Bolsa, mercados y cotizaciones

Engie desbancará a las españolas con el pago más alto del sector en 2022

  • Su rentabilidad por dividendo alcanzará el 6,5%, frente al 4,5% de sus comparables
  • Engie ostenta uno de los consejos de compra más sólidos de Europa
Sus títulos caen algo más de un 1% en 2021

La hegemonía de los dividendos españoles entre las grandes eléctricas europeas tiene los días contados tras años en los que Endesa y Naturgy se han venido intercambiando el cetro de las rentabilidades más altas del sector.

Será en 2022 cuando, según las estimaciones del consenso de FactSet, la rentabilidad por dividendo de Engie alcance el 6,5%, frente al 5,93% de la compañía que preside Francisco Reynés y el 5,3% de la firma capitaneada por José Bogas. Rentabilidades que, no obstante, seguirán estando por encima del 4,5% que ofrecen de media, los diez mayores pagos de la industria entre las que capitalizan en bolsa más de 20.000 millones de euros.

La francesa, uno de los integrantes del fondo Tressis Cartera Eco30, se vio obligada a cancelar el dividendo de 0,8 euros por acción en 2019 a causa del Covid-19 Doce meses después reanudó sus pagos entregando el pasado mayo 0,53 euros brutos por acción a sus accionistas. De cara a 2022 la previsión es que el cupón recupere esos 0,80 euros por acción prepandemia e incluso que sea susceptible de mejorar por la potente escalada de beneficios prevista. Si se cumple lo esperado, Engie firmará el segundo mayor crecimiento del sector tras Endesa, triplicando sus ganancias en el periodo 2019-2022 hasta los 2.747 millones de euros.

En este contexto, Engie –que pierde un 1% en 2021– es también una de las recomendaciones de compra más sólidas de la industria del Viejo Continente, sólo por detrás de la alemana RWE, su compatriota EDF y la portuguesa EDP. La utility gala, fruto de la fusión de Suez y Gaz de France que dio lugar a la mayor empresa del mundo de gas natural licuado, se ha enfocado en los últimos tiempos al desarrollo de energías renovables, al tiempo que ofrece la estabilidad de una retribución por dividendo que además cuenta con una particularidad que sólo encontramos en el mercado francés. Se trata de un programa por el que si el inversor decide mantener aparcadas sus acciones durante un periodo de tiempo (en el caso del programa de Engie son dos años), renunciando esencialmente a vender los títulos, se incrementa la futura remuneración en un 10% siempre que la firma cumpla con su plan de negocio.

Endesa caerá al tercer puesto

En el caso de Endesa –cuyo pago a precios actuales continúa reinando en 2021 con una rentabilidad del 6,8% con sus títulos retrocediendo un 7% desde enero– la caída desde el primer puesto al tercero en 2022 de acuerdo a las previsiones se explica por el recorte del pay out (porcentaje del beneficio que se destina al pago de dividendos) que la firma aprobó a finales de 2018. La remuneración pasará del 80% actual al 70% en 2022 y 2023, con el objetivo de adecuar la política de retribución al incremento de la inversión prevista para los próximos años. En su caso premia a sus accionistas dos veces al año, en enero y julio, por lo que abrirá 2022 con un pago de 0,70 euros por acción.

La remuneración de Endesa pasará del 80% actual al 70% en 2022 y 2023

En cuanto a Naturgy, continúa a la espera de que la CNMV se pronuncie sobre la opa de IFM a 22,07 euros después de que el gobierno español diera luz verde a la operación. La compañía anunció en julio las líneas maestras de su plan de negocio hasta 2025, con un inversión prevista de 14.000 millones de euros el reparte de 5.900 millones en dividendos, lo que supone alrededor de 1,20 euros por acción al año. Con sus acciones anotándose un 15,6% en el año, la rentabilidad de sus pagos a precios actuales es prácticamente igual a la de Engie en 2021 pero se queda casi medio punto porcentual por debajo del de la francesa en 2022. Naturgy, que ya abonó el 4 de agosto un primer dividendo a cuenta del ejercicio de 2021 de 0,3 euros por acción, repartirá en noviembre 0,55 euros por acción.

Por debajo del 6% pero por encima de la media estarán los pagos de otros clásicos del sector como la británica National Grid y la italiana Enel, con rentabilidades del 5%. Hay que bajar hasta el octavo puesto entre las diez mayores firmas para encontrar a Iberdrola. A precios actuales, la rentabilidad de sus pagos para 2021 ronda el 4% y se elevará al 4,3% de cara a 2022.

Enagás es la retribución nacional más atractiva del Stoxx600

Sin abandonar el sector energético pero rebajando la barrera por valor en bolsa hasta el entorno de los 5.000 millones de euros que capitaliza Enagás, se encuentra el sexto pago más atractivo de la bolsa europea. La gasista brinda retornos superiores al 8,5% de cara a este y próximo año. Y es que si hay un aspecto que no se puede reprochar a la firma que preside Marcelino Oreja es la visibilidad de su dividendo hasta 2026. Alcanzará los 1,70 euros por acción con cargo a 2021 y llegará a 1,74 en 2023, año a partir del cual se mantendrá sobre esa misma cantidad. El consenso prevé para Enagás este año un beneficio de 391 millones de euros, un 12% inferior a 2020 y que llegue a los 369 millones en 2023, frente al repunte de la retribución al accionista.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin