Bolsa, mercados y cotizaciones

La Fed sopesa finalizar por completo su compra de deuda a mediados de 2022

Nueva York

Los altos funcionarios de la Reserva Federal tantean en estos momentos una hoja de ruta para el comienzo del tapering, como se conoce a la reducción de las compras de deuda que lleva a cabo el banco central de Estados Unidos.

Las principales mesas de inversión ya descuentan que el anuncio oficial de este proceso se llevará a cabo durante la próxima reunión del Comité de Mercados Abiertos (FOMC, por sus siglas en inglés) prevista para el próximo 21 y 22 de septiembre. No obstante, la compras bonos del Tesoro y activos respaldados por hipotecas podrían terminar por completo a mediados de 2022.

Según adelanta el Wall Street Journal tras mantener entrevistas y revisar las declaraciones públicas de múltiples altos funcionarios de la Fed, existe cierto consenso en que los miembros del FOMC comenzarán a recortar las compras actuales de 120.000 millones de dólares mensuales en aproximadamente tres meses. De esta forma, el tapering se completaría a mediados del próximo año, dando así al banco central la flexibilidad suficiente para comenzar a subir los tipos de interés en el caso de que el marcado repunte de la inflación resulte no ser transitorio.

Este miércoles se publican las actas del encuentro mantenido el pasado 27 y 28 de julio, donde se debería detallar lo que habría sido una conversación constructiva sobre el proceso de reducción así cómo lo cerca que están los responsables del FOMC de tomar decisiones clave sobre la probable mecánica de la reducción.

Las actas de la reunión de julio del FOMC anteceden al Simposio de Jackson Hole (Wyoming) a finales de agosto. Es probable que el presidente de la Fed, Jerome Powell, hable en la mañana de la sesión del 27 de agosto, donde se espera que su discurso dé alguna indicación de que las discusiones sobre la reducción de las compras de activos están progresando.

A esta presentación le seguirá, unas semanas más tarde, la reunión de septiembre del FOMC, al término de la cual se puedan presentar detalles oficiales del proceso, que podría comenzar a finales de este año.

Dado que la inflación probablemente ya se mantiene en el 2% o por encima de este objetivo, el siguiente umbral que debe alcanzarse para la primera subida de tipos de la Fed será el del máximo empleo.

"Creemos que esta marca se alcanzará cuando la relación entre empleo-población se acerque a su pico anterior a la crisis y el aumento de la participación de la población activa se estabilice", señala Ellen Zentner, economista de Morgan Stanley, quien proyecta la primera subida de tipos en el tercer trimestre de 2023.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin