Bolsa, mercados y cotizaciones

Iberdrola, BBVA, ACS y CIE entran al Eco10 para arrancar el nuevo año

  • La nueva cartera tiene un potencial 31%

El consenso de 50 firmas de análisis se decanta por valores de calidad y crecimiento de cara al próximo trimestre y despide a ArcelorMittal, Almirall, Santander y Global Dominion

Año nuevo, ¿vida nueva? Hay serias dudas de que 2022 logre convertirse en un escenario diferente al 2021, como tampoco éste lo ha conseguido con respecto a 2020. Y todo a raíz de la pandemia. Tras la corrección vista en mercado desde el pasado 1 de noviembre –que se ha llevado por delante un 8% de la capitalización de todo el Ibex–, los expertos optan por valores de máxima calidad para comenzar el nuevo ejercicio y, además, entrar en ellos, aprovechando unas valoraciones menos ajustadas tras las últimas caídas. Es el caso de Iberdrola, BBVA, ACS y CIE Automotive, que se incorporan al índice Eco10 de cara a los tres próximos meses.

El selectivo, elaborado por elEconomista y calculado por Stoxx, es el mayor consenso de mercado de un medio de comunicación español, ya que en la elaboración del índice colaboran un total de 50 firmas de análisis y gestoras de fondos. A lo largo de su historia, que comienza un 16 de junio de 2006, el Eco10 obtiene una rentabilidad del 15,1%, tras las últimas ventas masivas vividas en el mercado. Contrasta, sin duda, con las pérdidas acumuladas por su selectivo de referencia, el Ibex 35, que son del 24,2%, lo que implica una ventaja de 39 puntos porcentuales en favor del selectivo de elEconomista.

De cara a los meses de diciembre, enero y febrero de 2022 el Eco10 estará compuesto por Repsol –que revalida el liderato–, Inditex, Grifols, Iberdrola, BBVA, Amadeus, IAG, Cellnex Telecom, ACS y CIE Automotive. Las nuevas incorporaciones ocuparán el asiento que dejan ArcelorMittal, Almirall, Banco Santander y Global Dominion durante el próximo trimestre.

De las diez firmas mencionadas, todas pertenecientes al Ibex 35 (tras la salida de Global Dominion), seis cuentan con una recomendación de compra del consenso de FactSet y otras cuatro son un mantener para el consenso. El potencial medio de la decena de compañías es del 31% de cara a un año vista. El Ibex, por su parte, podría subir un 23,6%, hasta los 10.265 puntos, según el consenso que recoge Bloomberg. Entre las firmas con mayor potencial al alza destacan Grifols, con un precio objetivo un 62% más arriba hasta los 27 euros; IAG que presenta un recorrido del 56%, hasta los 2,4 euros, y ACS, que roza el 50%.

En promedio, su PER se sitúa en línea con el del selectivo nacional, en las 13,9 veces, frente a las 13,74 del Ibex, aunque se excluye a tres de las compañías del Eco10 de las que se esperan pérdidas a cierre de 2021. Se trata de Amadeus, IAG y Cellnex Telecom. La valoración teniendo en cuenta el beneficio de 2022 se vuelve algo más exigente, por encima de las 16 veces/ganancias, aunque hay que tener en cuenta que el sector turístico estará aún en plena recuperación y salida de la pandemia.

Por otro lado, la rentabilidad por dividendo de las diez firmas de Eco10 es del 3,3% estimada para 2021, exactamente la misma que la del Ibex 35. Ahora bien, entre los valores figuran algunas de las retribuciones más atractivas de la bolsa nacional. Es el caso de ACS, cuyo dividendo renta más del 8%. Se trata de un pago en forma scrip (o vía acciones) que la constructora que preside Florentino Pérez amortiza a través de la recompra de acciones para evitar la dilución de los accionistas que opten por cobrar su retribución en metálico. El segundo dividendo más rentable de Eco10 es el de Repsol. La petrolera ha mejorado su propio objetivo de retribución al accionista al calor de un barril de petróleo que consolida niveles de 70 dólares, tras la última corrección de mercado de finales de noviembre. Además, las diez del Eco10 verán crecer, de media, su beneficio un 38% de 2021 a 2024 y entre ellas figuran tres de los mayores de todo el índice: BBVA, Inditex e Iberdrola.

