Bolsa, mercados y cotizaciones

Morgan Stanley identifica el origen de las ventas masivas de bonos del Tesoro de EEUU

Nueva York

El estratega jefe de Morgan Stanley, Matthew Hornbach, ha identificado al vendedor persistente de bonos del Tesoro americanos durante los últimos meses. Una situación que hasta ahora ha generado tensión y escalofríos entre los inversores de renta fija contagiando a su vez a los mercados de renta variable.

Hornbach señala en un informe distribuido entre sus clientes que el movimiento acumulado de precios a la baja en los futuros del Tesoro se ha concentrado principalmente en la sesión asiática, particularmente en Japón. De hecho este país es actualmente el mayor acreedor de EEUU con un total de 1,27 billones de dólares en deuda americana en cartera, según los datos más recientes del Departamento del Tesoro.

Tras un breve respiro en la primera semana de marzo, las ventas durante el transcurso de la sesión regular en los mercados nipones se aceleró drásticamente antes de la reunión de la semana pasada del Comité Federal de Mercados Abiertos (FOMC, por sus siglas inglés) para continuar poco después.

El comienzo de las ventas de futuros del Tesoro, que parece haberse originado siempre en Japón, habría provocado un efecto dominó en el resto del mundo y, como señalan en Morgan Stanley, han solido extenderse durante la sesión europea y londinense, aunque en menor medida.

Desde comienzos de año, el 85% del descenso acumulado de los precios de los futuros del Tesoro se produjo durante las operaciones nocturnas en Wall Street, es decir, que Japón sería casi el único responsable del aumento de los rendimientos de este año.

¿Por qué es esto relevante?. Según justifica Hornbach existen razones para creer que las venta desde Japón "no durarán más allá de abril". El año fiscal nipón termina el próximo 31 de marzo por lo que a partir de dicho momento "la liquidación de las tenencias de bonos no denominados en yenes debería detenerse".

En general, el estratega de Morgan Stanley y su equipo consideran que la persistente venta de bonos del Tesoro de EEUU por parte de Japón desde finales del año pasado es la responsable de encender la mecha que acabó desencadenando los vaivenes a nivel global tanto en los mercados de renta fija como variable.

Sin embargo, esta situación debería cesar a finales de este mes cuando los bancos japoneses comiencen de nuevo a comprar cantidades masivas de deuda americana una vez finalice su año fiscal.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin