Bolsa, mercados y cotizaciones

Fitch mantiene su calificación AAA sobre EEUU pero rebaja a "negativa" su perspectiva ante el deterioro de las cuentas públicas

Nueva York

La agencia crediticia Fitch Ratings ha mantenido la calificación AAA soberana de Estados Unidos respaldada una fortaleza estructural que incluye el tamaño de la economía, el alto ingreso per cápita y un entorno empresarial dinámico.

Sin embargo rebajaba de estable a negativa su perspectiva para reflejar el deterioro continuo de las finanzas públicas en la mayor economía del mundo. Fitch justifica su decisión alegando la ausencia de un plan de consolidación fiscal creíble.

"Hay un creciente riesgo de que las autoridades de EEUU no consoliden las finanzas públicas lo suficiente como para estabilizar la deuda pública después de que haya pasado el choque de la pandemia", aseguró Fitch en un comunicado.

Los déficits fiscales y la deuda ya estaban en un camino ascendente a medio plazo incluso antes del inicio del gran shock económico provocado por el coronavirus, que según la agencia de rating ha comenzado a erosionar la fortaleza crediticia tradicional del país.

Hasta ahora, según Fitch, EEUU se ha beneficiado de la emisión del dólar, la principal moneda de reserva a nivel mundial y de una flexibilidad financiera extraordinaria asociada, que han permitido que la tolerancia de su deuda pública sea más alta que la de otros países con calificación AAA. De hecho, el país contaba con la deuda pública más alta cuando se compara con cualquier soberano AAA antes de la crisis. 

No obstante en estos momentos Fitch proyecta que ésta supere el 130% del PIB para 2021. El análisis de la dinámica de deuda de la calificadora indica que el ratio de deuda con respecto al PIB podría estabilizarse temporalmente desde 2023 si los saldos fiscales vuelven a los niveles previos a la pandemia, pero solo asumiendo que las tasas de interés se mantengan muy bajas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.