Repsol sigue siendo líder

La petrolera que preside Antonio Brufau lidera por segundo trimestre consecutivo la selección de valores de la bolsa nacional. 17 firmas de análisis han incluido a Repsol entre sus cinco títulos seleccionados hasta febrero, lo que representa un tercio del total. La firma acumula una revalorización en bolsa superior al 25% –similar al sector–, que llegó a ser del 46% en sus máximos anuales de finales de octubre, en los 11,69 euros. Su recomendación, de mantener, es la mejor desde finales del año pasado, aunque a día de hoy la situación para el sector petrolero es más favorable que entonces. Las previsiones de la AIE (Agencia Internacional de la Energía) apuntan a que la demanda de petróleo seguirá creciendo, un 6% este año y otro 3,5% el que viene, lo que, sumado a la recuperación económica, sigue aupando el precio del barril de crudo.

La actualización que realizó la firma de su plan estratégico hace casi un mes, se hizo en base a un barril Brent en 70 dólares, cuando cotizaba por encima de los 80. La firma decidió entonces adelantar su programa de recompra y aumentar el importe en metálico del dividendo pagadero en 2022 hasta los 0,63 euros, un 5% más. "Por una parte, el levantamiento de las restricciones a los viajes internacionales en muchas partes del mundo, así como el avance de las campañas de vacunación, están favoreciendo –sobre todo– el consumo de gasolina; aunque, por otra, la actividad industrial sea algo menor", apuntan desde Renta 4, que otorgan un precio objetivo a Repsol de 13,3 euros, frente a la media del consenso de 12,94, niveles pre-Covid.

Este año el beneficio de Repsol será el octavo mayor del Ibex 35. El consenso vaticina un resultado neto de 2.450 millones de euros, que crecerá un 6% de cara a 2022 hasta los 2.600 millones de euros.

Iberdrola retorna una eléctrica 9 meses después

Iberdrola vuelve al radar de los inversores tras un año desfavorable en bolsa para las eléctricas por los altos precios de la energía y, en el caso de las españolas, por el riesgo regulatorio. Cuestiones que han penalizado el precio de su acción, que cede un 17% frente al 0,6% que cae el sector europeo. Este descenso ha abierto una oportunidad en un valor que venía cotizando a múltiplos exigentes y que se encuentra bien situada de cara a liderar la transición energética. Esta es la razón principal que ha llevado a 12 firmas de análisis y gestoras a incluirla en sus portafolios y que le han valido para regresar al índice tras su expulsión el pasado marzo.

"Es una empresa para el largo plazo, con buenos números y gran capacidad para invertir en energías verdes. Hace unos días, Iberdrola fue calificada por el S&P como la mejor energética del mundo en criterios ESG junto con NextEra y Orsted. Por otro lado, anunció que elevaba el plan de inversión previamente establecida para acogerse a los fondos Next Generation de Europa". Así argumenta Santiago García-Mussons, analista de Argenta Patrimonio, las razones por las que ha apostado por la compañía en esta revisión.

Una opinión compartida por Imantia Capital, que también la ha incluido en su cartera. "Es la utility líder en Europa y, lo más importante, líder en energías verdes. Creemos que en la medida que se vaya viendo claridad en el asunto del caso Villarejo, junto con la buena evolución del negocio, las nuevas inversiones anunciadas en plantas de energías renovables y los atractivos niveles de valoración alcanzados deberían apoyar una recuperación de su cotización en los próximos meses", afirma Francisco Blasco, responsable de renta variable de la entidad. 

