Bolsa, mercados y cotizaciones

¿El ocaso de las vacunas? Moderna y Novavax caen más de un 40% este 2022

  • La OMS habla de la posibilidad de que la pandemia toque a su fin
  • BioNtech cae un 36,66% y Pfizer un 16%

El mercado cree que la era dorada de las vacunas podría estar llegando a su fin. A medida que los casos de coronavirus retroceden, en especial en territorio estadounidense, las empresas que fabrican las dosis para hacer frente a la enfermedad están viviendo fuertes retrocesos en el parqué. Diferentes autoridades ya se atreven a hablar abiertamente del 'fin de la crisis'. Estos expertos creen que la variante Ómicron dará paso a una inmunidad general en muchos territorios, tras esto el covid no se irá definitivamente, pero creen que puede acabar totalmente con la situación de pandemia.

Frente a esta situación, la reacción de los inversores no se ha hecho esperar y Moderna ya cae más de un 41,09% en bolsa en lo que va de 2022, con una caída del 4,48% en lo que va de sesión. Novavax, cede más terreno aún con retrocesos del 48%. Por su parte, Pfizer muestra caídas pero más limitadas del 16,12% en los tres primeros meses del año. BioNTech, socio de la anterior, muestra descensos claros de más del 36,66%. Por último, Johnson & Johnson, con un negocio más diversificado, cae más de un 6,15%.

A pesar de que los contagios por covid aumentaron en diciembre hasta cotas nunca vistas, su descenso ha sido fulgurante en todo el mundo. Solo en la última semana, los nuevos casos se han reducido un 21% en todo el mundo, tan solo la región del Pacífico Occidental tuvo más casos. En Estados Unidos, han tenido caídas del 42% de los casos en el mes de enero. Según datos de la Universidad Johns Hopkins, han pasado de los máximos de eneros de 800.000 casos diarios a tener 50.000 el pasado lunes o 22.000 el domingo.

En declaraciones a Financial TImes, el asesor médico de la Casa Blanca, el doctor Anthony Fauci, reconoció que Estados Unidos "está saliendo de la fase pandémica en toda regla". En territorio europeo la situación es incluso más clara. La OMS ya ha afirmado que considera "plausible" que la pandemia toque a su fin en Europa a medida que Ómicron se repliegue. Una vez que la ola de ómicron disminuya, habrá una inmunidad general durante algunas semanas y algunos meses, ya sea por la vacuna o porque las personas serán inmunes debido a la infección, y también una disminución debido a la estacionalidad", ha defendido Hans Kluge, director regional para Europa

En estos momentos más 4.900 millones de personas que ya se han puesto al menos una dosis y 4.300 millones tienen ya la pauta completa. Debido a ello el mercado espera que la tasa de vacunación que queda sea mucho más lenta. Se prevé, por lo tanto, que el negocio de la vacunación sea menor de ahora en adelante para las empresas que lo producen.

Al margen de la evolución general de la pandemia, los problemas regulatorios han afectado a la cotización de varias de estas empresas. Novavax no ha recibido aún autorización de la FDA. Ahora, con menos casos, la entrada al mercado de sus dosis parece cada vez más lejana. Por su parte las autoridades ya han retrasado los planes de Pfizer para su vacuna para niños menores de 5 años.

El boom que provocaron de las vacunas se acerca a un punto de inflexión

Las empresas reconocen que sus principales esfuerzos se han centrado en lograr una vacuna especializada para la variante Ómicron, que estaría lista en marzo en el caso de Pfizer. Moderna también ha afirmado que está realizando ensayos para lanzar una al mercado. Sin embargo, los nuevos casos caen con fuerza y puede que esta solución llegue tarde con la velocidad a la que se ha extendido la nueva variante.

Algunas empresas como Moderna están especialmente expuestas a lo que ocurra con la vacuna. Se trata del único producto que comercializa la empresa. Según recoge la CNBC, los directivos de esta empresa ya se repliegan viendo las caídas. Por ejemplo, Stephane Bancel, director general de Moderna, ya ha vendido 2,9 millones en más de 19.000 acciones de la empresa. Por el contrario, aquellas firmas cuyos ingresos están más diversificados, pueden respirar con mayor tranquilidad ante la posibilidad de una espiral bajista los próximos meses. Este es el caso Johnson&Johnson. Lo que parece claro es que el boom que provocaron de las vacunas, como mínimo, se acerca a un punto de inflexión.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin