Bolsa, mercados y cotizaciones

El Nasdaq atará en corto a las compañías chinas y planea expulsar a Luckin Coffee

Nueva York

Mientras a nivel comercial y diplomático las tensiones entre Estados Unidos y China continúan a flor de piel, las primeras plazas bursátiles a este lado del Atlántico comienzan a prestar mayor atención a la oleada de compañías del gigante asiático que han decidido probar suerte en el mercado de capital americano como cotizadas.

Si el propio presidente de EEUU, Donald Trump, ya insinuó la semana pasada estar vigilando de cerca a estas entidades, el Nasdaq informó oficialmente el pasado 15 de mayo a Luckin Coffee, el "Starbucks chino" sobre su intención de retirarla de su plataforma después de que la auditora Ernst & Young descubriera cómo la compañía hinchó sus ventas en 2019. 

En su aviso, el Nasdaq hizo referencia a las "preocupaciones de interés público" tras "fabricación" de cifras reveladas por la compañía en su informe anual y el fracaso de la compañía a la hora de revelar públicamente información material.

Luckin indicó que planea solicitar una audiencia con el Nasdaq, que podría ocurrir entre 30 y 45 días después de presentarla. La semana pasada, la compañía china despidió tanto a su consejero delegado como a su director de operaciones tras una investigación que revela como se inventaron transacciones por un valor aproximad de 310 millones de dólares.

Pero más allá de este caso, el Nasdaq tiene previsto presentar nuevos requisitos a las empresas que planean sus salidas a bolsa, una medida que dificultará que algunas compañías chinas se estrenen en el mercado de renta variable de EEUU. Según adelantó Reuters, esta decisión está motivada por la falta de transparencia contable de las entidades chinas que aspiran a lanza una operación pública de venta y por la frecuente relación de estas empresas con poderosos insiders.

Las nuevas reglas requerirán que las compañías de algunos países, donde se incluye China, recauden al menos 25 millones de dólares en su OPV o, como alternativa, al menos una cuarta parte de su capitalización de mercado posterior a su estreno en bolsa.

Esta es la primera vez que Nasdaq, capitaneado por su consejera delegada, Adena Friedman, pone un valor mínimo en el tamaño de las salidas a bolsa. Este cambio habría evitado que varias compañías chinas que actualmente cotizan en esta plaza bursátil hubieran logrado hacerlo en estos momentos. De hecho, de las 155 empresas chinas que cotizan en el Nasdaq desde 2000, 40 salidas a bolsa recaudaron menos de los 25 millones de dólares que podría requerir a partir de ahora, según datos de Refinitiv.

El Nasdaq, la New York Stock Exchange y NYSE American, las tres plazas bursátiles más grandes a este lado del Atlántico, acogen más de 156 compañías chinas, con una capitalización total aproximada de 1,2 billones de dólares. 

?En los últimos dos años, al menos 65 compañías chinas han salido a bolsa en EEUU, donde han recaudado hasta 10.400 millones de dólares. Solo en lo que llevamos de año se han estrenado 11 empresas, captando 1.200 millones de dólares, según los datos que recopila Renaissance Capital.

El año pasado se presentaron en el Capitolio al menos dos proyectos de ley bipartidistas que exigían un mayor escrutinio sobre las cuentas de las compañías chinas que cotizan públicamente en EEUU y obligarlas a cumplir con las normativas contables del país o enfrentar repercusiones, entre ellas la expulsión de la plaza bursátil estadounidense en la que operan.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Hummer
A Favor
En Contra

Un país con semejante transparencia y semejante respeto por los derechos humanos, debería estar vetado por el resto, por muy de monaguillos que vayan en occidente los socialcomunistas.

Puntuación 5
#1