Con las previsiones en la mano, el grupo se ha abaratado por PER (número de veces que el precio de la acción está recogido en el precio de la acción) 2022 un 16% en el año hasta las 15 veces, ofreciendo un descuento del 10% frente a la media de los grandes grupos eléctricos del Viejo Continente. En este sentido, los expertos de Bank of America defienden que "Iberdrola tiene un modelo de negocio de alta calidad apoyado temáticamente y ahora cotiza con un descuento injustificado en nuestra opinión, mientras que nuestras pruebas de estrés sugieren que los impuestos inesperados no supondrán una gran tensión en el balance".

Coincidiendo con la caída que sufrió la acción por el Real Decreto Ley que aprobó el Gobierno en septiembre para mitigar la escalada de los precios en la factura, los analistas devolvieron a Iberdrola la recomendación de compra que perdió a comienzos de 2019. La medida política hundió a sus títulos hasta los 8,63 euros por acción, mínimos de año y medio. Pero la suavización del recorte un mes después le han llevado a recuperar un 12% desde este suelo.  

Con el riesgo regulatorio fuera del foco, RBC ha centrado sus tesis de inversión: "Calculamos el descuento de Iberdrola en función de que el mix de negocio se ha ampliado, su generación de bajo coste marginal es cada vez más rentable en el actual escenario energético de las materias primas energéticas y el alza por la probable aceleración de las renovables y, en particular, de la capacidad instalada en el mar, con uno de los mejores gasoductos del sector", señalan. 

De hecho, a ojos de los expertos, a Iberdrola le aguarda un recorrido alcista del 22% hasta los 11,79 euros, el precio justo que el consenso le otorga a 12 meses.  

Por otro lado, las ganancias de Iberdrola se quedarán ligeramente por debajo de las de 2020. Esto no será un impedimento para que la compañía obtenga el sexto mayor beneficio del Ibex 35 y el tercero más alto del sector europeo, sólo por detrás de la italiana Enel y la francesa EDF, si se cumplen los pronósticos que recoge FactSet. De hecho, los analistas ya dibujan una nueva meta nunca vista para las ganancias de Iberdrola en 2022, año en el que esperan que superen los 4.000 millones de euros. 

Un banco por otro

BBVA sustituirá a Santander como única entidad en el índice Eco10, después de haberse mantenido tan sólo un trimestre fuera de la cartera. Lo cierto es que es un buen momento para comprar sus acciones, ya que BBVA –que fue la más alcista del sector– cae un 24% en el último mes, la mayor corrección de todo el Ibex, y entrará en el selectivo en niveles de 4,8 euros, mínimos del mes de mayo. Por delante ha ampliado su potencial, evidentemente, hasta un 35%, en línea con los dos grandes bancos nacionales, Santander y CaixaBank, que no han quedado al margen de las correcciones.

A su favor juega una inflación que presiona al alza a los banqueros centrales para acelerar la subida de tipos de interés, que, en todo caso, no se ve en la zona euro hasta mínimo 2023. Entre manos Carlos Torres tiene, además, varios asuntos abiertos. BBVA lanzó formalmente una opa por el 51% que le falta por controlar de Garanti, su filial en Turquía, con un coste máximo de 2.200 millones de euros. Su exposición a Ankara ha aumentado la volatilidad al valor ante el desplome de la lira, aunque a nadie se le escapa que tipos al 15% allí son mucho más favorables para hacer de un banco un negocio rentable. Entre los objetivos presentados a mediados de noviembre, la entidad perfiló un payout hasta una horquilla del 40% al 50% (frente al 35%-40% previo); busca alcanzar un ROTE (retorno sobre el capital tangible) del 14% y un capital fully loaded del 11,5% al 12%, en el que afirma sentirse cómodo. Su ROE roza ya el coste del capital –con un valor teórico del 10%–, por encima del 9% previsto para los dos próximos años. El tercer trimestre lo cerró ya en el 11%. En lo que respecta a su retribución al accionista, el banco arrancó además hace dos semanas su programa de recompra de acciones, en un primer tramo de 1.500 millones de euros que llegará a los 3.500 durante los próximos doce meses. El pago en metálico más la recompra eleva su rentabilidad por encima del 14%.

