Bolsa, mercados y cotizaciones

Las grandes mineras invitan a sus inversores a una fiesta de dividendos

  • Glencore, Rio Tinto o Sibanye, algunos nombres con mejora de la retribución
  • Las 20 retribuciones más atractivas pasan de un 3,2% hasta el 5,2%
Mina de Rio Tinto en Huelva
Madrid

La recuperación de la actividad económica que está teniendo lugar en el mundo, y especialmente en grandes economías como China y Estados Unidos, dejando atrás el peor momento de la crisis del Covid-19, está teniendo eco en la industria de la minería.

Las grandes firmas del sector están presentando resultados en los últimos días y han dado alegrías a sus inversores, mejorando, en general, las expectativas de los analistas (un 80% así lo ha hecho en esta temporada en Europa y un 100% en EEUU) y celebrando una fiesta de dividendos.

El buen momento que atraviesan refleja el atractivo que están teniendo en su mayor parte los activos más pegados al ciclo del mercado en el arranque de año, siendo el sector de recursos básicos el más alcista en 2021 en Europa, con una subida del 14,47% del Stoxx 600 Basic Resources, por delante del 10,42% del segundo, el de la tecnología.

Glencore, Rio Tinto, Sibanye... son algunos de los grandes nombres de la industria que han anunciado una mejora de la retribución, ya sea recuperando los pagos que habían tenido que recortar con cargo a los resultados de 2020, o anunciando nuevos dividendos extraordinarios para premiar a sus inversores. En el mercado el ciclo está de celebración y el bache de 2020 parece que empieza a quedar atrás.

Los metales y el 'superciclo'

Las buenas perspectivas para el sector se ven claras cuando se analiza el comportamiento que están teniendo en el mercado los precios de las principales materias primas que cotizan en el parqué. En los últimos 12 meses, los metales industriales, y también los preciosos, están experimentando una subida de doble dígito: el aluminio ha recuperado un 67,2% en este periodo, el estaño un 56%, el cobre un 51%, la plata un 49%, el níquel un 46%, el zinc un 31% y el plomo un 11%.

Las subidas de precio de estos metales, que los han llevado en muchos casos a marcar nuevos máximos no vistos en varios años, han llevado a algunos analistas a señalar que podemos estar presenciando el inicio de un nuevo superciclo en estos activos (tendencias alcistas, o bajistas, que se prolongan en el largo plazo). Estas subidas esperadas se fundamentan en una demanda creciente, en medio del proceso de desarrollo hacia un mundo en el que las energías renovables serán las protagonistas, y en una oferta que podría encontrar algunos problemas para crecer.

En el caso del cobre, desde Bank of America destacan cómo, por la parte de la demanda de China, el mayor consumidor del mundo, "la descarbinización, junto al incremento de la popularidad de las energías renovables y de los vehículos eléctricos, podrían estar siendo el inicio de un nuevo periodo de crecimiento sostenido de la demanda".

Al mismo tiempo, "es importante destacar algunos problemas de la oferta. Esperamos un crecimiento de la producción del 4,3% en 2021, pero las guías que están dando algunos productores ya sugieren que la oferta de las minas se va a quedar por debajo", señala el banco.

Citi, por su parte, ya espera un déficit de producción de 500.000 toneladas en 2021, y bajos inventarios durante años. Otros, como JP Morgan y, antes, Goldman, llevan ya un tiempo avisando de la posibilidad de que esté arrancando un nuevo superciclo para estos activos.

Varios dividendos récord

Los analistas ya están recogiendo el aumento de los dividendos de las principales mineras del sector. Las 20 compañías que más retribuyen, entre aquellas con más de 3.000 millones de euros de capitalización y que tienen al menos cinco analistas siguiéndolas, pasarán de retribuir un 3,24% con cargo a 2020 hasta el 5,21% en 2021.

Esta semana, el pasado martes, Glencore, que forma parte del índice Eco30 de elEconomista, anunció que recuperará el dividendo después de un año en suspenso, con un pago de 1.600 millones de dólares. La firma lo ha destacado tras anunciar unos resultados mejores de lo previsto por los analistas, al haber ingresado en torno a 4.400 millones de dólares durante el año pasado, un 14% más de lo previsto.

Por su parte, Rio Tinto "ha anunciado un dividendo de 3,09 dólares por acción, al que se sumará otro extraordinario de 0,93 dólares, que deja un pago total de 5,57 dólares, un payout del 72%, y un 14% superior a lo que esperaba el consenso", señalan desde Bank of America. BHP Billiton también ha anunciado un nuevo aumento, hasta niveles récord, de 1,01 dólares por acción para este año.

En el universo de los metales preciosos también se están produciendo aumentos en los pagos de dividendos. La sudafricana Sibanye Stillwater, la mayor minera del mundo de platino, también ha anunciado la semana pasada un nuevo pago sin precedentes, de 642 millones de dólares, que elevará la rentabilidad del dividendo hasta el 8,7%.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin