Bolsa, mercados y cotizaciones

Los consejos de Morgan Stanley para sacar partido a un ciclo económico corto pero muy intenso

Los inversores se enfrentan al dilema de un ciclo económico "más caliente y más corto" por lo que deberían reducir su exposición a activos de riesgo como la renta variable y el crédito, según los estrategas de Morgan Stanley.

El banco de inversión opta por adoptar un tono más cauteloso en sus perspectivas de mitad de año, rebajando su recomendación para la renta variable y el crédito estadounidenses a neutral, al tiempo que plantean la perspectiva de un sobrecalentamiento de la economía.

El estratega jefe de activos cruzados de Morgan Stanley, Andrew Sheets, asegura que la economía mundial está respaldada por "el mayor estímulo fiscal, la mayor relajación monetaria y la mayor tasa de ahorro de los consumidores de la historia".

"Pero esos fuertes vientos económicos también traen complicaciones", añade, señalando la posibilidad de un mayor aumento de la inflación, el endurecimiento de la política de los bancos centrales, las presiones sobre los márgenes y el aumento del impuesto de sociedades.

El resultado es un ciclo más caliente y más corto, concluye Sheets. "Más caliente porque la economía mundial goza de estos importantes vientos de cola. Más corto, porque estos vientos de cola podrían traer una normalización inusualmente rápida. Un ciclo más corto no es necesariamente malo; EEUU vio varios de ellos en los rugientes años 20 y 50", aclara.

Aunque esos problemas no son insuperables, el telón de fondo es "indudablemente complicado" a ojos del estratega de Morgan Stanley. "A tan sólo 14 meses de los mínimos, los inversores se enfrentan a un calendario de principios de ciclo, a unas condiciones cada vez más de mediados de ciclo y a unas valoraciones de finales de ciclo", reconoce Sheets.

Su consejo a los inversores fue reducir su exposición al crédito y a las acciones. "La mayor parte de nuestra reducción es en el crédito, que nuestros estrategas están rebajando. Esta clase de activos ha tenido una trayectoria extraordinaria, pero es cara y está en desventaja en un ciclo más cálido", añadió.

Bajo este panorama, el banco se decanta por la renta variable de los mercados desarrollados, excluyendo a EEUU, como activos con mejores resultados "en un mundo que se calienta". Su región favorita es Europa, seguida de Japón, ya que ambas tienen menos presión inflacionaria, menos riesgo de cambios en la política fiscal o del banco central y las valoraciones son más moderadas.

Los estrategas se muestran neutrales en cuanto a las materias primas, señalando que los precios estaban "sobrepasando" el valor razonable, y reducen su recomendación sobre el efectivo a infraponderar. También ven los rendimientos un poco más altos y el dólar estadounidense moviéndose modestamente al alza.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin