Bolsa, mercados y cotizaciones

China envía las primeras señales para frenar el rally de materias primas

  • El hierro, el acero y el aluminio registran fuertes descensos hoy
  • Preocupa un giro brusco en la política económica del gigante asiático
  • Algunos expertos apuestan por la continuidad en el rally del cobre

Con gran parte de materias primas mundiales en niveles récord, principalmente los metales, Pekín ha decidido intentar parar los precios. La demanda china al calor de la salida de la crisis sanitarias está detrás del repunte de precios en lo que va de año. El Gobierno chino ha lanzado una seria advertencia al mercado. Habrá "tolerancia cero" contra la especulación. El hierro ha descendido hasta un 7% en la sesión, aunque posterior se han reducido las caídas.

China salió de la crisis del coronavirus gracias a pisar el acelerador de la expansión del crédito y estimular el crecimiento de las infraestructuras con ayudas estatales. El resultado fue que el gigante asiático absorbió toda la oferta mundial del planeta de materias primas y disparando los precios de muchos productos básicos.

El país ha pasado a convertirse en el mayor consumidor de materias primas. En lo que va de año, el país ha adquirido 150.000 millones de dólares en petróleo, hierro y cobre solo en los primeros cuatro meses de 2021. Prácticamente, casi el 30% respecto al importe que utilizó el año pasado.

Durante el año pasado, al Banco Popular de China (PBOC, por sus siglas en inglés) no le preocupó calentar ciertos activos para apuntalar la recuperación que comenzó en 2020. Pero ahora Pekín quiere poner freno al rally en los precios. PBOC ha dado los primeros pasos al restringir el crédito con un endurecimiento de la política monetaria. El Gobierno también está frenando la financiación en los proyectos de infraestructura.

Cada vez a China le conviene menos que los precios de las materias primas sigan disparados

Los datos económicos de abril sugieren que tanto la expansión económica de China como su impulso crediticio (nuevo crédito como porcentaje del PIB) pueden haber alcanzado ya su pico máximo. "El crédito es un factor importante para los precios de las materias primas, y creemos que los precios alcanzan su punto máximo cuando el crédito alcanza su punto máximo", explica Alison Li, codirectora de investigación de metales básicos en Mysteel, a Bloomberg. El crédito chino representa una gran parte del global, especialmente cuando se trata de inversión en infraestructura y propiedades".

Cada vez a China le conviene menos que los precios de las materias primas sigan disparados, cuando empiezan los primeros síntomas de ralentización económica. Hoy se ha conocido un paso más por parte del Gobierno chino para frenar la escalada. Las autoridades reguladoras vigilarán de cerca la evolución de los precios de las materias primas, reforzarán la supervisión conjunta de los futuros y el mercado al contado, habrá 'tolerancia cero' para las actividades ilegales, continuarán aumentando las inspecciones policiales, e investigarán las transacciones anormales y la especulación maliciosa", ha indicado este lunes la Comisión Nacional para el Desarrollo y la Reforma de China.

De este modo, las autoridades chinas han expresado su voluntad de investigar y sancionar con determinación actos ilícitos "como llegar a acuerdos para implementar monopolios, difundir información falsa, subir los precios, el acaparamiento y otras actividades ilícitas de conformidad con la ley".

El precio del hierro ha llegado a caer hasta un 7% al comienzo de la sesión. Las pérdidas se han extendido a otros metales. El acero desciende alrededor de un 5%. Los futuros del aluminio baja también un 3%. "Con el riesgo de que intervenga el Gobierno, los precios seguramente se verán afectados" por la confianza del mercado", apunta Li Ye, analista de Shenyin Wanguo Futures.

El rápido aumento de los precios de las materias primas ha afectado gravemente a los fabricantes y a la actividad del sector industrial, "lo que ha provocado pérdidas e impagos en el sector", indica el experto.

Pero otros expertos creen que China tiene difícil controlar el mercado. "Pekín se enfrentarán al riesgo de agotar sus opciones políticas", dicen los expertos de Citi. Los precios de las materias primas no solo dependen de que China reduzca o aumente la demanda exterior. Los problemas de las cadenas de suministro mundial también están tensando el mercado, cuando la economía europea se prepara para su reapertura. Además, Pekín ha aprobado compromisos para reducir emisiones de gases de efecto invernadero, que contribuyen a aumentar los precios.

Las ayudas a las infraestructuras en el país no se han parado

"Todavía estamos en una fase temprana de ajuste en términos de dinero que llega a los proyectos de infraestructuras", señala Tomás Gutiérrez, analista de Kallanish Commodities. "La demanda de mineral reacciona con un retraso de varios meses al ajuste, mientras la de acero todavía se encuentra en niveles récord gracias a la recuperación económica y las inversiones en curso, pero es probable que retroceda ligeramente a finales de año".

El mercado pone el acento en la evolución del crédito en China para saber que va a pasar en los próximos meses. Una caída notable debería amenazar al rally en materias primas. "La desaceleración del crédito tendrá un impacto negativo en la demanda de materias primas de China", explica Hao Zhou, economista senior de mercados emergentes de Commerzbank AG. "Hasta ahora no hay desaceleración evidente, pero es probable que tengan una tendencia a la baja en la segunda mitad de este año".

La clave estará si la retirada de estímulos en China afectará a todos los metales industriales por igual. En algunos sectores, las políticas han impulsado una expansión de la capacidad en fábricas de refinados y en las fundiciones de cobre. Las compras de los materiales necesarios para la producción en esos sectores pueden seguir registrando ganancias, aunque a un ritmo más lento.

Para Citi los máximos del cobre todavía están lejos. La firma cree que todavía la demanda no ha tocado máximo y la tonelada seguirá subiendo desde los 9.850 dólares actuales a 12.200 dólares en septiembre.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.