Más ciclo a la cartera

ACS y CIE Automotive regresan al índice para aumentar el perfil cíclico de la compañía, pero no son cualquiera. Su trayectoria de crecimiento les avala. La constructora que preside Florentino Pérez vendió en abril –autorizada en octubre por la CE– su negocio industrial a Vinci por 4.980 millones de euros, un excedente que la compañía ya ha descartado destinarla a aumentar su retribución al accionista. El consenso espera que ACS gane este año 730 millones de euros, un 27% más que en plena pandemia.

Los problemas de la cadena de suministro han golpeado con fuerza al sector de la automoción, aunque CIE Automotive ha logrado sortearlos con soltura. Cotiza un 35% por encima de su nivel pre-Covid, muy similar al sectorial europeo, y triplica casi la subida de Gestamp, su comparable nacional.

La firma que preside Antón Pradera dibujó a mediados de año su nueva hoja de ruta. Prevé duplicar el beneficio neto que se espera este año en 2025, con 500 millones de euros solo contando con su crecimiento orgánico. Y los analistas cuentan con que será así. Además, aspira a lograr un incremento de ventas del 50% para el año 2025, 20 puntos por encima de lo que se espera para su mercado; un margen ebitda del 19%; inversiones por valor de 1.000 millones de euros en adquisiciones de otras compañías a lo largo del quinquenio –pero con una deuda neta que no supere las 0,5 veces– y gracias a un ebitda que batirá los 1.000 millones.

Acerinox empata con CIE y se queda a las puertas del índice

Acerinox ha logrado una ponderación en el Eco10 del 2,5%, la misma que CIE Automotive con la diferencia de que el fabricante de componentes del automóvil está presente en 7 carteras frente a las seis dela acerera. La compañía que preside Rafael Miranda abandonó el indicador el pasado septiembre y hasta la corrección bursátil que han vivido los mercados en el último mes, cotizaba en máximos que no veía desde 2006. Desde entonces sus títulos han firmado un descenso cercano al 19%, si bien en el conjunto del ejercicio todavía arroja ganancias de más del 10%. La firma recibe el segundo mejor cartel de compra del Ibex 35 tras ArcelorMittal, con el 95% de los analistas que siguen su cotización en bolsa aconsejando tomar posiciones en el valor y sólo un 5% recomendando mantener sus acciones.

La cartera de Metagestión repite como la más rentable: un 27,78%

Metagestión cierra el cuarto trimestre para el Eco10 con una rentabilidad del 27,78% –multiplicando por cuatro la del Ibex 35 en el mismo periodo– y repite por segundo año consecutivo como la cartera más rentable. La balanza se ha decantado a su favor en noviembre, como consecuencia del correctivo bursátil que han sufrido las bolsas por la aparición de la variante ómicron. Con un portafolio conformado desde septiembre por Solaria, Amadeus, Iberdrola, Rovi y Telefónica, y coincidiendo con la llegada de Carlos Flores a los mandos de la gestora, el factor desequilibrante en la recta final de 2021 ha sido la farmacéutica, que se ha situado como el valor más alcista de la bolsa española con alzas del 65%. El segundo lugar ha sido para la cartera de IG (Indra, Merlin, Ferrovial, Acciona y FCC), con una rentabilidad del 26,80% hasta el 30 de noviembre, seguida de la de Andbank (Inditex, Repsol, Arcelor, Amadeus y Dominion) con un 24,19%.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

KK cnbmv, albella cabesón cornúo y p.cortas de l@s webs
A Favor
En Contra

Abrimos largos!!

Puntuación -2
#1