acabar el "inventito" como las famosas fichas del dominó.

I.A. ha venido si... a JDrrr el propio sistema.

Ojala y de verdad fuese "inteligencia" porque si así fuese, donde primero y con mas necesidad deberíamos colocarla en las presidencias de los gobiernos.

Puntuación 21
#2
Usuario validado en Google+
Joaquin Perez
A Favor
En Contra

La situación obliga a formarse, como, cómo donde una profesión se tratara, pero se puede. Seguro que sí.

Puntuación -2
#3
delgado
A Favor
En Contra

^>

Otro Tonto Socialista con Ínfulas,

Inteligencia artificial.....?????? donde, cuando, como, Quien proporciona la información??? a la máquina

Para ser más exactos Será acumulación de información atrasada, en un 60-70% errónea porque ha sido proporcionada por seres humanos que cometen muchos errores,

Demostración empírica????

El experimento de poner al ser humano bajo la Bota del Socialismo se repite de forma periódica, y siempre acaba en un Criminal Fracaso

EL FUTURO ES UN POR HACER, NO UN POR VENIR

Puntuación 3
#4
Rodrigo
A Favor
En Contra

Dice: "la gente piensa que está más cerca de la verdad de lo que, de media, está". ¿Que le hace pensar, entonces, que él está más cerca de la verdad que la persona promedio? ¡El exceso de confianza! Así que si tiene razón, no hay razón para tomarlo en serio y si no la tiene... ¡menos!

Puntuación 1
#5
Noah
A Favor
En Contra

La inteligencia artificial bien utilizada es un valor indiscutible, véase todos los software que trabajan con ella y su eficiencia.

Como apasionada de las nuevas tendencias me gusta probar sistemas nuevos, y últimamente he estado probando las IA para escribir, que funcionan bastante bien, pero lo veo más como asistente de momento, pero con grandes avances gracias a GPT3, las creativas como Mid Journey es indiscutible un avance, las que te ayudan en programación y/o programan, etc.. Yo creo que son eficientes pero hay que verlas como una ayuda y un ahorro de tiempo y dinero.

En el campo del trading estoy de acuerdo con el artículo yo estoy utilizando Streetbeat que es un broker que utiliza Inteligencia artificial basada en algo trading con refuerzo de una data interna según la Fintech y sinceramente, para los menos avispados en la toma de decisiones a la hora de invertir es una gran ayuda.

El sistema compra y vende por sí mismo según sus algoritmos y estrategias en las mejores acciones según sus análisis.

Por lo que ¿no es una gran ayuda tanto si eres nuevo como un inversor avanzado? en el caso de los más experimentados quizás vean ciertos reparos, pero si lo miras desde el punto que he comentado anteriormente, una ayuda o asistente, creo que el potencial de las IA tiene mucho recorrido y nos esperan años con grandes avances en todos los campos.

Puntuación 1
#6