Bolsa, mercados y cotizaciones

Ganar en bolsa por los ciberataques: dos de cada tres firmas del sector son compra

  • El beneficio de las mayores cotizadas de ciberseguridad subirá un 21% entre 2021-2023
  • El pago a 'hackers' para rescatar datos creció en 2020 un 311% en EEUU
El sector de la ciberseguridad está en auge
Madrid

El ataque cibernético que ha tenido lugar este mes de mayo en Estados Unidos, donde el oleoducto de la compañía Colonial Pipeline fue intervenido por piratas informáticos que pidieron (y consiguieron) un rescate a cambio de liberar el bloqueo de la instalación, ha recibido una enorme atención mediática por el impacto que ha tenido en el suministro de derivados del petróleo en el país.

Se bloqueó un conducto por el que pasan 2,5 millones de barriles de gasolina todos los días, creando el caos en las gasolineras del país y un incremento en los precios del petróleo hasta que los secuestradores recibieron los 5 millones de dólares que exigían.

Pocos días después, la semana pasada, se ha conocido que CNA Financial pagó en marzo 40 millones de dólares para desbloquear sus sistemas, el mayor pago de este tipo de chantajes que se ha conocido hasta la fecha, y pone de relieve la creciente amenaza que suponen los ciberataques para las empresas de todo el mundo, además de la necesidad de contar con una buena protección cibernética.

Esto, precisamente, se puede aprovechar invirtiendo en las empresas del sector, que cuentan con recomendaciones muy positivas para los analistas, con 2 de cada 3 grandes firmas dedicadas a la ciberseguridad mereciéndose la recomendación de compra.

Cifras en aumento

El auge de los ciberataques es una realidad, y también el aumento en los pagos de rescate por parte de las empresas e instituciones: sólo en Estados Unidos en 2020 hubo 2.400 ataques a instalaciones gubernamentales, colegios y edificios sanitarios, según el último estudio publicado por Ransomware Task Force (un grupo que engloba al Instituto de Seguridad y Tecnología del país, junto a otras firmas del sector, como Palo Alto, Microsoft o Rapid7).

Las cifras van en aumento: en 2020 en EEUU se pagaron 350 millones de dólares a los hackers por rescatar los datos que habían secuestrado, un aumento del 311% frente a 2019; el pago medio por ataque fue de 312.493 dólares, un 171% más que el año anterior.

"Cuando nos ocurrió a nosotros, no hubo alternativa: el coste de mantener la empresa totalmente bloqueada era muy superior a la cantidad que nos exigían", explica el director financiero de una empresa española de transporte, que en 2019 sufrió un ciberataque. "Pagamos 60.000 euros a una cartera digital", reconoce.

Casos como este se repiten cada vez más, y suponen un reto importante. Según el estudio de Ransomware Task Force, de media las empresas tienen bloqueados sus sistemas durante 21 días por cada ataque que se produce, y no recuperan la normalidad previa hasta 287 días después de que se produzca el secuestro.

Impacto en bolsa y temática

El impacto de estos ataques también hace mella en bolsa, para las empresas cotizadas que los sufren. desde la consultora Comparitech han analizado los datos de 34 empresas que sufrieron ataques, todas ellas cotizadas en la bolsa de Nueva York. De media, en los seis meses posteriores al ataque las empresas tienen un peor comportamiento en bolsa que los seis meses previos, con pérdidas del 3% en el medio año transcurrido tras el ataque, frente a las subidas del 2,6% experimentadas en los seis meses previos.

En el año posterior al ataque las firmas estudiadas cayeron un 8,6% de media, un comportamiento 8,6 puntos peor que el que tuvo el Nasdaq en el mismo periodo. En los dos años posteriores, las pérdidas fueron del 11,3%, 15,6 puntos por debajo del comportamiento del índice tecnológico.

La amenaza que suponen los ciberataques es cada vez mayor, y está llevando a muchos analistas a destacar el atractivo que tiene la ciberseguridad de cara a la inversión. Para Deutsche Bank, es una de sus temáticas de inversión para el futuro, según han publicado en el último informe trimestral de perspectivas económicas e inversión.

"El mundo cada vez está más interconectado digitalmente: para 2026, casi el 26% del PIB mundial podría depender de sectores basados en Internet y conectados digitalmente. Se estima que los ciberataques tienen un coste de más de 1 billón de dólares, con un posible incremento del 50% en los próximos dos años", explica el banco alemán, citando cálculos del Foro Económico Mundial.

"La ciberseguridad se ha convertido en un tema muy interesante en un mundo de trabajo remoto e inclusive, si los precios de las acciones retroceden, la demanda de estos servicios debería incrementarse firmemente", explican desde WisdomTree.

Cómo invertir

En España existen algunos fondos temáticos de ciberseguridad con los que el inversor puede blindar su cartera. Allianz Cyber Security, lanzado el pasado febrero, CS Security o Pictet Security son algunos ejemplos, los dos últimos con rentabilidades anualizadas de más del 10% en el último lustro. En ETFS en formato UCITS aparece el WisdomTree Cybersecurity UCITS ETF, lanzado a comienzos de este año.

Las 10 firmas del sector que mantienen la mejor recomendación en este momento dentro de las 22 que recoge FactSet con 1.000 millones de euros de capitalización como mínimo, y al menos 4 analistas siguiéndolas, son ServiceNow, Palo Alto, CrowdStrike, Leidos, CyberArk, Capgemini, CACI International, Akamai Technologies, Zscaler y Okta. De las 22, 15 son compra y 7 mantener, y se espera de media para todas ellas un aumento del beneficio del 21% entre 2021 y 2023.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
Brain
A Favor
En Contra

Hay poca legislación a nivel mundial que persiga a los hackers. Es una vergüenza e incluso países como Rusia, irán, Venezuela, Cuba o China fomentan desde sus gobiernos ataques a intereses extranjeros

O se persigue de forma seria este cáncer o vendrán tiempos peores

Puntuación 2
#1