Bolsa, mercados y cotizaciones

Wallbox: "Tenemos el único producto que permite usar la batería del coche eléctrico para el hogar"

Enric Asunción, CEO de Wallbox, y Justin Mirro, CEO de Kensington Capital
Madrid

A primera vista, Wallbox se podría entender como una empresa de cargadores eléctricos, pero detrás hay algo más, diferencial para el futuro de las energías renovables y la electrificación del parque móvil: la gestión de la energía, gracias a su cargador Quasar, que permite usar la carga batería de un coche eléctrico en el hogar.

¿Cómo está evolucionando el negocio de Wallbox? ¿Cuáles son sus principales mercados y los que más crecen?

Enriq Asunción: Ya hemos instalado más de 100.000 cargadores y esperamos vender este año más de 80 millones de dólares en cargadores y alcanzar más de 1.200 millones de dólares en 2025. Estamos vendiendo en más de 67 países. Estamos vendiendo en todos los continentes y tenemos oficinas en tres continentes: Europa, América y en China. Nuestros mercados más grandes son Alemania, luego Francia y Reino Unido, los países nórdicos y Estados Unidos. Ahora estamos enfocándonos en el mercado estadounidense. Lanzamos hace pocos meses nuestros productos ahí y estamos creciendo rápido. Con Kensington esperamos acelerar más ese proceso, ya que tienen una gran experiencia en la industria de la automoción.

¿Porqué han elegido Estados Unidos y no otro país, como España, para empezar a cotizar?

E.A.: La fusión que hacemos es con una Spac y está comercializada en Estados Unidos. La principal razón es que los inversores son de largo plazo. A parte de los inversores de Kensington, tenemos a Janus Henderson invirtiendo, Lyxor... inversores de largo plazo que ven valor y crecimiento de la compañía para el futuro. La segunda razón fue el equipo de Kensington. Tener esta experiencia en el mercado era muy importante para nosotros.

Justin Mirro: El equipo de Kensington es global, la industria de la automoción es probablemente la más global en el mundo. Requiere las cadenas de suministro más globales y sofisticadas, y a pesar de que Wallbox es una empresa española, se trata de un negocio global, en todo el mundo. Entrar en la bolsa de Nueva York, que es el mayor punto del mundo para conseguir capital, valida aún más a Wallbox como una empresa global.

¿Esperan recibir fondos del plan 'Next Generation'? ¿Cuándo?

E.A.: Estos fondos se van a centrar en qué es lo que necesita España para seguir adelante y mejorar la economía. Los coches eléctricos son parte de eso. Hace pocas semanas el presidente anunció un plan de inversión de casi 5.000 millones de euros en movilidad eléctrica. Desde luego, esperamos poder aprovechar estos fondos, que van a estar en parte destinados a la creación de más puntos de carga. Wallbox se beneficiará de eso. Aún no sabemos cuándo.

J.M.: Aunque estos fondos son atractivos, la financiación que hemos levantado de 330 millones de dólares cubre totalmente todo nuestro plan de negocio en 5 años, nos permitirá ser una empresa rentable y tener un flujo libre de caja positivo. Estos fondos serán un apoyo extraordinario, pero no los necesitamos para que la empresa tenga éxito.

¿Cómo ha sido su encuentro con Pedro Sánchez?

J.M.: Me ha impresionado él y su equipo y su compromiso con la energía renovable. Parece que tienen una iniciativa fuerte para apoyar empresas como Wallbox. La energía es cada vez más cara, la gente es cada vez más consciente de cómo se produce la energía, y la gente quiere saber que no se está desperdiciando. Cuando he hablado con el presidente del papel de Wallbox en este sentido, lo comprendió inmediatamente, y destacó que es algo que quieren apoyar, y eso es algo que nos entusiasma.

Sobre las fuentes primarias de generación de energía, ¿es suficiente el proceso de desarrollo de renovables para cubrir todo el crecimiento del coche eléctrico?

E.A.: Es una muy buena pregunta y aquí es en lo que Wallbox es diferencial. Hacemos gestión de energía. Nuestros productos permiten cargar cuando la energía es más barata, cuando la energía es renovable, y se pueden conectar automáticamente con paneles solares, y decidir, cuando tienes excesos de energía solar, recargarse. O incluso conectarse con el grid, y cargar en el momento en el que se está generando más energía con fuentes renovables. Nuestros productos ya hacen eso, pero no sólo eso: nuestro producto más disruptor, que es Quasar, no sólo permite cargar el coche, sino también descargarlo y usar tu batería del coche eléctrico como una batería para el hogar. Gracias a Quasar, puedes cargar el coche cuando hay exceso de producción y descargarlo cuando no la necesitas. Hace posible la transición hacia energías renovables.

J.M.: Lo bueno de un coche eléctrico es que cuando frenas capturas la energía de vuelta en la batería. Cada vez es más eficiente, a medida que mejoran las tecnologías de los motores. Vamos a llegar a un punto en el que vamos a poder capturar una porción más sustancial de esa energía dentro del vehículo, y reutilizarla. Es un cambio fundamental. Eso no lo puedes hacer con un coche de combustión. Cuando usas un coche así, aceleras y consumes gasolina. Cuando frenas no estás devolviendo gasolina al depósito, estás generando calor en los frenos que se disipa. Eso es energía que se pierde. Un coche eléctrico, per se es mucho más eficiente que uno de combustión, y cada vez lo son más.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Google+
JC de JC
A Favor
En Contra

Tiene muy buen futuro esta empresa. Un gran porvenir.

A ver si con el tiempo también entra en el negocio de la fabricación de baterías, sería mucho mejor.

Puntuación 0
#1
Ender
A Favor
En Contra

¿¿¿Para qué iba a querer alguien conectar la batería del coche eléctrico al hogar y no al revés???

¿¿¿Qué sentido tiene proporcionarle electricidad a la casa???

Puntuación 1
#2