Bolsa, mercados y cotizaciones

La SEC pone sus miras en Lucid Motors, Tesla y Trump

Nueva York

La Comisión de Mercados y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) aumenta el escrutinio sobre múltiples empresas patrias. Es el caso de Lucid Motors. El fabricante de coches eléctricos ha recibido una citación de la agencia "solicitando la producción de ciertos documentos relacionados con una investigación".

La compañía explicó que, aunque "no hay seguridad en cuanto al alcance o el resultado de este asunto, la investigación parece referirse a la combinación de negocios" entre el fabricante de automóviles y la empresa de cheques en blanco (SPAC) Churchill Capital Corp. IV.

Lucid es una de las múltiples empresas de vehículos eléctricos que salió a bolsa a través de un acuerdo con una SPAC que ha sido investigada por la SEC. Nikola, Canoo y Lordstown Motors también se han enfrentado a los reguladores estadounidenses.

Fuera del sector de coches eléctricos pero sin salir del mundo de las SPAC, vehículos de inversión que salen a bolsa con el objetivo de recaudar dinero para la compraventa de una sociedad no identificada, la SEC también está interesada en los detalles del acuerdo entre Trump Media & Technology Group y el SPAC Digital World Acquisition Corp.

Ésta última anunció en octubre que sacaría a bolsa la empresa de medios sociales y comunicación del ex presidente de EEUU, Donald Trump, en una operación que la valoraba en unos 875 millones de dólares, incluida la deuda. Tras el anuncio de la operación, varios medios indicaron que Trump se reunió con el consejero delegado de Digital World, Patrick Orlando, a principios de este año y antes de que la SPAC hubiera recaudado dinero. Si los reguladores considerasen que la reunión incluyó conversaciones sustanciales sobre el acuerdo, podría violar las normas de la SEC.

Por último y fuera de las SPAC pero de vuelta a los fabricantes de coches y baterías eléctricos, Tesla también se encuentra bajo la lupa de los reguladores de la SEC después de que un denunciante alegara que la empresa no informó adecuadamente de los riesgos de incendio asociados a los defectos de los paneles solares.

La investigación aumenta la presión regulatoria sobre el fabricante de automóviles más valioso del mundo, que ya se enfrenta a una investigación federal de seguridad sobre accidentes relacionados con sus sistemas de asistencia al conductor. La preocupación por los incendios provocados por los sistemas solares de Tesla ya se había publicado anteriormente, pero este es el primer informe de investigación por parte de la SEC.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin