Bolsa, mercados y cotizaciones

Ramón Cirach (Arquia): "Nunca había sido tan arriesgado como ahora invertir de forma pasiva en renta fija"

  • "Nos gusta la deuda china; tiene buena calificación, paga un 4% y está menos afectada por el Covid"
  • "¿Por qué tener un plan de renta fija? Por diversificación. Aporta descorrelación y menos volatilidad"
Ramón Cirach recoge el galardón de Morningstar en 2020
Madrid

Ramón Cirach gestiona el plan de pensiones que mejor se comporta en la década entre los que invierten en renta fija, con un 3,6% de rentabilidad anualizada en los últimos 10 años. El gestor explica qué estrategia han seguido en los últimos años y cuál tienen en mente para seguir consiguiendo buenos resultados en el futuro.

¿Cuál es la estrategia de inversión de su plan de pensiones?

Llevo como gestor del plan desde 2018. En la segunda mitad de ese año tuvimos un rendimiento plano porque nos pusimos largos en soberano y en dólares. En 2019 fue todo lo contrario, tuvimos un comportamiento muy bueno. Lo que hicimos fue ponernos muy largos de crédito y conseguimos un retorno de 9,5%. Este año, hasta febrero tuvimos un rendimiento muy bueno, luego sufrimos por mantener esta exposición, pero a día de hoy estamos teniendo un rendimiento positivo del 1%. A pesar de la mala situación, el plan ha conseguido dar rentabilidades positivas.

"También quiero destacar que vemos más valor en los AT1 que en deuda financiera"

¿Es un plan global?

Sí, la principal característica es su flexibilidad. Tenemos dos enfoques: uno top down y otro bottom up. Partimos de la situación macroeconómica para analizar en qué momento estamos y en base a esto decidimos en qué tipo de activos queremos invertir, si queremos estar más largos en deuda gubernamental, en crédito, en deuda subordinada o financiera. Y al mismo tiempo realizamos una selección de aquellos bonos, fondos o ETF, cualquier tipo de activo de renta fija, que consideremos atractivo. Es un modelo bastante completo en este sentido.

¿Cuáles son los principales pesos de su cartera?

Ahora mismo tenemos entorno a un 15% de deuda financiera subordinada y esto incluye tanto AT1, CoCos, como LT2. Y hay un tipo de activo que nos parece interesante y que mucha gente los obvia, que son los legacy bonds. Son unos bonos emitidos por las entidades financieras hace muchos años que pagan un cupón muy alto y las entidades financieras tienen el incentivo de hacer call, por el alto cupón que están pagando, y de cara a Basilea III ya no computan como capital regulatorio. Muchas de estas emisiones están pagando un cupón interesante y están negociando 20 o 30 figuras por debajo de la par. También quiero destacar que vemos más valor en los AT1 que en deuda financiera. Por ejemplo, un bono senior del Santander a día de hoy paga un 0,15-0,20% a 6 años y al mismo tiempo un AT1 del Santander con un vencimiento a 6 años también está pagando un 6%. Entonces, es más arriesgado pero el riesgo/recompensa ofrece más sentido apostar por estas inversiones.

"Los reguladores están protegiendo más al bonista que al accionista"

¿Qué exposición tienen a emergentes?

En torno a un 10-15%. Todo está en euros. Nos gusta la deuda de Rumanía, tenemos algo en Latinoamérica y en divisa local lo único que tenemos es China. Una de las últimas incorporaciones que hemos hecho es un fondo de renta fija china, el Ninenty One All China Bond, que básicamente invierte en divisa local. Nos gusta por la calificación crediticia de China, que actualmente es A+, paga una yield a vencimiento de entorno al 4% y China está siendo menos afectada por el Covid, los niveles de inflación están cada vez más controlados, vemos potencial de apreciación del yuan sobre el resto de divisas.

¿Qué probabilidad dan a que los 'CoCos' terminen convirtiéndose en capital?

Baja. El sector financiero va a estar afectado por la situación económica actual, pero yo prefiero estar invertido en un CoCo que en renta variable. Básicamente porque con los requisitos de capital que se están exigiendo a las entidades financieras estás mermando la rentabilidad, los Roes de las entidades, y haces que sean más solventes al mismo tiempo. Los reguladores están protegiendo más al bonista que al accionista y en ese sentido veo que tiene más sentido apostar por el sector financiero a través de la deuda subordinada antes que por las acciones.

"Tiene más sentido apostar por el sector financiero a través de la deuda subordinada"

En los próximos años ¿va a ser más importante ser activo en la gestión de renta fija?

Sin duda, porque venimos de unos años en los que la renta fija daba unos rendimientos muy interesantes. En los años 80 los tipos eran de doble dígito y ahora están en cero prácticamente. En todo el mundo hay 17 billones de dólares de deuda con vencimiento negativo. El inversor en renta fija que ha estado con una duración media ya no va a tener estos rendimientos del pasado. La gestión activa es necesaria para encontrar ese plus de rentabilidad. La gestión pasiva es muy peligrosa porque las compañías y los gobiernos están aprovechando los bajos tipos de interés para emitir con menor cupón y al mismo tiempo con mayor vencimiento, de esta forma los índices de renta fija tienen menor yield y más riesgo de duración, por lo que nunca había sido tan arriesgado invertir de forma pasiva en renta fija.

¿Cómo cree que los ahorradores deberían de considerar a los planes de renta fija?

La reducción de la exención fiscal va a restar atractivo al ahorro en planes de pensiones y el propio producto resulta de por sí menos atractivo. ¿Por qué tener un plan de renta fija? Por diversificación, porque tener renta fija aporta descorrelación y menos volatilidad. Y si das buenos retornos, mejor. En 2018 cerramos planos, en 2019 un 9% neto y este año prácticamente estamos por encima del 1%. Es un resultado bueno.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.