Bolsa, mercados y cotizaciones

Jochen Zeitz, el ex de Puma que quiere modernizar Harley-Davidson

Jochen Zeitz, presidente y CEO de Harley-Davidson.

El alemán dirige desde 2020 la icónica casa de motocicletas estadounidense con una clara apuesta por atraer nuevos compradores y dejar una huella sostenible.

En un artículo publicado el año pasado, el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung se refirió a Jochen Zeitz como "un prodigio de la gestión y salvador del fabricante alemán de artículos deportivos Puma". Y es que hubo un tiempo, a mediados de los años 90, en que la empresa germana estuvo al borde de la quiebra, llegó a acumular 250 millones de dólares de deuda y tenía en el almacén hasta 1,5 millones de zapatillas baratas de 10 dólares.

Lo contaba The New York Times en una pieza publicada en 2004, en la que el periodista Kevin J. O'Brian elogiaba el papel de Zeitz como "el arquitecto del cambio de rumbo de Puma", compañía de la que se convirtió en director general a los 30 años (cargo que ocupó entre 1993 y 2011). "Una de las razones por las que tenemos éxito hoy en día es porque hemos seguido un camino completamente diferente", contó Zeitz a O'Brian en una entrevista de hace casi 20 años. "Esta es una industria que comenzó sirviendo a los atletas. Ya no se trata sólo de atletas, sino de personas a las que les gusta llevar ropa deportiva porque les gusta su aspecto", recalcó el consejero delegado de Puma.

Se trataba de un cambio de época, según el periodista del Times: "Un elemento crucial en el renacimiento de Puma fue la decisión del señor Zeitz en 1998 de fabricar calzado y ropa dirigidos a segmentos de consumidores como los practicantes de snowboard, los aficionados a las carreras de coches y los entusiastas del yoga. Puma se transformó en una marca de moda".

Tras la adquisición de Puma por parte del grupo Kering de François-Henri Pinault, Zeitz fue director de Kering de 2012 a 2016, miembro del comité ejecutivo de la firma francesa y director general de su división Sport & Lifestyle de 2010 a 2012. Y, entonces, en marzo de 2020, mientras el mundo se paralizaba por una pandemia, el alemán iniciaba un nuevo capítulo en su carrera profesional.

"Por fuera, Jochen Zeitz tenía casi todo lo que un hombre de cincuenta y tantos años podía desear para una vida feliz", relataba el Frankfurter Allgemeine Zeitung. "Una familia joven con dos niños pequeños. Un rancho de 200 kilómetros cuadrados en África con vistas al Monte Kenia. Cuando le apetecía, el piloto aficionado podía mirar a su país desde arriba al volante de su biplano de época".

Sin embargo, cambió todo eso por una oficina en Milwaukee (EEUU) desde la cual ejerce como presidente y CEO de Harley-Davidson, la empresa que fabrica las motocicletas más famosas del mundo. ¿Su misión? Hacer que las harley sean apetecibles para las nuevas generaciones. Zeitz ya era miembro del consejo de administración desde 2007.

"En 2019, el último año completo no afectado por el coronavirus, Harley despachó 218.000 motocicletas, obteniendo 424 millones de dólares de beneficio neto sobre 5.360 millones de dólares de ingresos, lo cual es bastante saludable pero está muy lejos de sus días de gloria. Los resultados del primer trimestre de 2021 sugieren que la compañía, con sede en Milwaukee, puede estar dando un giro financiero, pero la realidad es que no hay suficientes nuevos compradores que entren en el mercado para compensar a los pilotos que envejecen", publicó The New York Times el año pasado.

La gran apuesta de Zeitz fue acelerar el lanzamiento en 2021 de la Pan America Special, una moto de 1.250 centímetros cúbicos con la que ir en busca de aventuras por el asfalto, el desierto, la tierra y el barro y que "es un disparo a los fabricantes europeos que han dominado durante mucho tiempo este nicho de mercado", según el diario estadounidense. El resultado es un vehículo moderno, de alta tecnología y made in America -los motores Revolution Max se fabrican en Milwaukee y las motocicletas se ensamblan en Pensilvania-.

Jochen Zeitz está muy interesado en la sostenibilidad de los productos que vende. De hecho, cofundó con Richard Branson The Team B, una iniciativa mundial sin ánimo de lucro que aboga por prácticas comerciales más centradas en la humanidad y el clima. En 2019, Harley-Davidson puso a la venta su primera moto eléctrica, la llamada LiveWire. "Eso fue algo grande para mí, porque convertir una marca tan tradicional en algo que viera una Harley eléctrica como una oportunidad, sabiendo que el propietario tradicional de una moto no es necesariamente el entusiasta de las eléctricas, ¡fue algo grande!", contó el mismo Zeitz en la Zermatt Summitt de 2020, un encuentro que promueve una globalización más ética.

"Revitalizó por completo la imagen -dijo Zeitz- y lo que antes era una incógnita: ¿puede Harley atraer a la próxima generación?, se convirtió en ¿cómo puedo conseguir esta moto? Es la primera Harley que quiero tener?".

Tomás Pintó, director de Renta Variable Internacional de Bestinver, recuerda que Zeitz rescató a Puma de la quiebra, que multiplicó por 400 veces el precio de la acción y que firmó un contrato con la Fórmula 1 de 1 billón de euros anuales para suministrar todas la botas y los monos de Puma.

"Para que alguien dé las riendas de una empresa con 140 años de historia a un alemán... que es bastante cool y cosmopolita... [es porque] quieren llevar a 1.000 millones esta unidad, la de complementos y ropa, con un margen bruto mucho mejor que el de las motos y un margen operativo que va a doblar el de las motos", subraya Pintó. "Si lo hacen, esto va a ser una compañía que va a trascender a la de las motos y creemos que por supuesto no está cotizando", concluye el experto.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

José
A Favor
En Contra

A ser posible, que esos lumbreras de las motos las fabriquen exentas de contaminación acústica. Porque hay que ver con el ruidito ese. Se hacen notar, sí. Y los que las sufrimos nos acordamos de las familias de los amantes de esas dos ruedas.

Puntuación -3
#1
JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

"MODERNIZAR"=>>>>>>>>>>>>ESTROPEAR.

Si lo que pretenden es competir con las otras marcas, construyendo el mismo tipo de motocicletas, ya pueden cerrar el chiriguito.

Harley Dav. "electrica" ....jajajaja.

Puntuación 3
#2
@ 1
A Favor
En Contra

Ese "ruido" no sale de fábrica, es provocado por el dueño a drede, y quien tiene la culpa de ello, son unas autoridades que solo se preocupan de ese "ruido" en las ITV's, en las que se ponen muy estrictos, una vez que el el propietario ha pasado la misma, vuelve a quitar o sustituir el silencioso original.

Pero por las calles nadie controla tal molestia, y ahí está el problema, ¿creen que el que va a la ITV, va a hacerlo consciente de que ha quitado, o sustituido el silencioso?.... Haría falta ser tonto, tanto como los que ahora controlan dicho problema.

Menos "rollos" y tonterías en las ITV's, y mas controles en calles a discreción.

Puntuación 0
#3