Bolsa, mercados y cotizaciones

El 'carry trade' japonés vuelve con una ganancia del 3% frente al bono de EEUU

  • El diferencial entre el título nipón y el americano toca máximos de 2007
Madrid

La oleada de ventas de deuda estadounidense, que han llevado al bono a volver a visitar el terreno del 3,5%de rentabilidad a vencimiento, más del doble del nivel con el que comenzó el año (1,51%), ha ampliado enormemente el diferencial entre lo que ofrece el título estadounidense y lo que ofrece el japonés.

Lo ha hecho hasta el punto de que el spread ha alcanzado máximos de 2007, situándose ayer en los 307 puntos básicos, con un bono nipón en el 0,23% y el Banco de Japón haciendo un esfuerzo titánico para mantenerlo por debajo del 0,25%, como está establecido en su mandato. El diferencial se ha consolidado por encima de su media histórica, de 250 puntos básicos.

Esto vuelve a abrir la puerta al inversor japonés que busque una estrategia de 'carry trade', es decir, aprovechar el bajo coste de financiarse con los bonos japoneses, para comprar títulos que ofrecen mayores rentabilidades. Con esta estrategia, el riesgo que asume el inversor es el de la divisa, en este caso, al ganar exposición a un dólar estadounidense que podría borrar el diferencial de rentabilidad que ofrece el 'carry trade' si se deprecia lo suficiente.

Este, sin embargo, no está siendo el caso en 2022. De hecho, es el año en el que el dólar se revaloriza más frente al yen desde 2013, y el tercer año más fuerte para el dólar frente al yen de toda la serie histórica.

Con un bono intervenido y el Banco de Japón, por ahora consiguiendo mantenerlo estable en el 0,25%, los inversores japoneses tienen un abanico bastante amplio para hacer 'carry', lo que afectaría a la entrada de inversión japonesa fuera del país. Y es que no sólo el bono americano ofrece un diferencial interesante: la deuda corporativa (el índice de renta fija mundial de esta categoría que recoge Bloomberg), por ejemplo, ofrece un 4,4% de rentabilidad a vencimiento en este momento, muy por encima de años pasados. El diferencial con el bono español, por ejemplo, también se ha ampliado, hasta los 262 puntos básicos. Incluso con la deuda alemana, el japonés todavía encuentra un 'carry' de más de 150 puntos básicos en este momento.

El yuan lo paga

El incremento de diferenciales, en este caso, se está produciendo por la intervención del Banco de Japón en el mercado uno de los pocos bancos centrales del plantea que están inyectando estímulos, con la intención de que su bono se desmadre. Esto, eso sí, también tiene una consecuencia, y es que el yen termina pagando esta inyección masiva de dinero en el sistema (80.000 millones de dólares la semana pasada, una cifra récord).

La caída que está experimentando la divisa japonesa este año es buena prueba de ello y, a su vez, contribuye a mejorar el atractivo del 'carry', siempre y cuando la subida del dólar continúe.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.